Hemeroteca

1582: los diez días que fueron suprimidos del calendario

¿Sabía usted que los días 5 al 14 de octubre de 1582 jamás existieron? Estos fueron suprimidos para corregir el calendario juliano que dio paso al gregoriano, mismo que utilizamos hoy.

Por Hemeroteca PL

Archivado en:

Calendario Historia Tiempo
Bula Inter Gravissimas promulgada por el papa Gregorio XIII en 1582 para perfeccionar el calendario juliano. (Foto: Hemeroteca PL)
Bula Inter Gravissimas promulgada por el papa Gregorio XIII en 1582 para perfeccionar el calendario juliano. (Foto: Hemeroteca PL)

Todos estamos acostumbrados a usar el calendario para buscar una fecha, marcar un cumpleaños o un acontecimiento importante. Lo consideramos tan estable que no nos intranquiliza en lo absoluto la posibilidad de que cambie. Sin embargo, esto no siempre ha sido así.

El calendario que utilizamos hoy es el resultado de errores, correcciones y hasta caprichos de célebres personajes del pasado.

El año normal tiene una duración de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45.216 segundos; es decir, no dura 365 días exactos, sino un poco más. El hecho de que el año no tenga un número exacto de días ha ocasionado serios trastornos en los cálculos del tiempo.

Nosotros utilizamos el calendario Gregoriano, el cual fue puesto en vigencia por el Papa Gregorio XIII, en el año 1582. En ese entonces el pontífice notó que los días no coincidían con las fechas de las celebraciones religiosas; por tanto, comisionó al matemático italiano Antonio Lilio para que estudiara el problema y le diera una solución.

Lilio encontró el error de cálculo que se venía acarreando, el cual consistía en 10 días adelantados a la fecha verdadera.

Entonces el Papa ordenó suprimir 10 días al calendario, ajustándolo de tajo a las fechas reales. El 4 de octubre de 1582 la gente se fue a acostar y se levantó al día siguiente con fecha 15 de octubre: los días del 5 al 14 se suprimieron por decreto y nunca existieron.

Retrato del papa Gregorio XIII quien reformó el calendario juliano, conocido después como gregoriano nombre que quedó para la posteridad en su honor. (Foto: Internet)
Retrato del papa Gregorio XIII quien reformó el calendario juliano, conocido después como gregoriano nombre que quedó para la posteridad en su honor. (Foto: Internet)
Como una medida preventiva para que este error no se repitiera, se hizo una corrección al año bisiesto, la cual consiste en que los años de fin de siglo que no son divisibles entre 400 no son bisiestos. Por ejemplo, los años 1700, 1800 y 1900 no fueron bisiestos, pero el año 2000 sí lo fue.

El cambio no cobró vigencia de inmediato. El imperio Ruso conservó el calendario juliano por 200 años más. Hasta la revolución bolchevique se decretó quitar 13 fechas para actualizar el calendario ruso al del resto de Europa.

Antecedentes

Antes del calendario Gregoriano se usaba el calendario Juliano, que se había creado en el año 46 antes de Cristo. El astrónomo griego Sosígenes lo elaboró por mandato de Julio César, haciendo sus cálculos en aquel entonces y determinando que el año tenía 365 días y 6 horas, lo cual fue un gran adelanto.

Fue él quien inventó la corrección de agregar un día cada 4 años, para compensar las 6 horas perdidas, lo cual conocemos como el año bisiesto. También corrigió el error acumulado del calendario Romano, usado antes del Juliano, que consistía en 90 días que hacían falta y que hubo que agregar a ese año (46 A.C.), por lo cual resultó muy largo, de 445 días, y se le llamó "el último año de la confusión".

Pero la historia del calendario no estaría completa sin mencionar el nombre de Dionisio el Exiguo, un monje romano que se tomó la tarea de calcular la fecha en que nació Cristo, habiendo establecido que había nacido 753 años después de la fundación de Roma.

El calendario gregoriano no es perfecto ya que tiene un error de un día cada 3 mil 300 años. En la actualidad existen una variedad de diferentes calendarios en todo el mundo que las culturas utilizan según sus creencias. 

Tradicionales calendarios editados por la Tipografía Sánchez & De Guisse durante casi 100 años. (Foto: Hemeroteca PL)
Tradicionales calendarios editados por la Tipografía Sánchez & De Guisse durante casi 100 años. (Foto: Hemeroteca PL)
Acerca de los meses

  • El calendario romano, de donde provienen lo nombres y duración de los meses, se iniciaba originalmente el 21 de marzo, fecha del equinoccio. 
  • Consistía en 10 meses llamados Martius (marzo), Aprilis (abril), Maius (mayo), Junius (junio), Septembris (séptimo), Octobris (octavo), Novembris (noveno) y Decembris (décimo), teniendo un total de 304 días. 
  • El mes de julio se llama así por disposición del emperador Julio César. Él decidio que se le quitara el nombre al mes Quintillis y se le pusiera Julius, con una duración de 31 días. 
  • El emperador Augusto, sucesor de Julio César hizo lo mismo con el mes Sextillis, y le puso Augustus. Como no podía quedarse atrás, ordenó que también tuviera 31 días.