Hemeroteca

1981: incendio consume mercado de La Terminal

Fue noticia el 19 de noviembre de 1981 un gran incendio que consumió el mercado de La Terminal, en la zona 4 de la capital, en la madrugada, y que dejó cuantiosas pérdidas.

Por Hemeroteca PL

Titular de Prensa Libre del 20/11/1981. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 20/11/1981. (Foto: Hemeroteca PL)

El fuego empezó por causas desconocidas y se extendió rápidamente dentro y fuera del edificio, donde también se encontraban varios puestos.

Los bomberos voluntarios y municipales acudieron rápidamente al lugar y tuvieron que romper los candados de los diferentes puestos del mercado con aparatos especiales para comenzar a sofocar las llamas que se elevaban a gran altura y podían ser divisadas desde distintos puntos de la ciudad.

Algunas personas, especialmente dueñas de puestos, resultaron quemadas y fueron trasladadas al Hospital General por los Bomberos Voluntarios. Los socorristas tuvieron muchas dificultades para abastecerse de agua por la falta de hidrantes, lo cual los obligó a hacer tendidos de mangueras de hasta cuatro cuadras para llenar las unidades contra incendios.

Inquilinos del mercado se hicieron presentes al saber la noticia y por cuenta propia querían entrar a las instalaciones para tratar de rescatar enseres y mercadería, pero la Policía y los bomberos se lo impidieron, por el peligro que representaba. Escenas de dolor se registraron cuando dueñas de puestos y almacenes del mercado prorrumpían en llanto, dando gritos de angustia porque todas sus pertenencias eran consumidas por el fuego, sin poder hacer nada para salvarlas.

En la labor de sofocamiento participaron bomberos voluntarios, municipales y el comité de emergencia, que aportó su colaboración con tanques de agua y cisternas.



Vista de los daños provocado por un incendio en el Mercado La Terminal el 19 de noviembre de 1981. (Foto: Hemeroteca PL)
Vista de los daños provocado por un incendio en el Mercado La Terminal el 19 de noviembre de 1981. (Foto: Hemeroteca PL)


Daños

Unas dos mil trescientas familias, que equivalen aproximadamente a nueve mil personas, sufrieron los daños del pavoroso incendio que destruyó igual número de puestos de ventas de diferentes productos que constiuían el trabajo y sacrificio de toda una vida honrada de humildes guatemaltecos. El lugar quedó reducido a cenizas, y se desconocía si el siniestro fue accidental o si hubo mano criminal.

Los daños se calcularon en unos Q5 millones de quetzales. Se proyectaba demoler el edificio pero al final no fue así, se reforzó y es el mismo que ocupa actualmente. Algunos informes señalaban que inicialmente se escucharon explosiones y luego aparecieron las llamas en el edificio del mercado extendiéndose por los puestos de venta, quedando reducidos a cenizas depósitos de granos básicos, abarroterías, ventas de calzado, ropa, comedores, carnicerías, talleres de herrerías, ventas de jarcia, artículos de cuero y plástico y otros establecimientos.

El mercado de la terminal de autobuses, zona 4, fue puesto en servicio durante la administración del presidente Miguel Ydígoras Fuentes, quien lo inauguró después de que el ingeniero Julio Obiols, alcalde capitalino, lo mandara a construir.

El inmueble estaba dividido en dos sectores, conocidos como ala antigua y ala nueva. En un segundo piso estaban instaladas las ventas de ropa, artículos de cuero, plástico, calzado, jarcia, guitarras y otros. En la planta baja se encontraban las tiendas y abarroterías de consumo diario, carnicerías, polleras, verdulerías, productos lácteos, ventas de animales como pollos, chompipes, marranos, loros, pijijes, etc.



Nota periodística que ilustraba aspectos de cómo quedó el mercado La Terminal luego del incendio. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota periodística que ilustraba aspectos de cómo quedó el mercado La Terminal luego del incendio. (Foto: Hemeroteca PL)


Frente al edificio que ocupaba el mercado se encontraba el amplio pero insuficiente estacionamiento de autobuses extraurbanos que venían de distintos puntos de la República, los cuales fueron evacuados inmediatamente para evitar que sufrieran daños.

Los bomberos municipales de la cuarta estación, zona 4, fueron los primeros en llegar al lugar del incendio, pero al ver la magnitud pidieron refuerzos de otras estaciones y también llegaron los voluntarios. Numerosas máquinas contra incendios llegaron en cuestión de minutos, y según se indicó, se consumieron unos cinco millones de litros de agua para controlar el fuego. Se conoció, además, que una persona no identificada murió carbonizada.

Este sería uno de varios incendios que han afectado La Terminal. Como un fénix, sus inquilinos se ha levantado con mucho esfuerzo de las cenizas.