Hemeroteca

Espionaje: práctica oscura se mantiene activa

A raiz del descubrimiento de un grupo clandestino de espionaje en la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia de la República (SAAS) recordamos dos casos de espionaje similares. 

Por Hemeroteca PL

Archivado en:

Ciacs Espionaje SAAS
Titular de Prensa Libre del 5 de septiembre de 2008. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 5 de septiembre de 2008. (Foto: Hemeroteca PL)

El 5 de septiembre de 2008 Prensa Libre daba a conocer que una red de espionaje controlaba al entonces presidente Álvaro Colom quien denunció la existencia de aparatos de alta tecnología en la Casa Presidencial, su oficina privada de la zona 14 y su residencia.

“Existió una infiltración seria: hemos encontrado siete aparatos de grabación, dos cámaras ocultas, dos objetos similares en mi oficina privada de la zona 14 e indicios de un transmisor o receptor en la ventana de mi casa”, denunció Colom, notablemente nervioso y alterado, acompañado de algunos ministros.

Explicó que también encontraron varios aparatos en la oficina de su esposa, Sandra Torres de Colom, lo que consideró como “un hecho verdaderamente grave”.

“A partir de hoy, yo le declaro la guerra a todos los que escuchan llamadas, a todos los servicios de inteligencia privados no legales, porque aquí en Guatemala el orden y la ley se tienen que cumplir”, manifestó Colom.

La existencia de esos aparatos de comunicación ocasionó que el gobernante aceptara la renuncia de Carlos Quintanilla, jefe de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), y de Gustavo Solano, de la Secretaría de Análisis Estratégico (SAE).

Colom sospechaba, meses atrás, que era víctima de espionaje telefónico, según lo declaró a Prensa Libre en su oportunidad. En esa ocasión expresó: “Siempre me pregunto de dónde se habrán enterado —los medios de comunicación—”.



El vicepresidente Rafael Espada le habla al oído al presidente Álvaro Colom durante la conferencia de prensa en la que dió a conocer la existencia de aparatos de espionaje en sus oficinas en Septiembre de 2008. (Foto: Hemeroteca PL)
El vicepresidente Rafael Espada le habla al oído al presidente Álvaro Colom durante la conferencia de prensa en la que dió a conocer la existencia de aparatos de espionaje en sus oficinas en Septiembre de 2008. (Foto: Hemeroteca PL)


Antes de la conferencia de prensa del mandatario, se veían movimientos poco comunes en las afueras de la Casa Presidencial: efectivos de la Guardia Presidencial (del Ejército) iban y venían, personal de la SAAS salía, y corría el rumor de que Quintanilla se había atrincherado y se negaba a abandonar el cargo. Algunos curiosos hasta se preguntaban si se trataba de un golpe de Estado.

Los soldados ingresaron en la Casa Presidencial forzando el portón de entrada de los vehículos oficiales en el callejón Manchén.

De inmediato los agentes de la SAAS fueron retirados de los puestos de vigilancia, y los empleados de las distintas dependencias que funcionan en esas instalaciones debieron abandonar el recinto.

Las dudas surgidas fueron disipadas por el mismo mandatario, quien, además de la denuncia pública de espionaje, también la presentó al Ministerio Público.

Por ese caso fue ligado a proceso Carlos Quintanilla, exjefe de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), por incumplimiento de deberes, intercepción y recepción de comunicaciones y espionaje genérico.

El fiscal encargado de la investigación, Rony López, explicó, cuando Quintanilla fue ligado a proceso, que este había cometido hechos ilícitos al permitir que personas ingresaran en los lugares citados a instalar aparatos de espionaje.

Entre las evidencias que la Fiscalía presentó está el informe del Buró Federal de Investigaciones que aseguró que sí funcionaron siete aparatos de grabación y dos cámaras hallados en la Casa Presidencial.

Al final, Quintanilla fue absuelto en ese caso. El vicepresidente Rafael Espada también informó de que en su oficina fueron localizados tres micrófonos, los cuales estaban colocados en dos teléfonos y una calculadora.



Titular de Prensa Libre del 23 de agosto de 2002. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 23 de agosto de 2002. (Foto: Hemeroteca PL)


Espionaje a Procurador

El 23 de agosto de 2002 trascendió que en el despacho del Procurador de los Derechos Humanos, Sergio Morales, se detectaron micrófonos y un aparato direccional instalado fuera de la institución. 

Morales informó que había contratado a un experto en detección de micrófonos. "Nuestra sorpresa fue que mediante un detector especial se localizaron señales de varios micrófonos instalados en una de las paredes de mi despacho, por lo que decidí presentar la denuncia inmediata al Ministerio Público, para que realicen las investigaciones", expresó el procurador.

En la diligencia participó un experto en sonido quien utilizó un detector de micrófonos fabricado en Israel y utilizado en contrainteligencia. El detector captó, por medio de una luz verde, una señal de radio en la pared, ubicada frente al escritorio del Procurador, con lo cual quedó confirmada la existencia de micrófonos en el lugar. 



El experto en espionaje auditivo chequea con su aparato la posible existencia de micrófonos en un reloj de la PDH, aunque al descartar esa posibilidad, supone que están instalados en la pared. (Foto: Hemeroteca PL)
El experto en espionaje auditivo chequea con su aparato la posible existencia de micrófonos en un reloj de la PDH, aunque al descartar esa posibilidad, supone que están instalados en la pared. (Foto: Hemeroteca PL)


Al conocerse la noticia de un posible espionaje a la PDH, agrupaciones de derechos humanos y de justicia manifestaron su rechazo ante tal práctica la cual hacía retroceder al país con prácticas sombrías e ilegales, algunos de ellos habían atribuido el hecho al desaparecido Estado Mayor Presidencial. 

Las pesquisas se realizaron al día siguiente de la denuncia y la búsqueda de los aparatos no dio los resultados esperados. Además la señal que había sido captada un día antes había desaparecido, lo cual era improbable ya que el sector estaba acordonado por agentes de la Policía Nacional Civil lo que hacía casi imposible sacar un aparato en estas circunstancias. 



Miembros de la SAAS escoltan al presidente Álvaro Colom en una actividad. (Foto: Hemeroteca PL)
Miembros de la SAAS escoltan al presidente Álvaro Colom en una actividad. (Foto: Hemeroteca PL)


Sobre la SAAS

  • La Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad fue creada para cuidar al presidente y vicepresidente de la República.
  • Fue creada el 14 de enero del 2000, en respuesta al Acuerdo sobre Fortalecimiento del Poder Civil y Función del Ejército en una Sociedad Democrática, que demanda formar un cuerpo de seguridad civil, en sustitución del Estado Mayor Presidencial.
  • Su objetivo es brindar seguridad y apoyo permanente al presidente y vicepresidente de la República y sus familias, así como proporcionarles apoyo administrativo y logístico en sus actividades oficiales y personales.
  • Es una institución con organización jerárquica y profesional, con especialidad en seguridad y de naturaleza civil.
  • Su misión es resguardar la institucionalidad democrática del Estado de Guatemala, la cual está representada por la Presidencia.