Hemeroteca

Hijos ponen en aprietos a juzgadores

Resultan escandalosos algunos delitos protagonizados por familiares de funcionarios públicos, y más cuando se trata de organismos como el Judicial, en el que se pone en duda la imparcialidad de los tribunales.

Por Hemeroteca PL

Otto Molina Stalling, hijo de la magistrada Blanca Stalling, detenido por el Caso IGSS-Pisa. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
Otto Molina Stalling, hijo de la magistrada Blanca Stalling, detenido por el Caso IGSS-Pisa. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

La supuesta participación de Otto Fernando Molina Stalling, hijo de la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Blanca Stalling, en el caso del contrato firmado entre el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social -IGSS- y la Droguería Pisa, y que tuvo como consecuencia la muerte de 13 pacientes que recibieron tratamientos inadecuados, hace recordar otros casos recientes.

“Soy un padre y me preocupa lo que pasa - con mi hijo César Barrientos Aguirre-, pero también soy funcionario judicial, y creo y respeto la independencia de los jueces”. César Barrientos Pellecer, al referirse a la captura de su hijo, vinculado a red de trata de personas en 2013.

El 17 de julio de 2013, las fuerzas de seguridad desarticularon una estructura que se dedicaba a captar y comercializar sexualmente a menores de entre 13 y 17 años en Suchitepéquez y San Marcos. Uno de los aprehendidos fue César de Jesús Crisóstomo Barrientos Aguirre, hijo del magistrado César Barrientos Pellecer (fallecido en 2014) presidente de la Cámara Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Barrientos Aguirre se dedicaba a su profesión de Abogado y Notario, la investigación apuntaba a que él requería los servicios de las adolescentes que ofrecía la estructura, además de defender a Edson González Bercián y Julio Vicente Sarmientos, sindicados de liderar la banda de trata de personas por su cercanía como cliente de la estructura, y de convivir dos años con una menor de 14 años que era explotada.

Una de las menores reconoció a Barrientos Aguirre y se puso nerviosa al verlo; además, expresó que varias veces le sirvió en su bufete, vehículo o casa e incluso en fiestas que él ofrecía.

Días después trascendió que el Buró Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI) investigaba a una red que producía y vendía pornografía infantil por internet y en la que estaría involucrado Barrientos Aguirre. A la fecha, el caso se mantiene bajo reserva judicial.

NAC170713ORCESARBARRIENTOS41.jpg

El abogado Cesar  Crisóstomo Barrientos Aguirre, hijo del magistrado César Barrientos, capturado y trasladado a la Torre de Tribunales en 2013. (Foto: Hemeroteca PL)

Por el parentesco de Barrientos Aguirre con el Presidente de la Cámara Penal se dieron diversas reacciones de que el magistrado Barrientos pudiera influir en el proceso contra su hijo. Al final, Barrientos Aguirre fue liberado el 3 de septiembre de 2013 por medida sustitutiva pero ligado al proceso que se encuentra abierto. Un año después, el magistrado Barrientos Pellecer murió en un confuso incidente catalogado como suicidio, en Mazatenango.

Familiares descartaron que el proceso contra su hijo fuera un detonante para que el magistrado se quitara la vida.

En ambos casos, tanto Stalling como Barrientos tienen otros familiares implicados en actos ilícitos, como el alcalde de Quetzaltenango, Jorge Barrientos Pellecer, tío de Barrientos Aguirre, y la jueza Marta Sierra de Stalling, tía de Molina Stalling.

Hecho confuso

El 24 de junio de 2015 fue capturado César Rogelio Guevara Deras, de 22 años, hijo de la jueza Bélgica Deras, vocal del Tribunal Quinto de Sentencia Penal. Guevara Deras fue aprehendido junto a dos guardias asignados a la seguridad de la jueza. A los tres capturados se les sindica de haber herido de bala a Edwin Omar López Flores en la 11 avenida y 17 calle zona 1, al parecer en defensa propia ya que el testimonio de uno de los custodios indicó que López Flores intentó asaltarlos.