Hemeroteca

El Jueves Santo de 1978

Jesús de Candelaria, llamado también Cristo Rey es una de las devociones más arraigadas en el pueblo católico guatemalteco la cual se manifiesta cada Jueves Santo en las calles de la capital.

Por Hemeroteca PL

Anda de Jesús de Candelaria el Jueves Santo de 1978. Foto: Hemeroteca PL
Anda de Jesús de Candelaria el Jueves Santo de 1978. Foto: Hemeroteca PL

El 27 de marzo de 1978, Prensa Libre reseñaba la procesión de Jueves Santo de ese año con un detalle de la alegoría del anda y las vestiduras de las imagenes.

A las 10 horas fue levantada solemnemente de su dosel el anda en que fue conducido procesionalmente la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno, revestido de una hermosa túnica color fucsia bordada en hilo de oro.

El anda del Nazareno representó el Antiguo y Nuevo Testamentos, en la parte de adelante se integró un conjunto de elementos representativos del nuevo testamento; en el centro dentro de un nido fue colocado el Nazareno, y bajo sus pies el tradicional pelícano con sus alas extendidas y apretándose el pecho para dar de comer a sus polluelos. En la parte de atrás figuraban las tablas de la ley iluminadas por un sol detrás de la montaña de donde brotaba el Nilo, lugar donde la hija del faraón encontró a Moisés.

Anda de la Santísima Virgen de Dolores de Candelaria, Jueves Santo de 1978.
Anda de la Santísima Virgen de Dolores de Candelaria, Jueves Santo de 1978.

Siguiendo los pasos de su amado hijo hacia el Calvario, marchaba la Dolorosa acompañada de San Juan y María Magdalena. El anda representó a María como fuente de vida, en el centro destacaba la imagen de la Virgen revestida con tunicela y manto color fucsia bordado en oro, tras de ella se apreció el Monte Calvario.

HISTORIA

La imagen de Jesús de Candelaria se atribuye al escultor Juan de Aguirre, tallada presumiblemente en 1563. Su color de encarnado es moreno con ojos pintados en color verde, es de los pocos nazarenos que llevan la mirada al frente. Fue consagrada el 3 de febrero de 1917, doscientos años después de Jesús de La Merced, siendo la segunda imagen de Nazareno consagrada en Guatemala.