El Caminante retoma fuerzas en Antigua para seguir travesía

Oswaldo Ochoa, conocido como El Caminante, que protesta contra la corrupción, llegó este miércoles a Antigua Guatemala, Sacatepéquez, para descansar y retomar fuerzas, como parte de su recorrido que emprendió el domingo último en Quetzaltenango, y que culminará el sábado en la capital.

Por Miguel López / Antigua Guatemala

El Caminante recorre el parque central de Antigua Guatemala, Sacatepéquez. (Foto Prensa Libre: Miguel López)
El Caminante recorre el parque central de Antigua Guatemala, Sacatepéquez. (Foto Prensa Libre: Miguel López)

Ochoa indicó que salió esta mañana de Chimaltenango y que pernoctará en Antigua Guatemala, para salir de la ciudad Colonial el jueves con rumbo a San Lucas Sacatepéquez, lugar de su próxima parada.

El viernes llegará a Mixco y el sábado a la capital, donde se reunirá con manifestantes en la Plaza de la Constitución.

El Caminante aseguró que la idea nació al ver la historia de Mahatama Gandhi, para quien representó un gran triunfo efectuar una caminata como la de él.



Oswaldo Ochoa, El Caminante, descansa en el parque central de Antigua Guatemala, en donde pernoctará para reiniciar el jueves su travesía en contra de la corrupción hacia la capital. (Foto Prensa Libre: Miguel López)
Oswaldo Ochoa, El Caminante, descansa en el parque central de Antigua Guatemala, en donde pernoctará para reiniciar el jueves su travesía en contra de la corrupción hacia la capital. (Foto Prensa Libre: Miguel López)


Expuso que la idea es contribuir para erradicar la corrupción, impunidad, y otros delitos que se cometen también en el Organismo Judicial.

“Les pagan para que no hagan justicia, es decir está vendida”, expresó Ochoa.

Agregó que como guatemalteco le duele ver las condiciones en las que viven los campesinos en el área rural.





“En el Congreso está Alí Babá y sus 157 ladrones. Este Congreso solo ha sido un símbolo nefasto para los guatemaltecos”, expuso Ochoa.

Alidio Ochoa, uno de sus acompañantes, dijo que El Caminante cuenta con el respaldo de estudiantes de Quetzaltenango, y que la protesta que apoyan se unirá a las del sábado en la capital, donde se denuncian actos de corrupción descubiertos recientemente.





“Estamos pidiendo al presidente Otto Pérez Molina que renuncie ya, por dignidad”, puntualizó Ochoa.