Dejan en libertad a piloto que protagonizó trágico accidente

El juez de Primera Instancia Penal de Sololá, Otto Felipe Vásquez, dictó libertad por medio de una medida sustitutiva a Adonaí Ismael Bámaca Lorenzo, de 28 años, piloto de los transportes Tacana, quien  protagonizó  el accidente de autobús el pasado 28 de marzo en Nahualá, donde perdieron la vida 19 pasajeros y otros 32 resultaron heridos.

Por Ángel Julajuj / Sololá

Adonaí Ismael Bámaca Lorenzo, piloto de autobús, fue dejado en libertad por medio de una medida sustitutiva. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Adonaí Ismael Bámaca Lorenzo, piloto de autobús, fue dejado en libertad por medio de una medida sustitutiva. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

Héctor Samayoa, abogado defensor, comentó que la ley faculta al sindicado de tener  medida sustitutiva debido a que las circunstancias cambiaron y ahora hay 14 desistimientos.

“Ya se corroboró la dirección exacta y la aseguradora ya cumplió con más del 50 por ciento del pago de las víctimas”, añadió Samayoa.

Vilma Tuch, fiscal del Ministerio Público, dijo que temen que el acusado por los delitos homicidios y lesiones culposos se fugue, pues vive en una comunidad fronteriza con México,  por lo que solicitó al juez que permaneciera en prisión preventiva, mientras que se continua con a las investigaciones.

Sin embargo el juzgador le  otorgó una medida sustitutiva a Bámaca Lorenzo, quien deberá pagar una caución económica de Q10 mil y debe presentarse a firmar el libro de asistencia a cada 8 días al Juzgado de Tejutla, San Marcos, mientras se concluye el caso.

“Existe la garantía de que permanecerá en el país, porque no tiene antecedentes penales”, dijo Vásquez.

Antecedentes

El percance ocurrió el pasado 28 de marzo, cuando el autobús cayó en un barranco en el kilómetro 160 de la ruta Interamericana, Nahualá, Sololá,  y dejó al menos 19 personas muertas y más de 33 heridas.

El autobús accidentado, de los transportes Tacaná, se dirigía de San Marcos hacia la capital y, según testigos, viajaba sobrecargado con 75 pasajeros.

Los heridos fueron trasladados a la emergencia del Hospital Nacional de Sololá con golpes de consideración.

Uno de los pasajeros relató que el piloto del autobús conducía a excesiva velocidad y que en una curva perdió el control del automotor, lo que originó que cayera en un barranco de unos cien metros de profundidad.