Familiares de reos molestos por suspensión de visitas 

Familiares de reos de la cárcel de El Boquerón, en Cuilapa, Santa Rosa, mostraron su inconformidad porque desde hace unos 20 días están suspendidas las visitas en esa prisión. 

Por Oswaldo Cardona / Cuilapa

Algunas personas permanecen en el ingreso a la cárcel de El Boquerón, con la intención de dejar alimentos a los internos. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona).
Algunas personas permanecen en el ingreso a la cárcel de El Boquerón, con la intención de dejar alimentos a los internos. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona).

María Elena Ramírez, una de las inconformes, indicó  que en los próximos días podría haber una manifestación, ya que no han podido ver a sus familiares. 

Dijo que exigirán que el Sistema Penitenciario (SP) les permita las visitas, pues según ella, se les violenta sus derechos humanos.   

Otra persona quien no quiso identificarse,  dijo que  desde la última requisa hace unos 20 días,  ya no los  permiten ingresar alimentos al recinto y, según ella, algunos agentes cometen abusos al venderles los alimentos a sus parientes internos. 

Héctor Morales, familiar de un recluso, informó que su hijo tiene varios meses de estar preso y desde que hubo cambio de autoridades en el penal,  no le han permitido que le  lleve alimentos. Agregó que la alimentación en el lugar no es la adecuada.

Señalan a guardias

Añadió que algunos guardias ingresan alimentos, pero se acercan a las celdas para vendérselos a los privados de liberta, quienes según él, no cuentan con dinero. 

Los inconformes indicaron  que manifestarán frente a la sede de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), porque no les han puesto atención.

Wilson Aguilar, de la PDH en Santa Rosa, afirmó que sí recibieron la denuncia de parte de un grupo de familiares de los internos. Añadió que se formuló un oficio y se envió a la dirección general del  SP, pero aún están a la espera de la respuesta  de la referida  institución.

Se debe respetar protocolo 

Rudy Esquivel, vocero del SP, afirmó que  por orden  de las altas autoridades de la institución,  las visitas permanecerán suspendidas hasta nueva orden, pues  se debe seguir con el protocolo, ya que se tomó el control de la cárcel. Anunció  que informarán de las decisiones que  se lleguen a tomar en los próximos días. 

Resaltó que si algún familiar de los presos  sabe que alguna persona comete alguna irregularidad durante la suspensión de visitas, la debe denunciar ante el Ministerio Público y aportar las pruebas pertinentes.