Hemeroteca

Asume el primer gobierno de la Revolución

El 15 de marzo de 1945 toma posesión de la presidencia de la República, el doctor Juan José Arévalo Bermejo, elegido por voluntad popular en las elecciones del año anterior. 

Por Néstor Galicia

Foto del 15 de marzo de 1945 acompañan a Arévalo, con la banda presidencial,: Francisco Javier Arana, Jorge Toriello y Jacobo Árbenz, miembros de la Junta Revolucionaria de 1944. (Foto: Hemeroteca PL)
Foto del 15 de marzo de 1945 acompañan a Arévalo, con la banda presidencial,: Francisco Javier Arana, Jorge Toriello y Jacobo Árbenz, miembros de la Junta Revolucionaria de 1944. (Foto: Hemeroteca PL)

Catorce años después los guatemaltecos pudieron contemplar otra transmisión de mando presidencial, ya que el general Jorge Ubico había asumido el poder en 1931, extendiendo su mandato durante todo este tiempo hasta la victoria de la Revolución de 1944.

La Junta de Gobierno que se formó después del movimiento revolucionario del 20 de octubre, cuando integrada por el ciudadano Jorge Toriello, el mayor Francisco Javier Arana y el capitán Jacobo Árbenz Guzmán, había convocado a elecciones de Asamblea Constituyente, primero y presidenciales después, habiendo obtenido el triunfo con una mayoría abrumadora, el pedagogo doctor Juan José Arévalo.

El entusiasmo de los guatemaltecos era grande, al fin se respiraban aires de libertad; ese jueves 15 de marzo de 1945, se inició la sesión en el Congreso a las 10.55 horas, para elegir al jefe de las fuerzas armadas, la que recayó en el mayor Arana.



El presidente Juan José Arévalo Bermejo el día de la toma de posesión, 15 de marzo de 1945.  (Foto: Hemeroteca PL)
El presidente Juan José Arévalo Bermejo el día de la toma de posesión, 15 de marzo de 1945. (Foto: Hemeroteca PL)


A las 11.30 horas llegaron al Congreso los miembros de la junta de gobierno; el presidente de la Asamblea Constituyente, licenciado Jorge García Granados se puso de pie para jurar la nueva Constitución y seguidamente declaró disuelta la Constituyente.

Eran alrededor de las 13.10 horas, cuando el presidente de la asamblea, licenciado Manuel Galich, impuso la banda presidencial al doctor Arévalo, en medio de la alegría general del público e invitados especiales que abarrotaban el palacio legislativo.



La banda presidencial que usara el presidente Arévalo se conserva actualmente en el Museo Nacional de Historia. (Foto: Hemeroteca PL)
La banda presidencial que usara el presidente Arévalo se conserva actualmente en el Museo Nacional de Historia. (Foto: Hemeroteca PL)


Misiones especiales

Asistieron al acto de transmisión del poder presidencial, veintiún misiones especiales, las que presentaron sus cartas credenciales a la junta de gobierno, la víspera, en el salón de oro y marfil del Palacio Nacional; además de las misiones especiales, se acreditaron los representantes diplomáticos residentes, con carácter de embajada extraordinaria de la Santa Sede, Costa Rica, República Dominicana, Brasil, Nicaragua, Estados Unidos, Chile, Panamá, Cuba, Colombia, Países Bajos y China.



Juan José Arévalo gobernó del 15 de marzo de 1945 al 15 de marzo de 1951. (Foto: Hemeroteca PL)
Juan José Arévalo gobernó del 15 de marzo de 1945 al 15 de marzo de 1951. (Foto: Hemeroteca PL)


Las misiones especiales fueron las de Francia, Perú, Venezuela, Honduras, Haiti, Dinamarca, Suecia; delegación especial de Yugoslavia y el presidente del congreso de Costa Rica.De Estados Unidos vino el señor Spruille Braden, como embajador extraordinario en misión especial, representando al presidente Roosevelt.

La gestión Arevalista

Arévalo Bermejo asumía el poder sin culpa alguna respecto a la deuda externa. Además, su asunción coincidía con el final de la Segunda Guerra Mundial, cuya época fue bautizada como la de "buena voluntad y de tolerancia entre las naciones".



Mitin durante la campaña del doctor Juan José Arévalo en 1944. (Foto: Hemeroteca PL)
Mitin durante la campaña del doctor Juan José Arévalo en 1944. (Foto: Hemeroteca PL)


Pero no sólo eso. También el precio del café había subido cuantiosamente en el mercado internacional, lo cual permitió al gobierno arevalista tomar cierta bonanza económica. Lo más importante, sin embargo, es que las condiciones que se presentaban eran propicias para promover la modernización del país, lo cual hizo posible una serie de conquistas sociales, laborales, culturales y educativas.

Se crearon las escuelas Normal Rural "La Alameda", de Agricultura, de Servicio Social; las facultades de Humanidades y Agronomía, así como las escuelas de Ciencias Económicas y Humanidades, en Quetzaltenango.

Asimismo, en el aspecto cultural surgieron el Instituto Indigenista Nacional, el Instituto de Antropología e Historia y la editorial "José de Pineda Ibarra". Uno de los logros que aún se mantiene vigente es la Ley de Escalafón del magisterio; además, se impulsaron las escuelas Tipo Federación, en un concepto novedoso que no ha podido superarse.



El presidente Arévalo firmando el decreto que creaba el Código de Trabajo. (Foto: Hemeroteca PL)
El presidente Arévalo firmando el decreto que creaba el Código de Trabajo. (Foto: Hemeroteca PL)


En cuanto a la política internacional, el gobierno de Arévalo Bermejo, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, declaró caduco el tratado "Wyke-Aycinena" —que trataba sobre la situación de Belice— suscrito en 1859, además renaciendo el sueño de la unión centroamericana.

El Gobierno mantuvo sus reservas respecto de los préstamos de la comunidad internacional, pues Arévalo Bermejo mantenía el principio de que cuando Guatemala recibía un empréstito en dólares con la mano derecha, con la izquierda se estaba entregando la Soberanía de la Patria.

Probablemente por esas actitudes, en algunos casos rebelde, enfrentó una serie de intentos de golpes de Estado, levantamientos y conjuraciones. Sin embargo, logró entregar el cargo al coronel Jacobo Arbenz Guzmán, el 15 de marzo de 1951.