Conozca algunas de las tradiciones de la Semana Santa guatemalteca

La Semana Santa es una época de reflexión y meditación, en la que, con procesiones y otras formas de expresión de fe, se  conmemora la pasión y muerte de Jesucristo, pero en muchas comunidades es la oportunidad de expresar sus tradiciones, algunas muy singulares y curiosas que evocan la religiosidad.

Por Óscar Felipe y corresponsales / Provincia

Para el historiador Aníbal Chajón, varias de las actividades están relacionadas con las festividades de primavera. “En la Semana Santa se da la primera luna llena de la primavera boreal, se acaba el frío y empieza el calor, la felicidad es latente porque se renueva la vida”, comentó.

Chajón destacó la celebración de Maximón en varias comunidades, específicamente en Santiago Atitlán, Sololá. “Es un fenómeno de culto muy interesante. Es la última supervivencia de la religiosidad prehispánica que queda en el país, que consiste en un envoltorio que representa  la justicia divina”, comentó Chajón.



Pasión en  vivo que organiza el Club Entusiasta Cuchumateco, en Chiantla, Huehuetenango,  en la que participan unos 125 actores. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Pasión en vivo que organiza el Club Entusiasta Cuchumateco, en Chiantla, Huehuetenango, en la que participan unos 125 actores. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)


En otras comunidades, como en la aldea Chivarreto, San Francisco El Alto, Totonicapán; además, en San Andrés Semetabaj y Santa Clara La Laguna, ambos en Sololá, desarrollan actividades con características violentas, golpes a puño limpio, azotes entre vecinos y la famosa Toronjeada, los cuales forman parte de la penitencia y son estímulos de crecimiento físico y desarrollo intelectual, según el cronista.

“Se tiene la creencia de que los chicotazos son un estímulo al crecimiento, y a las comunidades les permiten dirimir sus diferencias y limar  asperezas”, agregó Chajón.



En Santa  Clara La Laguna, Sololá, se desarrolla la  Toronjeada cada Viernes Santo, que forma parte de la penitencia. Dos equipos llenan bolsas o costales con naranjas y se las lanzan entre sí. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
En Santa Clara La Laguna, Sololá, se desarrolla la Toronjeada cada Viernes Santo, que forma parte de la penitencia. Dos equipos llenan bolsas o costales con naranjas y se las lanzan entre sí. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)


Últimamente han ganado  auge los vía crucis en vivo en varios lugares,  como el de  Chiantla, Huehuetenango, al que acuden cientos de personas  el  Viernes Santo.



En Santo Tomás La Unión, Suchitepéquez, los vecinos esperan con ansiedad el Viernes Santa para participar en el ritual Soltemos al cachudo, que consiste de una pelea entre centuriones y judíos. (Foto Prensa Libre: Melvin J. Popá)
En Santo Tomás La Unión, Suchitepéquez, los vecinos esperan con ansiedad el Viernes Santa para participar en el ritual Soltemos al cachudo, que consiste de una pelea entre centuriones y judíos. (Foto Prensa Libre: Melvin J. Popá)


La elaboración de alfombras, los platillos típicos de pescado, la miel, los molletes y las torrejas, también forman parte de las tradiciones gastronómicas de estas fechas.



En Santa Cruz Naranjo, Santa Rosa, celebran la Pasión de Cristo en vivo. Más de 40 jóvenes de diferentes comunidades participan como actores, y es organizada por más de 300 feligreses. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)
En Santa Cruz Naranjo, Santa Rosa, celebran la Pasión de Cristo en vivo. Más de 40 jóvenes de diferentes comunidades participan como actores, y es organizada por más de 300 feligreses. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)




En varios lugares de Retalhuleu se vive la fe y la tradición con la  quema del muñeco de Judas, una actividad considerada  pagana por la Iglesia, pero es parte de las tradiciones de Semana Santa. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol)
En varios lugares de Retalhuleu se vive la fe y la tradición con la quema del muñeco de Judas, una actividad considerada pagana por la Iglesia, pero es parte de las tradiciones de Semana Santa. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol)




En San  Andrés  Semetabaj, Sololá, cada Sábado de Gloria se celebra el Xutío, que representa el arrepentimiento de Judas. La población  se azota con una vara de árbol de membrillo. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
En San Andrés Semetabaj, Sololá, cada Sábado de Gloria se celebra el Xutío, que representa el arrepentimiento de Judas. La población se azota con una vara de árbol de membrillo. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)




Desde hace  más de un siglo, cada Viernes Santo se lleva a cabo una pelea a puño limpio en la aldea Chivarreto, San Francisco El Alto, Totonicapán. La actividad forma parte de las penitencias de la fecha. (Foto Prensa Libre: Édgar Domínguez)
Desde hace más de un siglo, cada Viernes Santo se lleva a cabo una pelea a puño limpio en la aldea Chivarreto, San Francisco El Alto, Totonicapán. La actividad forma parte de las penitencias de la fecha. (Foto Prensa Libre: Édgar Domínguez)




Los centuriones  de Tecpán, Chimaltenango, escenifican a soldados romanos. La tradición data de 1941, y en la actualidad existen ocho grupos que acompañan las procesiones del Domingo de Ramos y Viernes de Santo. (Foto Prensa Libre: José Rosales)
Los centuriones de Tecpán, Chimaltenango, escenifican a soldados romanos. La tradición data de 1941, y en la actualidad existen ocho grupos que acompañan las procesiones del Domingo de Ramos y Viernes de Santo. (Foto Prensa Libre: José Rosales)


Con información de Á. Julajuj, E. Domínguez, J. Tizol, J. Rosales, O. Cardona, M. Popá y M. Castillo