Hemeroteca

Atentados terroristas contra la Consulta Popular de 1994

El 21 de enero de 1994 trascendían una serie de atentados en varios puntos de la ciudad capital y en el interior del país, según las autoridades su objetivo era el de disuadir a la población para que participara en la consulta popular que reformaría la Constitución.

Por Hemeroteca PL

El presidente del Congreso, Vinicio Villar Anleu, observa el agujero causado por una explosión frente a la sede del Legislativo. (Foto: Hemeroteca PL)
El presidente del Congreso, Vinicio Villar Anleu, observa el agujero causado por una explosión frente a la sede del Legislativo. (Foto: Hemeroteca PL)

El primero de estos atentados tuvo lugar dos días antes, en la 18 calle y 6a. avenida "A" frente al edificio de la Tipografía Nacional, donde desconocidos lanzaron contra un grupo de personas una granada.

En ese ataque resultaron heridas dieciocho personas que esperaban abordar un autobús del transporte público. Según testigos, además de los que esperaban el bus, resultaron heridos otros que ingerían alimentos en las ventas ceranas, cuando individuos que viajaban en un vehículo color amarillo lanzaron una granada. 

Ese mismo día, agentes de la Policía Nacional desactivaron una bomba panfletera en el parqueo del centro comercial La Pradera, ubicado en la zona 10. Según versión de agentes de la seguridad del comercial, el artefacto explosivo fue colocado dentro de una caja de pastel y el detonador en un bote de aceite para vehículo, en el interior de un depósito de basura. La policía informó que los volantes contenían propaganda del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), miembro de la URNG. 

Al día siguiente, 20 de enero una fuerte carga de dinamita fue detonada frente a la sede del Congreso de la República en la 9a. avenida de la zona 1. En dicho atentado resultó fallecida una persona identificada como Elidio Amado Vásquez Velásquez y otras dieciocho personas resultaron heridas. 



Titular de Prensa Libre del 21 de enero de 1994 en el que se informa del atentado terrorista frente a la sede del Congreso, en la víspera de la Consulta Popular. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 21 de enero de 1994 en el que se informa del atentado terrorista frente a la sede del Congreso, en la víspera de la Consulta Popular. (Foto: Hemeroteca PL)


Expertos en explosivos de la PN informaron que el artefacto estaba compuesto por tres libras de TNT. Los vidrios de las ventanas del Congreso volaron y la onda expansiva provocó daños en los distintos comercios aledaños y al Instituto Central para Varones, situado frente al edificio del Organismo Legislativo.

Al momento de la violenta detonación fueron regados cientos de panfletos del Ejercito Guerrillero de los Pobres (EGP). Las autoridades dijeron que existen tres grupos de terroristas en Guatemala, pues el metodo que usan para colocar bombas es diferente y la que fue colocada frente al Congreso es la del tipo rompedoras pues al momento de la detonación brotan ondas finas con efecto de choque, que pueden matar a una persona que esté cerca.



Nota del 20 de enero de 1994 informando sobre un atentado en contra de transeúntes en la 18 calle zona 1. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota del 20 de enero de 1994 informando sobre un atentado en contra de transeúntes en la 18 calle zona 1. (Foto: Hemeroteca PL)


Consulta sigue

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) no suspenderá la consulta popular pese a los actos terroristas ocurridos en los últimos días en el país, declaró el presidente de ese organismo, licenciado Fernando Antonio Bonilla Martínez.

Destacó que los acontecimientos ocurridos llevan el propósito de boicotear la consulta, pero el TSE debe cumplir con la solicitud del Congreso. Destacó que esta actividad sólo puede ser suspendida con una resolución de la Corte de Constitucionalidad.

Bonilla Martínez manifestó que las acciones terroristas perpetradas de manera irracional por grupos de desconocidos, sólo buscan desestabilizar a la nación, por lo que deben terminar toda vez que somos un pueblo civilizado amante de la paz y que odia los actos belicistas.

Guerrilla acusa a Ejército

Por su parte la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) responsabilizó a "escuadrones de la muerte entrenados y organizados por el Estado Mayor del Ejército", del atentado contra un grupo de personas ocurrido en la 6a. avenida y 18 calle de la zona 1.



Detalle de la nota del 21 de enero de 1994 donde aparece la propaganda encontrada en los diferentes atentados atribuidos al Ejército Guerrillero de los Pobres. (Foto: Hemeroteca PL)
Detalle de la nota del 21 de enero de 1994 donde aparece la propaganda encontrada en los diferentes atentados atribuidos al Ejército Guerrillero de los Pobres. (Foto: Hemeroteca PL)


Según un comunicado de prensa de la agencia Noticias de Guatemala (NG), la URNG señaló que la granada lanzada por desconocidos y que causó la muerte de un transeúnte, proviene de sectores opuestos a la solución política y negociada del conflicto armado.

Añade que los grupos que han realizado esas acciones desde el 28 de noviembre pasado, fueron organizados y entrenados por el Estado Mayor del Ejército, dependencia que dirige el general José Luis Quilo Ayuso y cuyo subjefe es el general Marco Antonio González Taracena, actual miembro de la comisión de paz gubernamental.