Hemeroteca

Recambio: Vuelve orden constitucional

Luego de haber sido destituido como presidente, Jorge Serrano Elías salió del país con destino a El Salvador y posteriormente se radicó en Panamá.

Por Hugo Cuyán Vásquez

Ramiro De León Carpio es nombrado presidente de Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)
Ramiro De León Carpio es nombrado presidente de Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)

Después de haber abandonado la Casa Presidencial, Jorge Serrano Elías salió del país el 1 de junio de 1993. El vicepresidente Gustavo Espina Salguero intentó asumir la Presidencia de la República, acción que impidieron los pocos diputados que se dieron cita en el Palacio Legislativo.

Centenares de manifestantes rodearon el edificio parlamentario para evitar el ingreso de Espina Salguero, quien supuestamente acudiría a ese organismo para ser juramentado como nuevo mandatario de la Nación.

El presidente de la Corte de Constitucionalidad (CC), Epaminondas González Dubón —quien fue asesinado tiempo después— ejerció simbólicamente la Presidencia de la República hasta que el Congreso declaró vacante el cargo, el 5 de junio de ese año.

Nuevo presidente

El Legislativo sería el encargado de elegir al nuevo gobernante. Entre los candidatos se propuso a Arturo Herbruger Asturias, expresidente del Tribunal Supremo Electoral, y al abogado Ramiro De León Carpio, quien fungía como Procurador de los Derechos Humanos.

La votación resultó con 64 votos a favor de De León y 51 para Herbruger; ese resultado convirtió a De León Carpio en el trigésimo noveno presidente de Guatemala, tras ser designado por el pleno del Congreso para ocupar la más alta magistratura del país.

Posteriormente se designó a Herbruger como vicepresidente.

Al cumplir el Legislativo con la elección del nuevo mandatario dentro de los términos exigidos por la CC, el país volvió a la normalidad luego de la ruptura causada por el golpista Serrano Elías.