Antigua Guatemala cumple 36 años de haber sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad

Antigua Guatemala, Sacatepéquez, cumple este lunes 36 años de haber sido designada Patrimonio Cultural de la Humanidad, otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco); sin embargo, algunos sectores señalan el escaso interés por conservar  la ciudad colonial. 

Por Miguel López / Antigua Guatemala

Antigua Guatemala fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad el 26 de octubre de 1979. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Antigua Guatemala fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad el 26 de octubre de 1979. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Algunos pobladores señalaron que a pesar de la importancia del aniversario, para este lunes no fue programada ninguna actividad para celebrar la designación. Añadieron que tampoco ven esfuerzos por conservar el patrimonio y el tejido social de la Antigua Guatemala. 

Estuardo Rodríguez, de la Comisión Sociocultural que está conformada por vecinos,  explicó que la semana pasada, esa agrupación efectuó obras de teatro, conversatorios y otras actividades, con el fin de dar realce a la celebración y fortalecer la identidad de la población. 

María Fernanda Castellanos, especialista del programa cultural de la Unesco, dijo que el aniversario debe de enorgullecer a los antigüeños y a los guatemaltecos en general, porque reconoce el valor cultural, patrimonial e histórico que posee la ciudad colonial.

Castellanos añadió que Antigua Guatemala no está en riesgo de perder la categoría, pero que las autoridades deben de atender algunas recomendaciones y conocer los riesgos y amenazas que se presentan; además, se debe de mejorar el manejo de la ciudad, actualizar el Reglamento de Construcción y crear un plan de turismo cultural.

José Lorenti, guía turístico, dijo que las autoridades municipales no han solucionado algunas necesidades, y que lugares como la plaza central y algunos monumentos son contaminados reiteradamente por personas que hacen sus necesidades fisiológicas a la intemperie.

“Para nosotros es vergonzoso llevar a los turistas a monumentos y calles principales, si se encuentran con ese tipo de suciedad”, dijo Lorenti.