Hemeroteca

1994: Panamá no extraditará a Serrano Elías

El 25 de agosto de 1994 fue noticia la negativa del Gobierno de Panamá de extraditar a Guatemala al ex presidente golpista Jorge Serrano Elías, quien se encuentra en condición de asilado político en aquel país.

Por Hemeroteca PL

Serrano salió hacia Panamá el 05/06/1993. (Foto: Hemeroteca PL)
Serrano salió hacia Panamá el 05/06/1993. (Foto: Hemeroteca PL)

Serrano Elías fue acusado por el gobierno de Ramiro de León Carpio de romper el orden constitucional el 25 de mayo de 1993 por medio de un golpe de Estado.

Los tratados de extradición son convenios bilaterales o multilaterales en los cuales se entrega a un detenido en un país a las autoridades de otro que lo reclaman. Guatemala no posee ningún convenio firmado con el país canalero. El asilo político es un salvoconducto que se utiliza cuando el detenido político puede ser sometido a ejecuciones arbitrarias, que son delitos de relevancia internacional.

El canciller panameño, José Raúl Mulino, dijo a la prensa que la resolución sobre la denegatoria de extradición de Serrano fue entregada al embajador de Guatemala en Panamá, Enrique Bethancourt. Mulino señaló que convocó a la Cancillería al embajador guatemalteco para entregarle la "resolución por la cual se niega la extradición del ex presidente Serrano Elías, luego de haber analizado el expediente y conforme al derecho que le asiste a Panamá".



Jorge Serrano Elías fue presidente de 1991 a 1993 sin concluir el periodo constitucional de cinco años. (Foto: Hemeroteca PL)
Jorge Serrano Elías fue presidente de 1991 a 1993 sin concluir el periodo constitucional de cinco años. (Foto: Hemeroteca PL)


El funcionario indicó que "fueron consideradas las profundas connotaciones políticas en torno a la solicitud de extradición, que nos hacen calificar los supuestos delitos allí establecidos como delitos políticos". La decisión panameña fue adoptada en derecho y que considera que no afectará las relaciones con Guatemala, agregó.

Se intentó buscar declaraciones de Serrano Elías, quien se dedicaba en ese entonces a empresas de construcción, pero no fue localizado. Desde el 6 de junio de 1993 se encuentra asilado en Panamá.

Respuesta tajante

El presidente electo panameño, Ernesto Pérez Balladares, del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), no reconsiderará el rechazo de Panamá a la solicitud de extradición hecha por Guatemala en contra del destituido gobernante golpista Jorge Serrano, según declaraciones a una agencia de prensa.

Pérez Balladares dijo que el rechazo de la petición expresado por la Cancillería panameña debe ser tomado como la "repuesta del país", por lo que su Gobierno, que asumirá en los siguientes días, no "reconsiderará" este asunto. El nuevo mandatario panameño indicó que "si la solicitud ha sido rechazada" es porque "ha sido rechazada", y añadió, al respecto que el hecho "de que cambiemos de Gobierno, no quiere decir que cambiemos de país y de política". 



Protestas populares durante el periodo del golpe de Estado, el "Serranazo" de mayo 1993. (Foto: Hemeroteca PL)
Protestas populares durante el periodo del golpe de Estado, el "Serranazo" de mayo 1993. (Foto: Hemeroteca PL)


Repudio por resolución

La actitud del presidente panameño, Guillermo Endara, es decepcionante para el Gobierno y pueblo guatemaltecos, declaró el secretario general de la Presidencia de la República, Héctor Luna Tróccoli, al comentar la negativa de extradición de Serrano. Sin embargo, dijo que de acuerdo al derecho internacional la decisión del gobierno panameño es válida y corresponde ahora al presidente de la República, Ramiro de León Carpio, y a la Cancillería, evaluar los términos de la resolución panameña para asumir una posición oficial.

Luna Tróccoli dijo que el análisis de la resolución panameña llevará a determinar si la negativa de Endara para extraditar a Serrano, asilado en ese país después romper el orden constitucional el 25 de mayo de 1993, fue una decisión política con efectos jurídicos o a la inversa.

El funcionario de gobierno aseguró que para nadie es un secreto que el expresidente Serrano es un protegido de Endara, pero se abstuvo de opinar sobre si ese vínculo pudo influenciar la resolución panameña.



