Hemeroteca

Monumento de altura

Obra emblemática capitalina, la Torre del Reformador es una de las numerosas construcciones que se erigieron durante el gobierno de Jorge Ubico, con el fin de conmemorar el centenario del natalicio de Justo Rufino Barrios, el 19 de julio de 1935. Sin embargo luego de cumplir 80 años, no luce sus mejores galas.

Por Hemeroteca PL

Una vista del ayer y hoy de la Torre del Reformador. (Fotoarte: Hugo Cuyán Vásquez)
Una vista del ayer y hoy de la Torre del Reformador. (Fotoarte: Hugo Cuyán Vásquez)

El gobernante Ubico buscaba por medio de esta y otras construcciones modernizar la ciudad capital. El período ubiquista (1931-1944) se caracterizó, sobre todo a partir de 1937, por una etapa de intensa construcción estatal, que modificó la fisonomía de la ciudad y continuó con el patrón urbano tradicional respecto de su localización central.

En los planos de la época se observa el crecimiento de la urbanización hacia el sur, principalmente en los barrios Tívoli y Santa Clara, en las zona 9 y 10. El Gobierno cooperó en la formalización del suburbio elitista sur con la pavimentación de sus principales accesos 7a. avenida actual.

Con ese objetivo, es en este sector donde se eligió el lugar para levantar la torre, en el crucero del bulevar 15 de Septiembre -7a. avenida- y calle General Miguel García Granados -2a. calle-, que aún no habían sido asfaltadas y que tenían escasas viviendas.

Influye estilo

Así como en diferentes reigiones de Estados Unidos, el art deco contribuyó en Guatemala al rompimiento de los patrones neoclásicos e impulsó el uso de materiales nuevos. En su lugar se trató de encontrar algo de origen americano como respuestas al movimiento moderno con una clara influencia de EE.UU.

Fue en este país en donde la United States Steel Products Company fabricó la estructura en hierro galvanizado, que se colocó sobre cimientos de cemento armado, construidos por las autoridades. La supervisión de la instalación y los planos estuvieron a cargo del intendente municipal —equivalente a alcalde— Andrés Arturo Bickford Matheu.

Causó admiración

La torre se exhibió en la Golden State International Exposition, en San Francisco, California, en 1933, y fue desarmada y enviada a Guatemala para ensamblarse de nuevo al seguir las marcas de cada pieza.

Se bautizó como Torre Conmemorativa del 19 de Julio, día de su inauguración, con una inversión de Q49 mil 775.60, aportados por la Dirección General de Obras Públicas.

El festejo histórico contradice la creencia de que el monumento es una réplica de la torre parisina Eiffel, ya que no existen muchas similitudes entre ellas, excepto de que ambas son metálicas, la de Francia es mucho más alta —mide 300 metros— y es de hierro sin galvanizar, por lo que es presa de corrosión, algo que no ha ocurrido con la del Reformador.

Detalles

La altura total del monumento es de 71.85 metro de altura, con una distancia de 25 metros entre cada una de las cuatro bases.

En la cúspide, la torre cuenta con un faro, el cual sirve como guía para las aeronaves que sobrevuelan la ciudad. El original giraba 360 grados y tenía una visibilidad de 64 kilómetros. En el año 1997 el monumento fue iluminado en su totalidad con un tono color ámbar, al mismo tiempo que se reemplazó el faro por uno nuevo. En la actualidad la iluminación de la torre se encuentra descuidada, que únicamente se iluminan algunos sectores, además el faro se encuentra fijo y la intensidad de la luz no es muy baja.



80 años cumplió la Torre del Reformador, sin embargo no luce sus mejores galas. (Foto: Hemeroteca PL)
80 años cumplió la Torre del Reformador, sin embargo no luce sus mejores galas. (Foto: Hemeroteca PL)


Debajo del faro, se encuentra instalada una campana que fue donada por el gobierno de Bélgica, la cual se hacía repicar cada 30 de junio, aniversario del triunfo de la revolución liberal de 1871.

Contaba con cuatro reflectores en cada base. En la parte más alta se colocó uno adicional para que, según deseo de Ubico, proyectara los colores nacionales, pero únicamente se logró el color blanco.