Hemeroteca

Günter Grass: un talento doble

El fallecido Premio Nobel de Literatura 1999, Günter Grass destacó en otras áreas de las artes, como el dibujo y la pintura.

Por Hemeroteca PL

Günter Grass con un autorretrato en los Festivales de Berlín de 1982. Foto: Hemeroteca PL
Günter Grass con un autorretrato en los Festivales de Berlín de 1982. Foto: Hemeroteca PL

Un reportaje de la Revista Domingo publicada el 22 de mayo de 1983 daba cuenta del talento de Grass con el pincel.

Al hablar de talentos dobles en el caso de Günter Grass, son permisibles esperanzas especiales. Allá donde el admirador del poeta se encuentre con pruebas de su gráfica y de sus dibujos, ve estimulado su afán de comparación.

Grass nació en Danzig en 1927. Más tarde estudió en la Academia de Arte en Düseldorf (República Federal de Alemania). En 1952 fue discípulo del escultor Karl Hartung en Berlín (Oeste), donde ha vuelto a establecer el domicilio con su familia después de cuatro años de estancia en París (1956 a 1960). Sus primeras plásticas y gráficas fueron expuestas en Stuttgart en 1955, y en Berlín - Tempelhof en 1957.

Su primer reconocimiento como escritor lo logró en 1955 con su obra lírica “Las ventajas de los galgos”. Cuando Grass, en otoño de 1958 y con ocasión de un congreso del “Grupo 47” leyó de su novela todavía no concluida “El tambor de hojalata”, traducido más tarde a muchos idiomas, fue un éxito literario mundial. La continuación de esta novela por cuanto a su contenido fue su obra “Años de perro”, que a la vez esboza la imagen de Alemania en los años 1920 a 1955.

Su tercera gran novela titulada “Anestesia local” resultó un éxito extraordinario sobre todo en los Estados Unidos, como también “El mero”, publicado en 1977 como una parodia al cuento de “El pescador y su mujer”.

Además de su producción literaria publicó un tomo titulado “Dibujos y textos”, donde se aprecia su obra pictórica.



Autorretrato de Günter Grass en aguafuerte. Foto: Hemeroteca PL
Autorretrato de Günter Grass en aguafuerte. Foto: Hemeroteca PL


El Premio Nobel

En el año 1999, Grass fue distinguido con el Premio Nobel de Literatura por la Academia Sueca. El jurado calificó al escritor alemán “de personalidad excepcional de la literatura, del humanismo crítico y del compromiso moral de nuestros tiempos. Su escritura de una gran calidad estética constituye un servicio apasionado a favor de los valores de la libertad y de la defensa de los pobres, así como un apoyo decidido a los sistemas democráticos modernos”.

Grass recibió con “orgullo y alegría”, la noticia de su distinción y se comprometió a “no comportarse como un galardonado”.