Hallan cadáveres estrangulados de comerciante y su trabajador

Los cuerpos de dos personas fueron hallados la noche del martes último con señales de haber sido ahorcados, en un barranco de unos 200 metros de profundidad, ubicado entre San Francisco Zapotitlán y Pueblo Nuevo, Suchitepéquez, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Omar Méndez / Suchitepéquez

Dos cadáveres fueron hallados en un barranco entre San Francisco Zapotitlán y Pueblo Nuevo, Suchitepéquez. (Foto Prensa Libre: Omar Méndez)
Dos cadáveres fueron hallados en un barranco entre San Francisco Zapotitlán y Pueblo Nuevo, Suchitepéquez. (Foto Prensa Libre: Omar Méndez)

Las víctimas fueron identificadas como la comerciante Evelyn Argueta Valladares, de 37 años, y su trabajador, José Calixto Chinchilla Ordóñez, 24, quienes también sufrieron diversos golpes, ya que pudieron haber sido lanzados desde la orilla de la carretera, indicaron agentes policiales.

Según las investigaciones preliminares, Chinchilla Ordoñez laboraba para Argueta Valladares, quien era propietaria de un negocio en Mazatenango, y se dirigían a entregar varios quintales de abono a un cliente cuando fueron asesinados.

Ambos habrían salido de Mazatenango en la tarde del martes, pero fue hasta en horas de la noche cuando vecinos del área localizaron un vehículo con las puertas abiertas, en el cual se trasladaban.

Pobladores indicaron que cuando se percataron del automóvil abandonado buscaron en el área indicios de lo que pudo haber ocurrido y encontraron los cadáveres, por lo que dieron aviso a la PNC.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores de la PNC, es que Argueta Valladares fue a hacer un retiro de efectivo a una agencia bancaria de Mazatenango y pudieron haber sido víctimas de un asalto cuando se dirigían a entregar mercadería.

También indicaron que se pudo haber tratado de una venganza contra la comerciante, por lo que investigarán las dos hipótesis.