Hemeroteca

Huelga de controladores aéreos en 2002

El 14 de febrero de 2002 trascendía dentro de las páginas de Prensa Libre la huelga de controladores aéreos del Aeropuerto La Aurora, que paralizó durante 22 horas la terminal aérea.

Por Hemeroteca PL

Titular de Prensa Libre del 15 de febrero de 2002. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 15 de febrero de 2002. (Foto: Hemeroteca PL)

Un verdadero caos se vivió en el Aeropuerto Internacional La Aurora, cuando 81 controladores paralizaron el tráfico aéreo, en demanda de mejores condiciones laborales. La medida provocó la cancelación de vuelos nacionales e internacionales.

Las operaciones del aeropuerto se paralizaron a las 19 horas del 13 de febrero, y los vuelos provenientes de otros países fueron desviados hacia El Salvador, indicaron representantes de varias líneas aéreas.

Moisés Galindo, representante legal de los controladores aéreos, explicó que la inconformidad se debió a que están contratados por el renglón 0-20, el cual no reúne las condiciones mínimas de seguridad, según lo establecen los estándares internacionales.

"No se puede hacer trabajar a alguien 12 meses seguidos sin tener un período de descanso; esto crea inseguridad a la aviación civil y militar que aterriza y vuela en el país", aseveró.



Ambiente tenso se observó en las instalaciones del Aeropuerto Internacional La Aurora, debido al paro de labores de los controladores aéreos. (Foto: Hemeroteca PL)
Ambiente tenso se observó en las instalaciones del Aeropuerto Internacional La Aurora, debido al paro de labores de los controladores aéreos. (Foto: Hemeroteca PL)


"Queremos que se mejoren nuestros contratos de trabajo", manifestó Roberto Girón, uno de los controladores en huelga.

Galindo indicó que desde el lunes último trataron de llegar a un acuerdo sobre los nuevos contratos con el director de Aeronáutica Civil, Rolando Sosa Mauricio, quien ha sido señalado de actos anómalos con anterioridad.

"Sin embargo, les dijo que si querían seguir en sus puestos, debían aceptar las actuales condiciones; de lo contrario, que entregaran las llaves y gafetes, y desalojaran las oficinas", expresó.



Más de 2 mil personas no pudieron salir del país por la huelga de los controladores aéreos. (Foto: Hemeroteca PL)
Más de 2 mil personas no pudieron salir del país por la huelga de los controladores aéreos. (Foto: Hemeroteca PL)


Pasajeros, en apuros

Decenas de pasajeros molestos tuvieron que regresar a su casa; otros, a un hotel para pasar la noche mientras el problema se soluciona.

"Con este atraso voy a perder mi trabajo, ya que vine a Guatemala a resolver un asunto legal y debía presentarme hoy a mis labores", señaló Bernardina Benavente, quien se dirigía a Los Angeles, California.

El gerente de la aerolínea Mexicana, Guillermo Sánchez, informó que tuvieron que "enviar a 70 pasajeros que viajaban a México a un hotel, y les indicaron que para hoy a las 9 horas se esperaba que se reanudaran los vuelos".

Entre tanto, en los alrededores del aeropuerto, agentes del Grupo de Acción Rápida y elementos del Ejército reforzaron la seguridad.

Por aparte, Herber Guerra, empleado de la compañía American Airlines, aseveró que dos vuelos provenientes del extranjero fueron cancelados.

En el aeropuerto de Houston, las aerolíneas con destino a Guatemala cancelaron sus vuelos hasta nueva orden.



Infografía que ilustra el trabajo del controlador aéreo. (Foto: Hemeroteca PL)
Infografía que ilustra el trabajo del controlador aéreo. (Foto: Hemeroteca PL)


"Es chantaje"

El director de Aeronáutica Civil, Rolando Sosa Mauricio, dijo ayer que esa dependencia no "está en disposición de someterse a un chantaje. Ellos piden un aumento fuera de la realidad económica".

Añadió: "Quisimos mantener el diálogo, y les hemos dado a entender que no es posible que traten de poner al Estado de Guatemala de rodillas".

Sosa explicó que los controladores aéreos pretenden un aumento de Q8 mil. "Ayer me llamaron para decirme que firmara un documento y les diera Q5 mil a todos, o paraban el aeropuerto".

"Queremos el diálogo, que regresen a su trabajo; reconocemos que son útiles, pero tampoco indispensables", recalcó.



La torre de control fue dañada en ausencia de los controladores. (Foto: Hemeroteca PL)
La torre de control fue dañada en ausencia de los controladores. (Foto: Hemeroteca PL)


Fin del caos

Con un vuelo de la compañía DHL, que despegó a las 15:20 horas del 14 de febrero, las operaciones del Aeropuerto Internacional La Aurora quedaron reanudadas. Los controladores aéreos volvieron jubilosos a sus puestos de trabajo, bajo la mirada inquieta del director de la DGAC, Rolando Sosa Mauricio.

Las horas de desvelo y la falta del almuerzo quedaron en el olvido para los 82 controladores que, en demanda de mejoras laborales, lograron poner en vilo a las autoridades, al paralizar por 22 horas las actividades aéreas de Guatemala.

En ese entonces, no todas las demandas de los trabajadores fueron satisfechas; sólo lograron la destitución del subdirector administrativo y la promesa de que se analizará el incremento laboral, la reclasificación de puestos y la salida del director de Aeronáutica.

No obstante, los operadores aéreos, quienes se habían declarado en huelga desde la tarde del miércoles tras ser "sacados" de sus áreasde trabajo por las autoridades de la DGAC, accedieron a reanudar sus labores, en consideración a que la ministra de Comunicaciones "es una mujer de palabra", y confían en que resolverá su situación.