PGN rescata a menor de 17 años por abuso sexual
 

Personal de la Procuraduría General de la Nación (PGN), la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Publico rescataron este jueves en la cabecera de Retalhuleu a una menor de 17años, y a su hija de 6 meses, quien es producto de un abuso sexual.

Por Rolando Miranda / Retalhuleu

Autoridades toman declaraciones de la menor rescatada. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Autoridades toman declaraciones de la menor rescatada. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

El rescate se efectuó durante un allanamiento en la vivienda de los abuelos de la víctima, ubicada en la comunidad Nueva Candelaria.         

Susana Herrera, delegada de la PNG, dio a conocer que tenían información de unas gemelas que eran víctimas de abuso sexual por parte de un vecino.

Al llegar a la vivienda de estas, se constató que una de las adolescentes había sido llevada a México, y la otra es la menor rescatada.

“Hasta el momento sabemos que una de las menores está en México, y la otra fue rescatada junto a su bebé, quienes serán puestas a disposición del juzgado de Paz”, refirió Herrera.

La delegada agregó que la menor y su hija vivían con sus abuelos, quienes desconocían que ellas eran víctimas de abuso sexual, por lo que dialogaron con ellos para darles  a conocer la situación, e indicarles que seguirán las investigaciones para tratar de encontrar a la otra menor.

Otros casos de abuso

El lunes último, Manuel Ical Chub, de 44 años, fue capturado en la capital,  sindicado de haber violado a una niña de 11 años en Alta Verapaz, quien quedó embarazada, informó la PNC.



Manuel Ical Chub es capturado por agentes de la PNC en la capital,  sindicado de violar a una niña en Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: PNC)
Manuel Ical Chub es capturado por agentes de la PNC en la capital, sindicado de violar a una niña en Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: PNC)


Fuentes policiales detallaron que Ical Chub tenía una relación sentimental con la madre de la menor y que aprovechó la cercanía con la niña para abusar de ella.

La denuncia fue presentada por familiares de la menor de 11 años, quien convivía con el sindicado y como resultado de la violación se encuentra en el quinto mes de embarazo.

El viernes último, el Juez de Femicidio de Quiché, Jorge Mynor Acevedo, dictaminó que Domingo Castro Alvarado, de 60 años, deberá de enfrentar juicio, se le señala de haber violado en reiteradas ocasiones a dos de sus nietas.

La Fiscalía de la Mujer del Ministerio Público (MP) informó que Castro Alvarado  es sindicado de violación con agravación de la pena y circunstancias especiales.

El señalado, quien fue capturado el 29 de abril del 2015, habría abusado de sus nietas de 13 y 11 años, durante el 2014, por lo que enfrentará 10 cargos. La acusación detalla que la mayor de las niñas fue abusada en al menos seis ocasiones y producto de las violaciones resultó embarazada.

El 16 de diciembre 2015, Ana Patricia Sagarminaga de Jacinto fue capturada en la cabecera de Escuintla, sindicada de haber obligado a su hija  a abortar, luego de que resultó embarazada por el ultraje del padre  y cónyuge de la detenida.

Datos relevantes

Guatemala registró al menos 58 mil embarazos en menores de 19 años durante los primeros siete meses del 2015, y 71 mil en total en 2014, según datos del Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (Osar).

En la región, entre los países con más porcentajes de madres jóvenes están Nicaragua  con 28%; Honduras,  26%; República Dominicana,  25%, y Guatemala y El Salvador,  24%, seguidos de Ecuador,  con 21%.

En 2014 se registraron en Guatemala 680 denuncias de abusos a menores, de los que solo 40 se resolvieron con condenada. Osar documentó en ese año un total de cinco mil 100 niñas de entre 10 y 14 años embarazadas; y en los primeros siete meses del 2015 otros tres mil 722 casos.

Muchas de estas jóvenes experimentan problemas de salud como consecuencia de estos abusos: anemia, infección del tracto urinario, complicaciones del parto, problemas de crecimiento intrauterino y bajo peso del recién nacido, entre otras complicaciones.

En el 2014, según los datos de Osar, se registraron siete muertes maternas en menores de 14 años.

Desde el 2009 existe en Guatemala la Ley Contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas que ha contribuido a condenar a algunos agresores, pero miles de niñas aún siguen dando a luz cada año producto de violaciones.