Durante su exilio en Panamá, Serrano se constituyó en un empresario. (Foto: Hemeroteca PL)
Durante su exilio en Panamá, Serrano se constituyó en un empresario. (Foto: Hemeroteca PL)


Por su parte, dirigentes populares expresaron su repudio contra el gobernante panameño por negarse a extraditar al ex presidente Serrano y calificaron de "decepcionante e irresponsable" la respuesta de Panamá a la solicitud guatemalteca. Victor Gudiel, secretario general de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) dijo que Endara debe escuchar no tanto la solicitud formal del Gobierno guatemalteco, sino el clamor popular para que Serrano sea extraditado y juzgado por los delitos que aquí se le imputan.

El coordinador de la Unidad de Acción Sindical y Popular (UASP) Nery Barrios, lamentó que el manto de la impunidad se extienda por la región centroamericana. El dirigente gremial exigió a Endara que expulse a Serrano de Panamá, para que "pague en Guatemala todo lo que se robó", al responsabilizar al ex presidente de dejar vacías las arcas nacionales y provocar la grave crisis económica por la que atraviesa el país.

Error, según el MAS

El Gobierno de Guillermo Endara comete un grave error en política exterior al negar la extradición del ex presidente de Guatemala, Jorge Serrano Elías, dijo Eduardo Rottman Chang, diputado por el partido Movimiento de Acción Solidaria (MAS).

"Toda la casta política y la población civil confiaba en que las presiones del Ejecutivo sobre Panamá daría como resultado el retorno de Serrano para ser juzgado por los tribunales de justicia, agregó Rottman, dirigente del partido que llevó al poder al exgobernante. Asimismo, Rottman dijo que Serrano Elías sería expulsado del MAS, en octubre, cuando realizarían su asamblea general en la cual decidirían probablemente el cambio de nombre de la agrupación política.



El ex presidente Serrano en una foto de archivo del 2012. (Foto: AP)
El ex presidente Serrano en una foto de archivo del 2012. (Foto: AP)


Antecedentes

A fines de mayo de 1993, la CC, presidida por Epaminondas González Dubón —quien fue asesinado en abril de 1994—, declaró inconstitucionales los decretos gubernativos 1-93 y 2-93. El Colegio de Abogados los declaró nulos y el presidente del Tribunal Supremo Electoral se negó a convocar a las elecciones pedidas por Serrano. El Ejército, que se había mantenido al margen, decidió respaldar a la CC.

Serrano fue destituido el 1 de junio, y abandonó la Casa Presidencial rumbo a El Salvador, y después viajó a Panamá. El entonces vicepresidente, Gustavo Espina Salguero, intentó asumir la Presidencia, pero también fue desaforado. González Dubón ejerció simbólicamente la Presidencia, hasta que el Congreso declaró vacante el cargo el 5 de junio, y en la madrugada del 6 de junio designó presidente a Ramiro de León Carpio, quien fungía como Procurador de los Derechos Humanos. Como vicepresidente se nombró a Arturo Herbruger Asturias.

El exgobernante ha señalado a las “élites económica y militar” de ser las responsables de haberlo derrocado, por no ceder a sus “exigencias”. Otto Pérez Molina era director de Inteligencia del Ejército en el gobierno de Serrano, y fue parte de la cúpula militar que demandó la renuncia del mandatario golpista. La ex vicepresidenta Roxana Baldetti fungía como subsecretaria de Información de la Presidencia, entidad desde la que se gestó la censura a la Prensa independiente.

El ministro de Gobernación, Francisco Perdomo, quien acompañó a Serrano Elías durante el anuncio del autogolpe, también salió al exilio. Posteriormente laboró en las empresas de Serrano en Panamá. En los primeros meses del gobierno de Serrano, formaron parte de su administración Manuel Conde Orellana, como secretario general de la Presidencia, y Álvaro Arzú, ministro de Relaciones Exteriores, quienes salieron del gabinete meses antes del autogolpe.

En años recientes se ha intentado cerrar el proceso contra Serrano y la orden de captura internacional, pero sin éxito. Serrano incluso comentó que de cancelar la orden de aprehensión podría regresar al país. Desde las redes sociales ha criticado la gestión de Otto Pérez Molina, irónicamente cuando este último y Baldetti, hoy en prisión, formaron parte de su gobierno.