Tribunal condena a culpable de muerte de mujer y su hija 

Diego Ixquiatap López fue condenado a 57 años de cárcel de Sololá, culpable de femicidio, asesinato y homicidio preterintencional. 

Por Ángel Julajuj / Sololá

Archivado en:

Femicidio Homicidio Sololá
Diego Ixquiatap López fue sentenciado a 57 años de cárcel por tres muertes en Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj).
Diego Ixquiatap López fue sentenciado a 57 años de cárcel por tres muertes en Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj).

Ixquiatap López de 32 años, fue condenado este jueves por el Tribunal de Sentencia Penal de Femidicio y otras formas de Violencia contra la Mujer del referido departamento, luego de que se comprobara que es culpable de la muerte de María Jamines Guachiac, de 34 años,  y de Lilian Griselda Ixquiatap Jamines, de 9, hija de la víctima. 

Por estas dos muertes fue hallado culpable de femicidio y asesinato, delitos por los que recibió 55 años de prisión. También fue declarado culpable de homicidio preterintencional por la muerte del bebé que esperaba María Jamines, quien al momento del crimen tenía cuatro meses de gestación; por este caso, fue condenado a otros dos años de cárcel. 

De acuerdo con la acusación, los crímenes fueron cometidos el 10 de abril de 2015, en un área boscosa de la aldea San Juan Argueta, en la cabecera de Sololá.

Aparte, Manuel Ixquiatap López, de 39, hermano del sentenciado y quien también era señalado en el caso, fue absuelto, debido a que el tribunal no encontró los elementos probatorios para condenarlo.

El juicio se desarrolló en siete audiencias que contaron con narración de los hechos de parte de testigos, pruebas documentales, dictamen de investigadores y reconocimientos judiciales en el lugar de los hechos.

Según las pruebas, María Jamines y su hija murieron por asfixia por estrangulamiento y trauma cerrado de abdomen  y, el feto murió por los golpes que la madre sufrió en el vientre.

Carlos Quiñónez, represente del Ministerio Público, afirmó que apelará la sentencia de ambos acusados, porque se presentaron las pruebas contundentes para que recibieran las pena máxima.



Los cuerpos de la mujer y su hija estaban semienterrados en una zona montañosa de San Juan Argueta, Sololá. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los cuerpos de la mujer y su hija estaban semienterrados en una zona montañosa de San Juan Argueta, Sololá. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).


Manuel Ixquiactap, absuelto, indicó que se hizo justica, “soy inocente de lo que se me acusa, no tengo nada que ver con la muerte de María Jamines, yo no soy capaz hacer daño a nadie, pero finalmente se comprobó mi inocencia; mientras, permanecí nueve meses en prisión injustamente”, manifestó.

Manuel Jamines, padre de María, dijo que la sentencia no está acorde con de los delitos cometidos. “Espero que se dé con lugar la apelación, los dos son responsables de la muerte de mi hija y de mi nieta y tienen que pagar con todo el peso de la ley”, expresó.

Manuel Tambriz, abogado defensor de Manuel Ixquiactap, dijo que la resolución del tribunal está apegado a Derecho, ya que  se demostró que su defendió no tuvo ninguna participación con los delitos de los que fue acusado.