Hemeroteca

Avión se estrella al final de pista en Aeropuerto La Aurora en 1995

Prensa Libre destacaba en su edición del 29 de abril de 1995 un grave accidente aéreo protagonizado por una aeronave que se estrelló al final de la pista sur del Aeropuerto Internacional La Aurora.

Por Hemeroteca PL

El avión DC-8 se incendia sobre varias viviendas de la colonia La Libertad, zona 13. (Foto: Hemeroteca PL)
El avión DC-8 se incendia sobre varias viviendas de la colonia La Libertad, zona 13. (Foto: Hemeroteca PL)

Seis personas muertas, dos desaparecidas, cuatros más heridas, cuatro casas destruidas, 15 familias damnificadas y pérdidas materiales por Q20 millones fue el resultado del accidente aéreo.

El piloto de un avión de carga DC-8, no tuvo suficiente espacio para aterrizar y detener la aeronave, la cual al deslizarse cayó sobre varias viviendas de la colonia La Libertad, zona 13. El percance provocó confusión y temor entre los vecinos de la 26 avenida y 18 calle de la referida colonia, pues la aeronave, segundos antes de caer sobre las casas explotó y quedó envuelta en llamas.

Rodrigo Pérez de Jesús, habitante de una de las casas que fueron reducidas a cenizas, dijo que él preparaba una pacha para su bebé, Cristian Jean Carlos Pérez, cuando vio que una de las paredes se desplomaba.

Al ver que había fuego sobre la vivienda sujetó a su niño y gritó a su esposa para que huyeran. En ese momento vio cómo otra pared se derrumbaba. Antes de salir fue alcanzado por una viga de la vivienda, que le cayó en la cabeza, provocándole una herida leve.

Titular de Prensa Libre del 29 de abril de 1995. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 29 de abril de 1995. (Foto: Hemeroteca PL)

Rescatan a tripulantes

Byron González y Jorge Antonio López, vecinos de la colonia, expresaron que estaban cerca del lugar al momento del percance y vieron cuando la nave vuelta en llamas caía sobre las viviendas.

Al darse cuenta de que los tripulantes pedían ayuda corrieron para rescatarlos de la cabina hasta donde todavía no llegaba el fuego. Rompieron con un hierro y piedras los vidrios delanteros del avión y sacaron a la tripulación.

González y López rescataron también el cuerpo sin vida de la niña Estefanía Pérez, de cuatro años, el cual estaba calcinado. Los tripulantes de la aeronave fueron identificados como el piloto, capitán de aviación José Ruesta, de 38 años; copiloto, Larry Campbell, de 22 años, y el ingeniero de vuelo, José Calmet, de 36 años.

Datos generales del avión

La aeronave era un carguero Douglas DC-8 con capacidad de carga de 85 mil libras, matrícula N43-UA, propiedad de la compañía Million AIR y arrendado a la empresa guatemalteca Linea Aérea Maya, S.A. Venía procedente de Miami cargado con maquila y lubricantes.

En la parte de atrás del avión, abajo, se ven los rieles donde estaban las luces de acercamiento, por cuyo circuito se produjo el incendio de la aeronave. Inserto, José Calmet, ingeniero de vuelo, y Larry Campbell, copiloto, cuando daban declaraciones en el Primer Cuerpo de la Policía Nacional. (Foto: Hemeroteca PL)
En la parte de atrás del avión, abajo, se ven los rieles donde estaban las luces de acercamiento, por cuyo circuito se produjo el incendio de la aeronave. Inserto, José Calmet, ingeniero de vuelo, y Larry Campbell, copiloto, cuando daban declaraciones en el Primer Cuerpo de la Policía Nacional. (Foto: Hemeroteca PL)

Corto circuito provocó incendio

Hugó Mayen, jefe de investigaciones de Aeronáutica Civil, expresó que la aeronave acentó el tren de aterrizaje a media pista y esto provocó que el piloto no tuviera suficiente espacio para detener el avión, el cual al terminar la pista se deslizó y cayó sobre las casas, que están en terreno más bajo que la pista.

Señaló que antes de salirse de la pista rompió las luces de apróximación y éstas provocaron chispas que ocasionaron el incendio de la aeronave, la cual fue envuelta en llamas antes de caer sobre las viviendas.

Piden trasladar aeropuerto

El 30 de abril trascendía la solicitud del alcalde capitalino, Óscar Berger al gobierno para que se traslade el aeropuerto internacional La Aurora a otro lugar. A la solicitud se sumó el director de Aeronáutica Civil, Julio Godoy quien indicó que podría acondicionarse la Base de Paracaídistas en el Puerto de San José, Escuintla. 

Varios vecinos de la zona 13 manifestaron su preocupación por el riesgo latente de más accidentes por la ubicación de la terminal aérea y también solicitaron el traslado. El presidente Ramiro de León Carpio ofreció sentar las bases para que el siguiente gobierno llevara a cabo el traslado.