Extorsiones agobian a taxistas en Antigua Guatemala

Taxistas que prestan servicio en el parque central y mercado municipal de Antigua Guatemala, Sacatepéquez, denunciaron que desde hace tres meses  son  víctimas de  extorsiones y ataques armados, por lo que exigen a las autoridades que implementen un plan para detener a los delincuentes.

Por Renato Melgar / Sacatepéquez

Los taxistas del parque central y del mercado municipal temen por su vida, en Antigua Guatemala, Sacatepéquez, debido a las extorsiones. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar)
Los taxistas del parque central y del mercado municipal temen por su vida, en Antigua Guatemala, Sacatepéquez, debido a las extorsiones. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar)

Un taxista afectado comentó que  a finales de enero los extorsionistas les exigieron  Q100 semanales por taxi, pero negociaron y aceptaron pagar Q75  cada uno.

“Después de tres meses dejamos de dar la extorsión porque el turismo bajó  y no tenemos suficientes ingresos para   pagar; sin embargo, como represalia los delincuentes incrementaron  los ataques armados. El más reciente se registró el pasado 28 de abril, cuando mataron a un compañero que se negó a pagar”, explicó.

Otro conductor  manifestó que luego del asesinato de su compañero presentaron la denuncia en la Policía Nacional Civil (PNC) y Ministerio Público, pero aún no ha habido resultados.

“Queremos  que las autoridades nos protejan, ya que tenemos familia y no queremos que nos pase algo malo”, expresó uno de los afectados, quien añadió que debido a la falta de empleo muchos no tienen otro medio de ingresos.

Forma de operar

Los extorsionistas obligaron a los 68 taxistas a comprar un celular para que ellos los   contacten y  les den los números de tres cuentas   bancarias en las que deben depositar la extorsión.

“Queremos  que las autoridades  nos protejan, ya que tenemos familia y no queremos que nos pase algo malo”. Piloto afectado, de Antigua Guatemala,  Sacatepéquez. 

Algunos  comentaron que los primeros en ser intimidados fueron los taxistas del mercado y  luego  los del parque central de la ciudad colonial. Añadieron que  a los  pilotos de San Felipe de Jesús no los pudieron extorsionar porque  son pocos.

“La falta de acción  de  las autoridades ha causado que los pilotos  se sientan desprotegidos y vivan en zozobra. Algunos prefirieron buscar otro trabajo, pero otros  no tienen otra opción y tienen  que arriesgar su vida”, explicó un transportista.

Añadió que cada día son  menos los taxistas que pagan la extorsión, lo cual  les  afecta, porque   la cuota les incrementa a los que sí lo hacen.

“Por el temor a más represalias son pocos los que  han decidido  denunciar  la extorsión; otros preferimos pagarla para evitar que nos ataquen, como lo hicieron con un compañero que  secuestraron cuando hacía una carrera en  un camino solitario de Parramos, Chimaltenango, y  luego lo atacaron a balazos, quien afortunadamente sobrevivió”, expresó un afectado.

Añadió que hace unos días el gobernador de Sacatepéquez, Jacinto Castro,  les ofreció incrementar la seguridad en el parqueo  de los taxistas, pero no ha cumplido.

Seguridad

Consultado al respecto, Castro    aseguró que   trabaja   en la implementación  de un plan de se seguridad  para  taxistas,   transportistas urbanos y extraurbanos del departamento.

Rodolfo Rosales, jefe de operaciones de la Comisaría 74, en   Sacatepéquez,   aseguró  que recientemente giró ordenes para que se agilice la   investigación,  por lo que  no descarta que en los próximos días se  efectúen algunas capturas de   presuntos extorsionadores que mantienen agobiados a los pilotos y transportistas en ese departamento.

Un agente de la PNC manifestó: “Entendemos la preocupación de los  afectados, pero deben ser pacientes y esperar a que   concluya  la  investigación”.