Hemeroteca

Aeropuerto habría sido infuncional desde sus inicios

En su portada del 1 de junio 1959 Prensa Libre dio a conocer  sobre  la idea de la construcción del nuevo Aeropuerto en terrenos de la finca  La Aurora.

Por Por: Hemeroteca PL

Portada de Prensa Libre del 1/6/1959, sobre la construcción del Aeropuerto. Foto: Hemeroteca PL)
Portada de Prensa Libre del 1/6/1959, sobre la construcción del Aeropuerto. Foto: Hemeroteca PL)

En esa época el Colegio de Ingenieros y Arquitectos dio a conocer los argumentos  de por qué se negaba a dicha construcción, luego de los estudios realizados con bases técnicas.

No estaba de acuerdo con que  fuera utilizada dicha finca, pues  el área de Mariscal, la cual  estaba dentro del Valle de Guatemala, había sido escogida como el mejor lugar, y la obra sería menos costosa.

La comisión designada por el Colegio de Ingenieros y Arquitecos de Guatemala para hacer el estudio de los problemas planteados por la anunciada construcción del nuevo aeropuerto en terrenos de La Aurora, se manifestó completamente adversa a dicho proyecto.

La comisión, integrada  por los Ingenieros Adolfo Álvarez, Enrique Godoy S., Federico Henández, Jederloo Koos, Orlando Marroquin y Max Paetau, hizo un concienzudo y completo análisis de todos y cada uno de los aspectos del problema, para llegar a la conclusión de que los terrenos de La Aurora eran inadecuados.

Sugirió que, dentro del Valle de Guatetemala, el lugar más indicado era el que se encuentra al poniente del Mariscal; entre otras ventajas, porque era menos costoso que el proyecto de La Aurora y porque, además, no interfería con el desarrollo de la ciudad en la escala en que lo hace el plan gubernativo.

Dada la enorme importancia del asunto y el interés ciudadano para buscarle la más adecuada solución, PRENSA LIBRE comenzó a publicar a partir de entonces el extenso, bien documentado y técnicamente preparado informe del mencionado colegio.

Preámbulo

La Comisión del Aeropuerto del Colegio de Ingenieros y Arqquitectos de Guatemala, en cumplimiento de lo acordado por la Junta Directiva del Colegio, emite el presente informe, relacionado con el propósito de dotar a Guatemala de un Aeropuerto moderno capaz de satisfacer las necesidades del trafico aéreo Internacional y nacional, que se puede prever en los años venideros.

La comisión ha tomado como base la valiosa información que, sobre el particular, le ha sido proporcionada por la Dirección General de Aeronáutica Civil, el Regional Aviation Asistance Group (ICA-CAA) y  la Dirección General de Cartografia, a cuyas entidades desea hacer patente su agradecimiento por la colaboración dispensada.

Asimismo, la Comisión desea exencomiable labor desarrollada por el personal técnico de la Direccion  General de Aeronautica  Civil , a cuyo cargo han estado  los numerosos estudios inherentes a la localización y construcción del nuevo aeropuerto.

El Aeropuerto La Aurora ha sido cuestionado por inoperante. (Foto: Hemeroteca PL)
El Aeropuerto La Aurora ha sido cuestionado por inoperante. (Foto: Hemeroteca PL)


Consideraciones generales

La III Conferencia Regional de Navegación Aérea, al recomendar un mejoramiento general de Aeropuertos en el área del Caribe, incluyó a Guatemala entre los lugares adecuados para la operación de Aeronaves propulsadas por tuborreactores (Jets). Dicha Conferencia recomendó que a más tardar el primero de junio de 1961, Guatemala debe contar con un Aeropuerto capaz de acomodar aviones de retropropulsión de la categoría de Boeing 707 y del Douglas DC-8, que ya están principiando a emplear las empresas de transporte Aéreo Internacional.

Aparte de las anteriores recomendaciones, es un hecho innegable que el aeropuerto  actual es insuficiente aún para las necesidades ya existentes y que, por lo tanto, es impostergable dotar a Guatemala de un aeropuerto donde el tráfico aéreo pueda desenvolverse con un mínimo de limitaciones. Ello implica proveer pistas suficientemente amplias y sólidas; servicios de comunicación, meteorología  y radioayudasadecuados; edificios armonizados con la magnitud  del tráfico aéreo  y de los servicios  a suministrar  y numerosos aspectos adicionales e igualmente importantes.

Funciones

Factor primordial al construir o acondicionar un aeropuerto es, desde luego, el estudio de las funciones que el aeropuerto ha de desempeñar. Los datos estadísticos que hemos tenido a la vista indican que, actualmente, en La Aurora se efectúa un promedio de 133 despegues o aterrizajes por día, distribuidos como sigue.

Vuelos privados: 43%; vuelos militares: 25%; vuelos comerciales nacionales : 14%; vuelos  comerciales internacionales 18%.

Durante los próximos años se espera que se producirá un incremento de 15% anual en la intensidad de nuestro tráfico aéreo.

