Asociación rechaza multa impuesta por Ambiente

La Asociación de Pequeños Hospedajes y Hoteles de Panajachel, Sololá, manifestó preocupación porque el Ministerio de Ambiente impuso una multa de Q25 mil a 40 de los 84 socios porque no cuentan con estudio de impacto ambiental, aunque los afectados aseguran que utilizan un mecanismo para no contaminar el Lago de Atitlán.

Por Ángel Julajuj / Sololá

Agremiado muestra uno de los biodigestores instalados en un hotel de Panajachel, Sololá, con el objetivo de no contaminar el Lago de Atitlán. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Agremiado muestra uno de los biodigestores instalados en un hotel de Panajachel, Sololá, con el objetivo de no contaminar el Lago de Atitlán. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

Los hoteleros indicaron que cada estudio tiene un costo de Q12 mil, lo que afecta su economía, ya que no disponen de la cantidad que exige la multa.

Carlos Mateo, presidente de la Asociación, indicó que desde el 2011 instalaron biodigestores para no contaminar el manto acuífero, y a pesar de eso les impusieron la multa de Q25 mil a cada uno.

Agregó que solicitaron al Ministerio que deje sin efecto la multa, ya que los 84 agremiados instalaron 164 biodigestores.

Según los asociados, han contratado los servicios de ingenieros ambientales para contar con otros estudios, de los cuales ya han presentado 26 al delegado de la cartera de Ambiente.

Afirmaron que preparan otros 25 estudios, para hacer un total de 51 expedientes.

Los sancionados pidieron un plazo de un año para cumplir con todas las exigencias, ya que las 40 multas de Q25 mil suman Q1 millón

La agremiada Celia Nohemí Pos dijo que no se explica por qué los hostigan, si no contaminan el Lago.

Los estudios de impacto ambiental son un mecanismo para garantizar que los proyectos cumplan con los requisitos mínimos para evitar la degradación de los recursos naturales, explicó Henry López, del Ministerio de Ambiente en Sololá.