Hemeroteca

De fuerte militar a centro cultural

Un día como hoy 16 de junio de 1978 fue inaugurado el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, una de las obras de arquitectura más emblemáticas del país. Diseñado por el ingeniero y artista Efraín Recinos.

Por Hemeroteca PL

Fachada del monumental Teatro Nacional. (Foto: Hemeroteca PL)
Fachada del monumental Teatro Nacional. (Foto: Hemeroteca PL)

El complejo se construyó sobre los restos del viejo Fuerte de San José, la obra quedó interrumpida tras el derrocamiento del general Miguel Ydígoras, en 1963.

Se ubica en la 24 calle 3-81 de la zona 1, en la ciudad de Guatemala. Es parte del patrimonio cultural y cuenta con espacios para la realización de actividades culturales de carácter nacional e internacional.

Fuerte militar

En dichos terrenos se ubicaba el Castillo o Fuerte de San José, inaugurado el 25 de mayo de 1846, tenía como función la defensa de la ciudad de Guatemala, al mismo tiempo que era utilizado como prisión. En 1872, se transformó en cuartel y a su vez en la primera escuela primaria pública. Para la Revolución de 1944, dicho bastión militar fue tomado por las fuerzas leales a Árbenz, Toriello y Arana, quienes posteriormente constituirían la Junta de Gobierno.

En la actualidad se encuentra dentro del complejo del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias y funciona en su interior el museo del Ejército de Guatemala.

Centro cultural

El presidente Ydígoras Fuentes, en 1961, da inicio al proyecto de recuperación de este espacio con la construcción del Teatro Nacional, puesto que no existía en la ciudad un recinto lo suficientemente grande para actividades ce carácter cultural. El espacio que ocupa es de alrededor de 8 manzanas, en la colina de San José Buena Vista, que se integra en su ubicación al Centro Cívico de la capital.

El interior de la gran sala del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. (Foto: Hemeroteca PL)
El interior de la gran sala del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. (Foto: Hemeroteca PL)
Ydígoras encomendó al arquitecto Vinicio Asturias la construcción de un teatro de gran envergadura con la intención de integrarlo a las demás obras existentes a sus alrededores. Así dio inicio uno de los proyectos más ambiciosos de la época, el cual se veía difícil de concluir, pues el país empezaba a sufrir los embates del conflicto armado.

Pese a esto el proyecto seguiría en pie hasta que el arquitecto Asturias falleció en un accidente automovilístico y por ende la obra quedó inconclusa, dejando únicamente preparados los cimientos. Pasaron seis años sin que se viera avance alguno de la obra, hasta que en 1969, el maestro Efraín Recinos se hizo cargo de concluir todo el complejo, al que se le agregó un teatro al aire libre para dos mil personas que se adaptó de forma creativa a la antigua construcción del Fuerte de San José.



Colina donde se ubica el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. (Ilustración Prensa Libre: Marvin Olivares)
Colina donde se ubica el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. (Ilustración Prensa Libre: Marvin Olivares)


El maestro Recinos, aceptó el reto y comenzó a trabajar en un nuevo diseño, eliminando ventanales y dándole una inclinación que sugiere una pirámide maya. El concepto  era sencillo pero deslumbrante, incorporar el techo del teatro al paisaje del país, como un volcán más.

En 1971 se empezó a construir la "Gran Sala", que hoy lleva el nombre del artista y la cual tiene capacidad para dos mil 85 personas. Además se construyó el Teatro de Cámara Hugo Carrillo, para 325 personas. En total la obra tuvo un costo de US$13 millones.



Concierto en la Gran Sala Efraín Recinos. (Foto: Hemeroteca PL)
Concierto en la Gran Sala Efraín Recinos. (Foto: Hemeroteca PL)


Esta obra contiene características del modernismo y del internacionalismo arquitectónicos, con el añadido de una interesante plástica escultórica, dotada de un profundo significado realista y mágico, en donde el lenguaje del arte de Recinos yace en la línea, la forma, el color y la textura. Fue considerad como el "más alto logro de integración plástica " alcanzado en Guatemala durante los años 1950 y 1980

Según contaba Efraín Recinos en una entrevista de 2008, el día de la inauguración el 16 de junio de 1978, llegó como invitado, pero no le asignaron un  palco de honor, sino una entrada para uno de los asientos más alejados. Asistió acompañado de su hija, pero al encontrar el lugar asignado, este ya estaba ocupado por varios cadetes de la Escuela Politécnica. Terminó viendo la ceremonia sentado en las gradas.



Efraín Recinos encargado de la construcción del centro cultural. (Foto: Hemeroteca PL)
Efraín Recinos encargado de la construcción del centro cultural. (Foto: Hemeroteca PL)


Hasta ahora la imagen del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias es una de las más emblemáticas de la época moderna de la capital. Lamentablemente no ha recibido el mantenimiento que requiere esta colosal joya, que incluso en el 2014, fue víctima de una competencia de moto enduro que dañó severamente jardines y las escalinatas de ingreso. A pesar es esto el Teatro Nacional continua deslumbrando a quienes lo visitan.