Hemeroteca

La Avenida Bolívar, entre leyendas e historias

La avenida Bolívar es una de las calles más antiguas de la capital, de ser un sendero a una importante vía de comunicación del centro al sur de la metrópoli.

Por Hemeroteca PL

Vista del camino al Guarda Viejo en dirección al centro en 1870, posteriormente se construyó la Avenida Bolívar. (Foto: Hemeroteca PL)
Vista del camino al Guarda Viejo en dirección al centro en 1870, posteriormente se construyó la Avenida Bolívar. (Foto: Hemeroteca PL)

Quizá la Avenida Bolivar que hoy todos conocemos, hace más de 100 años era similar al caminito que describe Carlos Gardel en su tango. Sin embargo, poco a poco cambió. Así nos lo cuenta la obra "Barrios ante la posteridad", publicada en 1935.

Cuando en 1879, Barrios dotó de terrenos para vivienda a la clase proletaria de la ciudad, personalmente distribuyó lotes de terreno municipal en el campo de San Gaspar -atrás del Teatro Nacional-. De esta manera se formó la hermosa arteria que conducía al Guarda Viejo, menciona la obra.

Es de suponer que paulatinamente las orillas de ese camino comenzaron a poblarse más que todo con familias humildes. Y quizá no estamos equivocados por que al final estaba asentado el pueblecito del Guarda Viejo (hoy zona 8) el cual tenía su propia iglesia, alcalde y regidor.

Cabe citar que en el pueblo mencionado, las personas celebraban el famoso rezado de El Guarda, al cual acudían los habitantes de la ciudad a divertirse en los restaurantes y cantinas que allí existían.

El Guarda Viejo está unido a la capital por el Ferrocarril, por calles y avenidas. Es el punto de partida de caminos que se dirigen al Pacífico, cuenta el libro "Geografía de Centro América", capítulo I, publicado en 1929.



Vista de la avenida bolívar en la década de 1930. Se aprecian varios negocios. (Foto: Hemeroteca PL)
Vista de la avenida bolívar en la década de 1930. Se aprecian varios negocios. (Foto: Hemeroteca PL)


Del Calvario al Guarda

Aquel pueblecito escondido entre añejas arboledas poco a poco fue acercándose a la ciudad hasta que el viejo sendero se convirtió en su principal vía de acceso.

Durante los primeros 30 años de este siglo, las cosas habían cambiado ostensiblemente en el mundo. En Guatemala, la población ya no era la misma de los últimos años del siglo anterior.

También surgieron nuevos conceptos urbanísticos, derivados de los modelos económicos implantados a principios del siglo XX. Al respecto, el arquitecto Alfonso Yurrita Cuesta, en un trabajo publicado por la Academia de Geografía e Historia, menciona lo siguiente:

La Revolución Industrial generó teorías liberales que se pusieron en boga en Europa. En Guatemala, se manifestó con la Revolución Liberal de 1871. El movimiento trajo a Guatemala los criterios capitalistas y la inmigración de anglosajones. Esto último, originó que ellos tuvieran fuerte participación en el nuevo modelo de desarrollo económico generado y, aportaron nuevas formas de ocupación del suelo de la ciudad con las ideologias urbanas de sus países de de origen.

Un ejemplo, es el surgimiento de Ia Avenida de la Reforma y Simeon Cañas, arterias en las cuales construyeron casas tipo alemanas o inglesas.

A lo que dice el arquitecto, podemos agregar que paralelo al cambio urbanístico que surgió en la ciudad para la clase privilegiada, en otros linderos de la capital también crecieron sectores para la gente pobre, como los alrededores de la avenida Bolívar.



Demostración del tamaño de los desagües antes de comenzar los trabajos de remodelación. (Foto: Hemeroteca PL)
Demostración del tamaño de los desagües antes de comenzar los trabajos de remodelación. (Foto: Hemeroteca PL)


Para 1913, aires nuevos soplaron por esos nimbos. Quizá las polvaredas que sufrían las abuelas cuando llegaban los vientos de noviembre ya nunca se volvería a sentir. O tal vez, los carruajes que transitaban por la calle del Guarda, ya no se atascarían cuando el invierno se hacía presente.

A partir de 1913, las autoridades tuvieron la idea de remozar la calle del Guarda, realizaron algunos estudios y trabajos, con la mira de facilitar el tránsito de vehículos en dos vías.

Según fuentes históricas, durante estos primeros años la calle mostraba una fuerte actividad comercial. Al respecto, el escritor y periodista A. Derecho, en un relato publicado el 9 de enero de 1913 en el Diario de Centro América, narra lo siguiente:

En la calle de las mil tiendas, puede decirse que las casas no tienen ventanas, por que han sido convertidas en puertas para tiendas, dice el periodista.

En otra parte de su escrito, el autor citado se lamenta del creciente número de ventas de aguardiente que existan en el sector.-Si se lograra rebajar el número de cantinas que existen, recordaría este camino de las mil tiendas, por una asombrosa actividad y múltiple comercio, a alguna calle de Barcelona.

El 25 de septiembre de 1929, el gobierno del general Lázaro Chacón, por medio de su Ministerio de Agricultura y Caminos, suscribió un contrato con la compañía urbanizadora Warren Brothers Company, para remozar la antigua calle del Guarda Viejo. 



Vista de la Avenida Bolívar en el entronque conocido como las "cinco calles" al finalizar los trabajos de remozamiento en 1930. (Foto: Hemeroteca PL)
Vista de la Avenida Bolívar en el entronque conocido como las "cinco calles" al finalizar los trabajos de remozamiento en 1930. (Foto: Hemeroteca PL)


Así como uno de tantos días, cuando los patojos de los barrios de aquella vieja calle, se levantaron, sorprendidos preguntando ¿qué van a hacer aquí?. Y no era para menos la sorpresa, los obreros habían comenzado su tarea junto con las máquinas.

Según documentos, los trabajos fueron iniciados en la antigua alameda del viejo Calvario, en el punto conocido como El Amate, hasta llegar al Guarda con una superficie de 8 metros de ancho por 3 kilómetros de largo, con un tiempo estipulado de 9 meses para terminar la obra.

Un 15 de septiembre de 1930, una nueva avenida había surgido en Guatemala. La Avenida Bolivar fue inaugurada ese día en medio del regocijo de los vecinos y las autoridades.

Con los años, la Avenida Bolívar creció hasta convertirse en una arteria comercial y con un fuerte transito de vehículos y personas. Las nuevas necesidades poblacionales originadas a la orilla de la avenida, con los años también trajeron nuevos trabajos de remodelación y ampliación, tal es el ejemplo del proyecto de El Trébol, trabajos que fueron iniciados en julio de 1953 y finalizados en julio de 1955.



Vista de la Avenida Bolívar en la actualidad. (Foto: Hemeroteca PL)
Vista de la Avenida Bolívar en la actualidad. (Foto: Hemeroteca PL)


La vida siguió su rumbo y para los años 1963/65, el antiguo caminito que un día fue convertido en una amplia avenida para la época, necesito otra serie de trabajos.

Durante la administración del alcalde Francisco Montenegro Siera fue realizada la ampliación de la 21 calle a la 18 calle. También hasta la cuarta avenida de la zona 3.

Finalmente, cabe decir que no es necesario describir los cambios que actualmente ha sufrido esa arteria. Tampoco, el ajetreo comercial y el tránsito de vehículos y personas que diariamente soporta.