BBCMundo

Aberfan: la tragedia que hace 50 años sepultó a una escuela y mató a 116 niños

El desastre, literalmente, arrasó con una generación cuando una escombrera de una mina de carbón colapsó sobre una escuela primaria en Aberfan, el sur de Gales.

Por BBC Mundo

Es uno de los peores desastres que han ocurrido en Reino Unido. PA
Es uno de los peores desastres que han ocurrido en Reino Unido. PA

Fue el 21 de octubre de 1966 a las 09:15 de la mañana, poco después de que los alumnos de la Primaria Pantglas se congregaran en la asamblea matutina para el inicio de sus clases.

Era el último día antes de las vacaciones de medio año.

Afuera también comenzaban las actividades de la comunidad de Aberfan, que estaban centradas en la mina de carbón de Merthyr Vale, la cual llevaba 100 años funcionando en el pueblo.

Cuando los alumnos de la Primaria Pantglas acababan de sentarse en sus salones de clase, las luces del colegio comenzaron a centellear.

Avalancha negra

Entonces se escuchó un "ruido ominoso", como "si un jet estuviera volando demasiado bajo sobre la escuela".

Era una avalancha negra que arrastraba rocas, árboles, casas y agua, que se deslizaba por la montaña hacia Pantglas cobrando fuerza y volumen.



La escombrera de la mina colapsó y cayó directamente sobre la Primaria Pantglas en Aberfan. PA
La escombrera de la mina colapsó y cayó directamente sobre la Primaria Pantglas en Aberfan. PA


Pocos minutos después, recuerda Cyril Vaughan, un profesor de una escuela secundaria cercana, "todo había quedado demasiado quieto y silencioso".

"Como si la naturaleza se hubiera dado cuenta de que había ocurrido un error tremendo y hubiera quedado anonadada".

Esa "avalancha negra" eran más de 40.000 metros cúbicos de escombros de la mina de carbón de Merthyr Vale.

Durante más de 50 años, toneladas de desechos de la excavación de la mina fueron depositados en la cumbre de la montaña de Mynydd Merthyr, directamente sobre el pueblo de Aberfan.

Su colapso fue causado por la acumulación de agua en la roca y piedra caliza que se deslizó por la montaña en forma de barro.

Muchas de las aulas de la Primaria Pantglas se inundaron en minutos.



Miles de personas de poblados cercanos viajaron a la zona para ayudar en las tareas de rescate en la escuela. PA
Miles de personas de poblados cercanos viajaron a la zona para ayudar en las tareas de rescate en la escuela. PA


Cuando el derrumbe se detuvo, los padres y otros habitantes frenéticos corrieron al colegio y comenzaron a excavar para tratar de desenterrar a los niños.

Pronto llegó la policía y los rescatistas, y a medida que se propagó la noticia, cientos de personas de poblados cercanos llegaron a Aberfan para tratar de ayudar.

Pero no pudieron hacer mucho. Sólo unos pocos niños fueron rescatados vivos en los primeros minutos. Después de las 11 de la mañana local ya no se encontraron sobrevivientes.

Muchos de los niños y maestros murieron por el impacto o asfixia.

Entre los fallecidos hubo cinco maestros y 116 niños de entre 7 y 10 años, los cuales eran casi la mitad de los alumnos de la Primaria Pantglas.

Otros 38 niños resultaron heridos, algunos gravemente.

El resto de los muertos eran habitantes que se encontraron en el paso de la avalancha de barro.



Mike Flynn sostiene un reloj que su padre, uno de los rescatistas en Aberfan, desenterró y que se detuvo a las 09:13.
Mike Flynn sostiene un reloj que su padre, uno de los rescatistas en Aberfan, desenterró y que se detuvo a las 09:13.


Los recuerdos de la tragedia

Mike Flynn, de Cardiff, le dijo a la BBC que su padre, Michael, fue uno de los paramédicos del Ejército Territorial que viajó a Aberfan para ayudar en el rescate.

El hombre desenterró un reloj que entregó a la policía y que se usó en la investigación sobre el desastre para determinar la hora en que este ocurrió.

La última vez que el reloj funcionó fue en Aberfan cuando todos ellos estaban vivos. Se detuvo en el momento en que 144 personas murieron". Siento que (el reloj) debe estar aquí en Aberfan hoy".



Gerald Kirwan tenía ocho años en el momento del desastre y sólo hasta ahora ha podido hablar de ello.
Gerald Kirwan tenía ocho años en el momento del desastre y sólo hasta ahora ha podido hablar de ello.


Gerald Kirwan tenía 8 años en el momento del desastre y estaba en el colegio. "Creo que Aberfan nunca debe ser olvidado", le dijo a la BBC. "Yo no creo que lo olvidaré".

Por su parte, Gareth Jones tenía 6 años cuando la escombrera colapsó sobre la escuela y dice que él fue uno de los primeros sobrevivientes que lograron salir.

"Sólo estoy agradecido de estar aquí, fue gracias a que mi maestra reaccionó rápidamente y logró sacarnos".



Gareth Jones (a la izquierda con su padre en el momento del desastre y a la derecha ahora) tenía 6 años cuando ocurrió el desastre.
Gareth Jones (a la izquierda con su padre en el momento del desastre y a la derecha ahora) tenía 6 años cuando ocurrió el desastre.


Las víctimas fueron enterradas en el cementerio de Bryntaf en Aberfan en un funeral conjunto el 27 de octubre de 1966, al que asistieron más de 2.000 personas.

Homenajes

Para recordar los 50 años de la tragedia este viernes se llevaron a cabo varias ceremonias tanto en Gales como en otras partes de Reino Unido.

Tal como declaró el Ministro Principal para Gales, Alun Cairns, el desastre fue "un evento que no sólo conmocionó a Gales, sino a todo el país y el resto del mundo".



Las víctimas fueron enterradas en el cementerio de Aberfan. PA
Las víctimas fueron enterradas en el cementerio de Aberfan. PA


La investigación oficial que se llevó a cabo sobre la catástrofe responsabilizó a la Junta Nacional de Carbón por negligencia extrema.

Se indicó que la causa había sido "la ausencia total de una política para verter desechos".

Posteriormente, en 1969, el Parlamento británico aprobó una ley con nuevas regulaciones para el vertedero y desecho de escombros de minas y excavaciones.