Hemeroteca

Dos siglos de prisión: Ex pac Noriega

El caso de Cándido Noriega Estrada hizo historia no sólo en Guatemala sino en América Latina. Fue el primer comisionado militar guatemalteco acusado de genocidio.

Por Por: Hemeroteca PL

Cándido Noriega Estrada fue muy conocido y temido en  su pueblo natal,  Chinique, Quiché. Ocupó el cargo de comisionado militar y dirigió  las Patrullas de Autodefensa Civil, conocidas por combatir junto al Ejército durante  el conflicto armado interno.

A  Noriega Estrada se le atribuyeron desapariciones forzadas y  violaciones a los Derechos Humanos durante 1982 y 1983, en la comunidad  Tululché, Quiché.

Cándido Noriega Estrada se declara inocente; sin embargo, 20 testimonios lo acusan de cometer atrocidades en Tululché, Quiché. (Foto: Hemeroteca PL).
Cándido Noriega Estrada se declara inocente; sin embargo, 20 testimonios lo acusan de cometer atrocidades en Tululché, Quiché. (Foto: Hemeroteca PL).


En compañía de otros, secuestró, asesinó y enterró a campesinos, y amenazó a las viudas y huérfanos de hacerles lo mismo si se atrevían a denunciarlo.

La lista incluía 38 asesinatos, 44 secuestros, 14 violaciones, 23 detenciones ilegales, 10 robos agravados, 7 casos de  incendios, 9 de daños, 6 de lesiones y 6 de amenazas. Esos hechos fueron respaldados con testimonios de 20 pobladores de  Tululché, Chiché, Quiché.

Juicios y sentencia

Tres juicios fueron necesarios para hallar culpable a Noriega. En los primeros dos,  en 1997 y 1999, fue absuelto, a pesar de que, a criterio de la Fiscalía, existían  pruebas que confirmaban su culpabilidad.

9/05/1997. Después de varios meses de recolectar las evidencias, inicia el debate público contra Cándido Noriega. (Foto: Hemeroteca PL).
9/05/1997. Después de varios meses de recolectar las evidencias, inicia el debate público contra Cándido Noriega. (Foto: Hemeroteca PL).


La llamada Caravana contra la impunidad, integrada por más de un centenar de indígenas provenientes de Santa Cruz del Quiché, recorrió varias calles de la capital en junio de 1997, para expresar su repudio por la absolución del excomisionado militar, sindicado de cometer 156 delitos, entre asesinatos, secuestros y torturas.

05/06/1997. Manifestantes de la Caravana contra la Impunidad, portaban una pancarta en la que pedían jueces mayas capaces. (Foto: Hemeroteca PL).
05/06/1997. Manifestantes de la Caravana contra la Impunidad, portaban una pancarta en la que pedían jueces mayas capaces. (Foto: Hemeroteca PL).


Finalmente, el 12 de noviembre de 1999, luego de 21 audiencias, en las que se presentaron pruebas, declaraciones de testigos y reconocimiento judicial de Tululché, junto con los restos exhumados de de varias víctimas, Noriega fue hallado culpable de seis asesinatos y dos homicidios  y condenado a 220 años de prisión.

Luego de un recurso de apelación interpuesto y declarado sin lugar, el 15 de febrero de 2000 la Sala Novena de Apelaciones de Antigua Guatemala confirmó la sentencia.

Élmer Martínez, entonces fiscal del Ministerio Público a cargo del caso, calificó el fallo de lógico y esperado, y argumentó que era un precedente que otorgaba  confianza a los órganos jurisdiccionales del país. Puntualizó: “Con la confirmación de esta sentencia se consolida aún más el sistema democrático”.

Aunque Noriega fue condenado a 220 años solo debía purgar 30, según lo establecía entonces el Código Penal.

13/02/1999. Visiblemente molesto, el ex comisionado militar Cándido Noriega, luego de haber sido condenado a 220 años de prisión. (Foto: Hemeroteca PL).
13/02/1999. Visiblemente molesto, el ex comisionado militar Cándido Noriega, luego de haber sido condenado a 220 años de prisión. (Foto: Hemeroteca PL).