Pobladores piden cierre de basurero clandestino 

Vecinos y pilotos  se quejan de la  contaminación que causa un basurero clandestino  ubicado en la  orilla del tramo de la ruta que conduce al área urbana de Santa María Ixhuatán, Santa Rosa.

Por Oswaldo Cardona / Santa María Ixhuatán

Vertedero ubicado en la ruta al área urbana de Santa María Ixhuatán, San Rosa. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)
Vertedero ubicado en la ruta al área urbana de Santa María Ixhuatán, San Rosa. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)

El vecino Mario Melgar expuso que la acumulación de desechos en el km 72 de la citada ruta   no solo afecta la panorámica del lugar,  sino que también es una amenaza ecológica y contra la salud de los pobladores.

Melgar solicitó a las autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales que  deleguen personal para eliminar la basura de ese lugar porque produce olores nauseabundos, ya que malos vecinos tiran en ese lugar hasta animales muertos.

El piloto Álex Marroquín expuso que da tristeza ver cómo las autoridades de Gobierno y locales tienen abandonado el municipio.

Señaló  que el alcalde Alexis Quevedo  fue reelecto porque muchas personas se dejan convencer por una bolsa de víveres para  votar en  favor de determinado político, pero no le exigen que cumpla  las funciones que son  obligatorias de su cargo.

Agregó  que las autoridades municipales deberían  preocuparse por buscar lugares adecuados para depositar la basura.

José de la Rosa, delegado del Ministerio de Ambiente en Santa Rosa,  indicó que ya  ha recibido denuncias sobre ese basurero, pero es responsabilidad de las municipalidades de Cuilapa y Santa María Ixhuatán porque está ubicado en la línea divisoria, por lo que se les envió una notificación para que tomen medidas a ese respecto.

“Vamos a coordinar con las comunas para limpiar, aunque ya en otras ocasiones se han  quitado todos los desechos de ese lugar y  vecinos vuelven a  tirar basura”, afirmó.

Manuel Gutiérrez, concejal de Cuilapa, dijo que se ha  hecho limpieza varias veces,  pero  por ser un sitio limítrofe es  complicado controlar que no se tire basura.

Se buscó la reacción del alcalde de Santa María Ixhuatán, Alexis Quevedo,  pero no respondió su teléfono.