Hemeroteca

De Londres 1948 a Melbourne 1956

Tras el obligado paréntesis de la Segunda Guerra Mundial que impidió las ediciones de 1940 (Tokio) y 1944, los juegos regresan a Londres cuarenta años después.

Por Hemeroteca PL

Afiches de los Juegos Olímpicos de Londres 1948 y Helsinki 1952. (Foto: Hemeroteca PL)
Afiches de los Juegos Olímpicos de Londres 1948 y Helsinki 1952. (Foto: Hemeroteca PL)

Una novedad que marcaría el devenir de la mayor competición deportiva de la historia, ocurría en Londres 1948: por primera vez, la televisión transmitió la ceremonia inaugural de unos Juegos Olímpicos.

Los Juegos de Londres se recuerdan como los de la austeridad, tanto en lo deportivo como en lo social. Alemania y Japón no fueron invitados a los juegos, pero sí Italia. Tampoco participó la URSS. El recién creado Estado de Israel estuvo representado por dos mujeres.

Tres nombres sobresalieron por encima del resto. El primero el de Francina "Fanny" Blankers-Koen, conocida como "la holandesa voladora" y elegida como la mejor atleta femenina del siglo XX (fallecida el 26 de enero de 2004), ganadora de cuatro medallas de oro (100 y 200 metros lisos, 80 metros vallas y relevo 4 x 100) con 30 años y siendo madre de dos hijos.

El segundo, el estadounidense Bob Mathias, vencedor en el decatlón cuando tenía solamente 17 años de edad, triunfo que repetiría en los Juegos de Helsinki. Y tercero, el checo Emil Zatopek, vencedor en los 10,000 metros y plata en los 5,000, corredor que se consagraría cuatro años más tarde.

Los estadounidenses lideraron el medallero como era su costumbre con 38 medallas.

Helsinki 1952: El esplendor de Zatopek

Los Juegos Olímpicos de Helsinki (Finlandia) en 1952 se consideran como el primer intento de reunificación mundial, la reincorporación a los Juegos de Alemania y Japón, las grandes derrotadas de la guerra, y el debut de la Unión Soviética, la primera vez que lo hacía como tal.

Helsinki acogió los XV Juegos Olímpicos en plena Guerra Fría, un hecho que afectó profundamente la competición, marcada por el duelo entre soviéticos y estadounidense, En Finlandia, el triunfador fue Estados Unidos con 76 medallas (40 de oro, 19 de plata y 17 de bronce) frente a las 71 de la Unión Soviética (22 de oro, 30 de plata y 19 de bronce).

Por encima del resto, sobresalió el checo Emil Zatopek "La locomotora humana", como así se ha considerado hasta su muerte en junio de 2001, ganó el oro en 5,000 y 10,000 metros, y maratón.

En fútbol sorprendió un potente equipo húngaro, con Puskas, Czibor, Kocsis y compañía.



Inauguración de los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 y afiche oficial. (Foto: Hemeroteca PL)
Inauguración de los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 y afiche oficial. (Foto: Hemeroteca PL)


Melbourne 1956: Los juegos van a Oceanía

La primera vez que los Juegos viajaban al continente de Oceanía estuvieron marcados por el boicot de muchos países por la invasión soviética a Hungría. España, Holanda y Suiza no enviaron a sus deportistas por esa razón, Egipto e Irak tampoco estuvieron presentes por la guerra que el primero mantenía con Israel y por el conflicto del Canal de Suez, mientras que la República China sí se presentó a la cita pero, al izarse la bandera de Taiwán, sus dirigentes decidieron abandonar los Juegos.

Estados Unidos y Unión Soviética fueron los grandes acaparadores del medallero, por primera vez liderado por los soviéticos, que se colgaron 98 medallas, 37 de oro, frente a las 74 de los estadounidenses, 32 de ellas del metal más preciado.

La gran estrella de estos juegos fue el corredor soviético Vladimir Kuts, que dominó en las pruebas de 5,000 y 10,000 metros, convirtiéndose en el sucesor del checo Zatopek.