Hemeroteca

Fallece Pedro Julio García en 2001

Luto y pesar invadió esta casa editorial el 13 de diciembre de 2001 al conocerse el fallecimiento del fundador y director de Prensa Libre, Pedro Julio García.

Por Hemeroteca PL

Titular de Prensa Libre del 14/12/2001. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 14/12/2001. (Foto: Hemeroteca PL)

A los 79 años de edad, y tras larga enfermedad dejó de existir García, figura señera del periodismo guatemalteco que dejó su huella como fundador y director de este diario. Al momento de su deceso se encontraba bajo tratamiento intensivo.

Distintos medios radiales, al conocerse la noticia, calificaron la muerte de Pedro Julio García como una gran pérdida para el periodismo y la cultura nacionales.

García nació en esta capital el 14 de febrero de 1922. Se inició en el periodismo a la edad de 17 años. A los 21 años, fue nombrado director del periódico Nuestro Diario. En Agosto de 1951 fundó Prensa Libre junto a Alvaro Contreras Vélez, Isidoro Zarco Alfasa, Salvador Girón Collier y Mario Sandoval Figueroa.

En Prensa Libre fue director general, gerente general y presidente del Consejo de Administración. En esta empresa se le recuerda por su caballerosidad, don de gentes y amplia cultura, muchas veces reflejada en los editoriales de gran profundidad acerca de la vida nacional.

García, periodista profesional graduado en la Universidad de San Carlos y con estudios de posgrado en la Universidad de Austin, Texas, fue catedrático en la Escuela Centroamericana de Periodismo, y mentor de varias generaciones de periodistas que luego descollaron en el ámbito nacional.



Velatorio de don Pedro Julio García el 14 de diciembre de 2001, hacen guardia miembros del Consejo de Administración de Prensa Libre. (Foto: Hemeroteca PL)
Velatorio de don Pedro Julio García el 14 de diciembre de 2001, hacen guardia miembros del Consejo de Administración de Prensa Libre. (Foto: Hemeroteca PL)


Hombre polifacético

Sin embargo, la inquietud cultural y su patriotismo llevaron a García a participar en numerosas actividades intelectuales, políticas y sociales.

Fue dos veces delegado de Guatemala en foros de las Naciones Unidas, en 1945 y 1954, y por su discernimiento participó como conferencista en numerosos seminarios periodísticos, políticos y sociales en el país y el exterior.

Fue miembro de la Asociación de Autores y Compositores de Guatemala, AGAYC, y uno de los fundadores, en 1947, de la Asociación de Periodistas de Guatemala, APG, y más tarde, de la Asociación de Periodistas Científicos de Guatemala, y la Cámara Guatemalteca de Periodismo.

Fue declarado socio honorario del Círculo Nacional de Prensa, amigo distinguido de la Asociación de Escritores y Amigos del Libro Nacional; Defensor de la Libertad, en 1987, por acuerdo de la Cámara de la Libre Empresa, y Defensor de la Libertad, por la Alianza Cívica Nacional.

En 1991 la República de China lo galardonó como mejor periodista de Latinoamérica, y en noviembre de 1991, el Gobierno le otorgó la Orden del Quetzal en el grado de oficial, por sus méritos como periodista y ciudadano.

Pedro Julio García también incursionó con éxito en el campo de la composición musical. Es autor de varias melodías, una de las cuales ocupó el tercer lugar en un concurso anual de la Organización de la Televisión Iberoamericana, OTI. La AGAYC le otorgó el premio Marimba de Plata, y la Asociación de Cantantes, el Pentagrama de Oro. Presidió el Festival de Antigua Guatemala, en 1983.



Don Pedro Julio García en vida. Destacó en el ámbito periodístico y en el cultural y social. (Foto: Hemeroteca PL)
Don Pedro Julio García en vida. Destacó en el ámbito periodístico y en el cultural y social. (Foto: Hemeroteca PL)


Una vida fructífera

Pedro Julio García brilló con luz propia en todas las actividades en las que se involucró. Algunas veces lo hizo en el cumplimiento de su apostolado periodístico, y otras, para servir a la Patria desde disversas trincheras, generalmente ligadas a su inclaudicable defensa de la libertad de expresión.

García fue secuestrado el 8 de octubre de 1983 por el Partido Guatemalteco del Trabajo, PGT, que condicionó su liberación a la publicación de un manifiesto sobre su 34 aniversario, en diarios de Guatemala y el exterior. Su servicio a la comunidad Ðque realizó en silencio y lejos del elogio, del que rehuyó siempre, porque consideraba que sólo cumplía un deberÐ quedó testimoniado en numerosas plaquetas, medallas y diplomas.

En el periodismo nacional se le considera baluarte y "una autoridad en todo sentido, como profesional, maestro y editorialista", como sintetizó en una ocasión el presidente de la Cámara de Periodismo, licenciado Eduardo Díaz Reyna.