Hemeroteca

Hitos en la historia de Jesús de Candelaria

El 3 de febrero de 1917 la antigua y venerada imagen de Jesús Nazareno de Candelaria es consagrada por el arzobispo Fray Julián Raymundo Riveiro y Jacinto, como reconocimiento a la devoción de sus devotos durante siglos. Ésta sería la primera ceremonia de este tipo en realizarse en el Valle de la Ermita.

Por Hemeroteca PL

Jesús de Candelaria cumple este 3 de febrero, cien años de haber sido consagrado. (Foto: Néstor Galicia)
Jesús de Candelaria cumple este 3 de febrero, cien años de haber sido consagrado. (Foto: Néstor Galicia)

Todavía se debate sobre la autoría de la imagen de Jesús de Candelaria, aunque por tradición ha sido atribuida al fraile franciscano Juan De Aguirre, en 1563.

El historiador Aníbal Chajón refiere que es un nazareno del Valle de la Ermita; es decir, un nazareno capitalino. Ello, sin embargo, no le quita el mérito de ser catalogada como imagen barroca.

En 1677, Inocencio XI resuelve las diferencias entre las procesiones de La Merced y la Candelaria, al mencionar el cortejo de Jueves Santo, por su celebración desde hacía varias décadas.



La imagen de Jesús de Candelaria es llamado Cristo Rey desde 1927. Es el segundo nazareno consagrado en la ciudad. (Foto: Néstor Galicia)
La imagen de Jesús de Candelaria es llamado Cristo Rey desde 1927. Es el segundo nazareno consagrado en la ciudad. (Foto: Néstor Galicia)


En 1733, Jesús de Candelaria salió en procesión de rogativa, para pedir por el cese de la viruela. El 19 de febrero de 1784 fue trasladado a la Nueva Guatemala.

En 1820 se reorganizó la procesión de Jueves Santo, y el 3 de febrero de 1917 fue consagrado por fray Julián Jacinto y Riveiro.



La particularidad de esta imagen es que posee una tez morena, ojos verdes y rasgos indígenas. (Foto: Néstor Galicia)
La particularidad de esta imagen es que posee una tez morena, ojos verdes y rasgos indígenas. (Foto: Néstor Galicia)


Entre los rasgos de Jesús de Candelaria destacan las facciones mestizas. Además, los ojos son verdes, tallados en la madera, y sus medidas anatómicas no son perfectas. Es la única imagen nazarena de la Semana Santa que lleva la vista al frente y la cabeza vencida por el cansancio.



Las manos y los pies del Nazareno tiene grabadas cruces en recuerdo de su consagración el 3 de febrero de 1917, fueron realizadas por el escultor Julio Dubois. (Foto: Néstor Galicia)
Las manos y los pies del Nazareno tiene grabadas cruces en recuerdo de su consagración el 3 de febrero de 1917, fueron realizadas por el escultor Julio Dubois. (Foto: Néstor Galicia)


Es un nazareno tallado para la población indígena, abundante en el siglo XVI, como lo indica Chajón. Fue diseñado para conmover a los fieles, como imagen de vestir y para ser llevado en andas. De hecho, las andas de este y los demás nazarenos eran sumamente pequeñas, con el objetivo de ser apreciadas de cerca. Este concepto ha cambiado con el paso de los años, debido a la magnificencia y hasta competencia por presentar las andas más largas o exuberantes.



La túnica que luce Cristo Rey en el día de su centenario es la misma que portó en su consagración, elaborada por María Cosío y Pilar Echeverría fue donada por Nazario Herrera. Una auténtica reliquia textil que cumple también un siglo. (Foto: Néstor Galicia)
La túnica que luce Cristo Rey en el día de su centenario es la misma que portó en su consagración, elaborada por María Cosío y Pilar Echeverría fue donada por Nazario Herrera. Una auténtica reliquia textil que cumple también un siglo. (Foto: Néstor Galicia)


Del nazareno de Candelaria, “Señor Eucarístico del Jueves Santo”, destaca su extraña postura, que llega a la humillación, y la que ha sido fuente de inspiración de músicos y literatos, entre ellos el premio Nobel Miguel Ángel Asturias, para su célebre poema A Jesús de Candelaria, y del pianista Manuel Moraga, para la marcha Una lágrima, tema oficial de Jesús de Candelaria, aproximadamente desde 1929.

Un detalle singular es que la advocación de Cristo Rey le fue dada al nazareno de Candelaria durante la guerra mexicana de Los Cristeros (1926-29). Al grito de “¡Viva Cristo Rey!”, muchos dieron su vida en este conflicto.



Muchas generaciones han manifestado su amor y devoción al Nazareno de la serena mirada durante siglos. (Foto: Néstor Galicia)
Muchas generaciones han manifestado su amor y devoción al Nazareno de la serena mirada durante siglos. (Foto: Néstor Galicia)


Sus andas de Jueves Santo llevan en las esquinas cuatro pelícanos de plata, que simbolizan la entrega, el amor y la piedad. El adorno siempre alude al misterio eucarístico o la catequesis como transformación.

16423148_1262402597186338_291512469468813450_o.jpg

Recorrido de la procesión extradordinaria del Centenario de Consagración de Jesús de Candelaria, que saldrá el 12 de febrero de 2017