Hemeroteca

Enrique Peralta Azurdia y su “rosario” de promesas

Todos los guatemaltecos que se encuentran en el exilio, podrán regresar al país, cuando entre en vigor la nueva constitución de la república…

Por Hemeroteca PL

Enrique Peralta Azurdia, en conferencia de prensa en 1963. (Foto: Hemeroteca PL)
Enrique Peralta Azurdia, en conferencia de prensa en 1963. (Foto: Hemeroteca PL)

Pero lo que tienen cuentas pendientes, tendrán que responder. Así lo declaró el 27 de agosto de 1965 el entonces jefe de gobierno, coronel Enrique Peralta Azurdia. Estas declaraciones fueron publicadas el 28 de ese mes en la página 8 de Prensa Libre.

Entre las declaraciones a Prensa Libre incluyó aspectos como la construcción de la Granja Penal de Pavón (la cual dijo que estaba en San José Pinula), la supuesta ampliación de la red hospitalaria y de caminos, las obras sociales de la Presidencia y hasta la lucha contrainsurgente.

Llama la atención la postura del militar golpista respecto de la guerrilla, la cual se había iniciado, oficialmente, cuatro años antes.

A continuación un extracto de la entrevista.

—Sin embargo —agregó— aquellos que tengan cuentas pendientes con la justicia, lo harán bajo responsabilidad y tendrán que responder ante los tribunales.



Enrique Peralta Azurdia. (Foto: Hemeroteca PL)
Enrique Peralta Azurdia. (Foto: Hemeroteca PL)


Las declaraciones del jefe de gobierno fueron hechas en el curso de una entrevista exclusiva.

—¿Cuáles son las obras materiales más importantes realizadas por su gobierno?,- preguntó el

reportero.

—La terminación y mantenimiento de la red vial del país, la construcción de tres granjas penales en Escuintla, Quezaltenango y El Pavón, en San José Pínula, para desalojar la actual penitenciaria, lo más tarde el año próximo.

—Puedo citar también el nuevo edificio del hospital neuropsiquiátrico —dijo el alto funcionario— el cual tendrá capacidad para 400 enfermos, así como el hospital central de la zona 1, la construcción del parque y teatro al aire libre, del teatro nacional.



Entrevista con Enrique Peralta Azurdia, el 28 de agosto de 1965. (Foto: Hemeroteca PL)
Entrevista con Enrique Peralta Azurdia, el 28 de agosto de 1965. (Foto: Hemeroteca PL)


—Los programas de desarrollo de la comunidad impulsados mediante la secretaría de bienestar social, a cargo de la trabajadora social, señora Elisa Molina de Stahl, los que el pueblo ha respondido en un ciento por ciento, son otras de las realizaciones del gobierno que fueron puestas en marcha, para resolver los problemas con participación del gobierno y la comunidad.

—Estos programas —agregó el funcionario— son el reflejo del interés del gobierno por ayudar al pueblo, a la solución de los más ingentes problemas y como un arma efectiva contra el comunismo.

—El programa continuado del FYDEP en El Petén, donde casi todos los problemas de educación y salud están resueltos, esperándose únicamente la consecución de la segunda fase, al emitir mediante la ley respectiva, los títulos a los propietarios de parcelas, es otro de nuestros logros.

Salud

—Se construyen además 26 centros de salud en todo el país —agregó— de los cuales serán inaugurados tres este año; se construyen pabellones en el hospital general, con capacidad para 600 enfermos.

—Mediante la operación escuela —dijo más adelante— se han construido cien escuelas con 750 aulas en toda la república; ha cooperado la comunidad con Q400,000; el gobierno con Q750,000; y la Agencia internacional del desarrollo, con más de Q100,000.



Portada de Prensa Libre del 28 de agosto de 1965. (Foto: Hemeroteca PL)
Portada de Prensa Libre del 28 de agosto de 1965. (Foto: Hemeroteca PL)


—En esta capital, solamente, se han construido 15 establecimientos y es nuestro firme propósito de mejorar la educación nacional.

—La ampliación de la línea telefónica y los proyectos puestos en marcha, mediante el INDE para electrificar al país, han merecido también nuestra atención, considerando que antes de entregar el poder, quedará concluido el proyecto de Los Esclavos.

Mediante el empréstito del BID y el banco Mundial, se impulsarán los proyectos de Jurún Marinalá y Atitlán, cuyos estudios se encuentran bastante adelantados.

—Merece atención también — agregó el funcionario— la creación del banco del trabajador, que será inaugurado próximamente, contribuyendo el gobierno con acciones por valor de Q500,000 y con participación de aportes de los trabajadores, de acuerdo con su salario.

Rutas

La carretera del norte, que arranca de Morales, hasta llegar a San Felipe, en el lago de Izabal y conectó el resto del país con El Petén, es otra de las obras ambicionadas por el gobierno militar.



Participantes en el golpe de Estado de Peralta Azurdia. (Foto: Hemeroteca PL)
Participantes en el golpe de Estado de Peralta Azurdia. (Foto: Hemeroteca PL)


—¿Ha disminuido la acción comunista como consecuencia de las medidas adoptadas por el gobierno militar?

—La acción de los comunistas en Guatemala se inició durante el régimen del presidente Juan José Arévalo, pero tuvieron campo propicio los comunistas y organizaron su partido, al asumir la primera magistratura el coronel Jacobo Árbenz Guzmán.

—Sin embargo, su debilidad se dejó traslucir al ser derrocado el último régimen revolucionario, lo que prueba que la masa campesina guatemalteca y la trabajadora, no se adaptó a sus propósitos.

—Como organización ideológica internacional, al comunismo hay que tenerlo en cuarentena y eso ha hecho el gobierno militar: hemos respondido con violencia a quienes con violencia nos han atacado.

Golpe de Estado

Peralta Azurdia llegó al poder luego del golpe de estado contra Miguel Ydígoras Fuentes, el 30 de marzo de 1963. Entonces, encabezó a un grupo de militares jóvenes.

“En vista de la situación caótica que impedía resolver los problemas dentro del marco de la constitución, el Ejército Nacional ha asumido el mando”, indicaban las notas periodísticas del 31 de marzo.



Guerrilleros, en la época de Enrique Peralta Azurdia. (Foto: Hemeroteca PL)
Guerrilleros, en la época de Enrique Peralta Azurdia. (Foto: Hemeroteca PL)


El ejército aducía que la República se hallaba al borde de un conflicto interno como resultado de la subversión permanente que propiciaron sectores “pro comunistas” y que las fuerzas armadas estaban instituidas para garantizar a todos los habitantes de la república el mantenimiento del orden y de la tranquilidad y el libre ejercicio de sus derechos, por esa situación asumieron el Gobierno de la República.

El militar golpista Peralta Azurdia brindó una conferencia de prensa a los medios de comunicación en la que daba pormenores de la acción militar, e indicó que pudo realizarse gracias a la unidad granítica del ejército y que todos los jefes y oficiales tienen plena conciencia de lo que se estaba haciendo.

Las riendas del gobierno por parte de Peralta Azurdia fueron ratificadas en 1965 por el Congreso Nacional. Durante su régimen continuó la acción represiva del gobierno en contra de los grupos opositores. Fue relevado en el poder por el licenciado Julio César Méndez Montenegro, donde se quedaba en suspenso la supremacía castrense en tema político al asumir un civil el gobierno.

Fue solamente un respiro, porque en 1970 ganó la Presidencia un militar, el general Carlos Arana Osorio.

Las jornadas de marzo de 1962 y la caída de Ydígoras Fuentes. (Video: tomado de Youtube)