San Marcos

Perro rescatista muere envenenado  

Spaicy es el nombre del perro rescatista que murió envenenado el lunes último, en Río Blanco, San Marcos, y que participó en la búsqueda de víctimas del terremoto del 2012. 

Por Aroldo Marroquín / Río Blanco

Anmer Escobar junto a su perro Spaicy que murió el lunes último. (Foto Prensa Libre: Cortesía).
Anmer Escobar junto a su perro Spaicy que murió el lunes último. (Foto Prensa Libre: Cortesía).

Anmer Escobar, dueño de Spaicy, informó que el perro fue vital en la búsqueda de víctimas del terremoto del 2012 que afectó San Cristóbal Cucho, en el referido departamento.

“Esto es lamentable porque no le hacía daño a nadie. Mi perro aprendió el oficio de rescatista, cuando yo efectuaba mi labor de rescate y el can siempre me acompañaba”, expresó Escobar, quien también es rescatista. 

Bomberos Voluntarios de la cabecera de San Marcos lamentaron la muerte de Spaicy y recordaron que los acompañó en las actividades de rescate en el 2012.

Pidieron que las autoridades correspondientes investiguen lo sucedido, ya que el can era útil a la sociedad.

Escobar indicó que el perro permanecía en el patio de su vivienda en la aldea Maclen, Río Blanco, donde la madrugada del lunes pasado fue localizado muerto.

Añadió que en el inmueble había otros cuatro perros, que también murieron junto Spaicy. Explicó que los cinco canes tenían inflamado el vientre, por lo que afirma que alguna persona mal intencionada, les lanzó comida envenenada.