Hemeroteca

475 años de noticias nacionales

La Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) propuso en 1948 fijar un día para celebrar al gremio periodístico, siendo éste el 30 de noviembre de cada año. La conmemoración quedó oficializada en 1972 por el Congreso de la República.

Por Hemeroteca PL

Redacción de Prensa Libre en la década de 1980. (Foto: Hemeroteca PL)
Redacción de Prensa Libre en la década de 1980. (Foto: Hemeroteca PL)

Guatemala no solo es uno de los países más viejos del continente, sino también una de las cunas del periodismo americano.

"Sábado, a diez de septiembre de mil quinientos y cuarenta y un años a dos horas de la noche; habiendo llovido jueves y viernes, no mucho ni mucha agua, al dicho sábado se aseguró como dicho es. Y dos horas de la noche hubo una gran tormenta de agua de lo alto del volcán que está encima de Guatemala y, fue tan subida, que no hubo lugar de remediar los muertos y daños que se recrecieron”.

El párrafo anterior es un extracto del reportaje considerado como el primero en castellano escrito en América, por el cronista Juan Rodríguez Cabrillo, el 10 de septiembre de 1541.

El artículo hace alusión a la inundación del Valle de Almolonga, causada por el Volcán de Agua y que ocasionó la muerte de Doña Beatriz de la Cueva, viuda de Don Pedro de Alvarado. Aunque fue publicado en México, según la académica Catalina Barrios y Barrios es el punto de partida del periodismo colonial guatemalteco.

El periodismo más formal no aparecería en el país sino hasta unos 200 años después, cuando el concepto de la gaceta entró en boga, a finales del siglo XVII y principios del XVIII, con el auge de la imprenta, y aunque la primera llegó a este territorio en 1660 —fue, a la vez, la cuarta en América—, la famosa Gazeta de Guatemala no vería la luz sino hasta 1729, con lo que se convirtió en la segunda publicada en el Nuevo Mundo.





Mucho de lo que sabemos de la imprenta en sus primeros años se lo debemos al literato guatemalteco José Milla, quien describe que tenía una publicación mensual de tres a cuatro páginas que abarcaban temas como fiestas cívicas y religiosas, algunos sucesos de las provincias y datos estadísticos del comercio.

De acuerdo con la clasificación de Barrios y Barrios en su libro Estudio Histórico del Periodismo Guatemalteco, es gracias a la influencia de la Ilustración francesa que en el país empieza la etapa del periodismo de combate, que estuvo representado por los célebres semanarios El Editor Constitucional, de Pedro Molina —al que más tarde se le cambió el nombre por El Genio de la Libertad— y El Amigo de la Patria, de José Cecilio del Valle, ambos publicados por primera vez en 1820.

Hacia 1871, Justo Rufino Barrios y Miguel García Granados acabaron con la larga trayectoria política conservadora iniciada por Rafael Carrera y dieron pie a una serie de cambios sociopolíticos y económicos para instaurar un régimen más liberal en el país.

Entre esos cambios, en que la libertad de expresión, tanto de culto como de imprenta, fueron muy importantes, ve la luz el Diario de Centro América, fundado en 1880 por el inglés Marco J. Kelly, quien estaba casado con la guatemalteca Carlota Hernández Oteroy. Ese periódico todavía sigue en circulación.

De la misma época es La República, una publicación semanal iniciada en 1871. En este período se registraron, además, alrededor de cien publicaciones más, entre las que vale destacar el trabajo de Vicenta Laparra de la Cerda, primera mujer directora de una publicación y una de las fundadoras de El Ideal, una “Revista católica ilustrada de literatura, instrucción, información y variedades”, según se leía en su encabezado.



Redacción de Prensa Libre en 2016. (Foto: Hemeroteca PL)
Redacción de Prensa Libre en 2016. (Foto: Hemeroteca PL)


A la llegada del siglo XX, el escenario periodístico del país ya era bastante rico en cuanto a publicaciones semanales y mensuales, de naturaleza cultural, mercantil y analítica. Dos de ellas fueron La Hora, diario fundado en 1920 por el periodista Clemente Marroquín Rojas, y El Imparcial (1921-1983).

María Eugenia Gordillo, actual directora de la Hemeroteca Nacional y periodista de larga trayectoria, recuerda cómo un sábado, hace 65 años, “aparecieron los señores Pedro Julio García y Salvador Girón Collier en mi casa, por la mañana, para anunciar a mi padre, el abogado Rafael Gordillo Macías, que estaban listos para realizar la escritura constitutiva de su nuevo periódico”.

Por supuesto, en aquel momento estaba por nacer uno de los diarios generalistas con más fuerza informativa en el país, Prensa Libre, fundado el 20 de agosto de 1951, que tendría las novedades de proveer una gran variedad de productos y suplementos como complemento a su labor periodística.