Hemeroteca

2014: fuerte sismo sacude el país

A las 5.24 horas del lunes 7 de julio de 2014, un potente sismo de 6.4 grados en la escala de Richter sacudió doce departamentos del país.

Por Hemeroteca PL

Portada del 8 de julio de 2014, cuyo titular destaca el sismo del día anterior. (Foto: Hemeroteca PL)
Portada del 8 de julio de 2014, cuyo titular destaca el sismo del día anterior. (Foto: Hemeroteca PL)

El sismo ocurrió un año y ocho meses después de que otro terremoto causara serios daños en San Marcos y otros departamentos del suroccidente.

El seísmo del 7 de julio dejó dos muertos, incluyendo una recién nacida, 81 heridos, 115 damnificados, 21 mil afectados y miles de quetzales en pérdidas materiales.

El sismo fue sensible a las 5.24 horas en doce de los veintidós departamentos del país, aunque los más afectados fueron San Marcos y Suchitepéquez, informó en aquella oportunidad Eddy Sánchez, director del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteología e Hidrología (Insivumeh).

Según Sánchez, el “sismo fuerte o violento”, como lo llamó, tuvo mayor impacto en el país, debido a que el epicentro se localizó a 130 km de profundidad y a escasos 33 km al suroeste de San Marcos, en el estado mexicano de Chiapas, México.

El movimiento fue tan fuerte que se dejó sentir en México DF y El Salvador.

Afectados

Según informó Prensa Libre el 8 de julio de ese año, la bebé murió cuando le cayó un pedazo de cielo falso en el Hospital Nacional de San Marcos.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informó ese día que la bebé había nacido el domingo 6 de julio en la noche, y que permanecía en una cuna al lado de su madre.

Lamentablemente, y por el mal estado de las instalaciones, parte del cielo falso de la sala donde se encontraban ambas se desprendió y cayó sobre la cuna.

La otra víctima mortal, una mujer de 74 años, supuestamente murió de un paro cardíaco, aunque tal versión no fue confirmada por la Conred.

La mayoría de personas no se habían levantado o se preparaban para el trabajo, los quehaceres domésticos o la escuela.

Las cifras proporcionadas por la Conred siempre fueron más bajas que las proporcionadas por las autoridades locales.



Sibinal fue el municipio de San Marcos con mayores daños. (Foto: Hemeroteca PL)
Sibinal fue el municipio de San Marcos con mayores daños. (Foto: Hemeroteca PL)


Departamento más dañado

San Marcos fue sacudido por otro terremoto, el 7 de noviembre de 2012. La mayor parte de las construcciones antiguas y un buen porcentaje de recientes resultaron con daños ese día.

El terremoto del 7 de julio de 2014 terminó de derrumbar lo que aún no había sido descombrado o lo que permanecía en pie pero con agrietaduras.

En 2014, en San Marcos se reportaron 400 viviendas afectadas, mil 500 con daños leves y 246 personas evacuadas; además, 26 escuelas debieron ser demolidas, y el templo parroquial de San Pedro Sacatepéquez quedó con daños irreparables.

A raíz del terremoto de 2014 fueron habilitados nueve albergues para atender a 54 familias de viviendas destruidas en el área rural.

También se reportaron daños en los municipios costeros de El Quetzal, La Reforma y Nuevo Progreso, donde hubo derrumbes y daños en los camposantos.

Dos días después se confirmó que el municipio marquense más afectado fue Sibinal, donde más de 600 viviendas quedaron inhabitables; además, decenas de comunidades quedaron aisladas por derrumbes.





En el caso de Quetzaltenango, los municipios más afectados por el seísmo fueron La Esperanza, Cajolá, Sibinal y Palestina de los Altos.

En Sololá se reportaron 45 casas destruidas, 90 con daños serios y una mujer lesionada de gravedad. El municipio que sufrió más el embate fue Santa Clara La Laguna.

Retalhuleu no se libró de la fuerza del terremoto, que causó daños en la cabecera departamental, Champerico, San Martín Zapotitlán y San Felipe.

Suchitepéquez reportó daños en escuelas de la cabecera, San Antonio, Santo Tomás La Unión y Patulul. El templo de Samayac, de cuatro siglos de antigüedad, quedó con daños severos en la fachada.

Quiché solo reportó daños en el muro perimetral del hospital, y Huehutenango informó de 129 viviendas dañadas y mil 197 afectados.

Un aspecto común en ambos terremotos es que dejó al desnudo la fragilidad de las construcciones de esos departamentos, debido a que incluso construcciones recientes cedieron ante la fuerza del cataclismo.

Cámaras de seguridad captaron el movimiento telúrico del 7 de julio de 2014. (Video: Prensa Libre TV)