El factor determinante del diseño  es el tráfico Internacional, donde es lógico suponer el empleo de las aeronaves mayores y más potentes, y de ello se desprende, como primera solución, la de proveer un aeropuerto diseñado exclusivamente para el servicio internacional, conservando el actual aeropuerto para los servicios locales.

La segunda solución alternativa es la de proveer un solo aeropuerto, capaz de acomodar las funciones militares, privadas y comerciales, tanto nacionales como internacionales.

Pasajeros han mostrado su inconformidad por el trato en el Aeropuerto. (Foto: Hemeroteca PL)
Pasajeros han mostrado su inconformidad por el trato en el Aeropuerto. (Foto: Hemeroteca PL)


Alternativas estudiadas

La Dirección General de Aeronáutica Civil ha hecho numerosos estudios, en relación con la localización del aeropuerto de Guatemala, pudiéndose citar, como lugares aparentemente adecuados, los siguientes:

En el Valle de Guatemala, La Aurora, El Mariscal, El Naranjo, El Portillo y Villa Nueva.

Fuera del Valle de Guatemala,  Carretera a El Salvador, El Rancho (Zacapa), Costa Sur.

La comisión se ha limitado a estudiar únicamente estas soluciones por parecer ellas las más factibles  y por existir suficiente información  respecto a sus características topográficas, meteorológicas y económicas.

La comisión ha basado  sus análisis en los aspectos aeronáuticos y urbanísticos inherentes al problema sin entrar  a considerar los de carácter social o jurídico, que las auoridades competentes han de considerar; limitándose este Informe a puntualizar su existencia, para su oportuna resolución.

Aspectos aeronáuticos

Las funciones que ha de desempeñar el aeropuerto, que para  el caso son inherentes al tráfico comercial internacional, sirven de base primordial para su diseño.

El proceso de diseño de una aeropuerto aunque es complejo puede resumirse básicamente en los siguientes objetivos de análisis.

a) Topografía local y regional

b) Número y orientación de pistas

c) Dimensiones de las pistas y del aeropuerto en general

d) Edificios, instalaciones y equipo

e) Drenajes terracería y pavimentos

f)  Zonificación y reglamentación urbanística

g) Desarrollo progresivo

H) Financiamiento

De los factores enumerados, los inherentes  a las pistas son los que están más íntimamente ligados a las funciones del aeropuerto y, por consiguiente, todo el diseño gira alrededor del estudio que debe hacerse  de ellas.

Desde el punto de vista aeronáutico, todos los factores a analizar pueden contemplarse a través del estudio de las pistas, en lo que se refiere a ubicación, número, orientación, dimensiones, pendientes y zonas de aproximación de las aeronaves.

Elementos de juicio

No todas las aeronaves están equipadas para navegar a ciegas y, por lo tanto, los aeropuertos de uso general no deben ubicarse en lugares donde las condiciones metereológicas, frecuencia de niebla o nubes bajas, limiten la visibilidad.

Las condiciones meteorológicas, en lo que se refiere a la dirección de vientos predominantes, constituyen el factor básico para determinar el número de pistas que requiere un aeropuerto. En el Valle de Guatemala puede conseguirse un alto por centaje de utilización del aeropuerto con una sola pista orientada aproximadamente en el sentido N-S, ya que ésta es la orientación de los vientos predominantes.

Las normas usuales permiten una desviación hasta de 22.5 grados entre la dirección del viento y el eje de una pista, lo cual da cierta flexibilidad de definir la orientación de la pista.

La longitud de las pistas debe ajustarse a los requerimientos de las naves aéreas que han de operar en ellas. La Organiza ción de Aviación Civil Internacional, de la cual es miembro Guatemala, ha fijado normas al respecto en el anexo 14 al convenio de Aviación Civil Internacional. Dicho documento y sus enmiendas recomiendan las longitudes de pista que deben adopare, conforme a la categoría de cada aeropuerto, y sugieren los porcentajes en que deben incrementar dichas longitudes, en función de su altura sobre el nivel del mar y la temperatura media del lugar.

Dichas recomendaciones son muy exigentes y, por lo tanto, su estricta aplicación incrementa innecesariamente el costo de los aeropuertos. Las mismas normas admiten, que en determinados casos, el análisis de la longitud de pista, debe basarse en los requerimientos específicos de las aeronaves típicas que han de utilizar el aeropuerto; la cual parece un método de análisis más racional.


Los técnicos de la Dirección  General  de Aeronáutica Civil y los del Regional Aviation Assistanoe Group (ICA-CAA) han opinado que, tomando como base nuestras condiciones locales, la ciudad de Guatemala requiere una longitud de pista de aproximadamente 2,800 m. (9,- 200') para que tanto el Boeing 707 como el Douglas DC-8 puedan operar en forma satisfactoria, esperando cargar suficiente combustible para volar sin escala hasta  ciudades como Lima, Los Ángeles o Nueva York. Las mencionadas aeronaves y vuelos  definen el máximo tipo de operaciones que se espera han de realizarse en Guatemala durante los próximos años.