Hemeroteca

Se les terminó la plata

El 15 de agosto de 1999, Prensa Libre publicó sobre la crisis financiera de distintos partidos políticos, según manifestaron  jefes de campaña, por lo cual  tuvieron que hacer rifas y solicitar préstamos para  continuar  la campaña proselitista.

Por Hemeroteca PL

Partidos políticos se quedan sin dinero. (Foto: Hemeroteca PL)
Partidos políticos se quedan sin dinero. (Foto: Hemeroteca PL)

“No tenemos fondos”

Rodrigo Asturias Amado, jefe de campaña del partido Alianza Nueva Nación (ANN), fue el primero en romper el silencio, al comunicar que su partido había recibido aportes de varias  organizaciones y varios sectores, pero que pero “a puras penas  les alcanzó  para empezar su campaña política”.

Debido a la escasez de fondos  tuvieron que pedir apoyo  a los militantes  del partido. Por ejemplo, en   Quetzaltenango las cinco mil  banderas  que portaban los seguidores de la izquierda  y los afiches que fueron  distribuidos a nivel nacional fueron elaborados  por artesanos  de la región.

Los fondos  para  continuar con la propaganda son demasiado altos, dijo, por lo cual  tuvieron  que  rifar un vehículo y hacer varias actividades populares  para agenciarse de fondos.

Milagros bíblicos

El partido  Acción Renovadora Democratica (ARDE) por medio de su jefe de campaña Emilio Pacheco, dijo que ellos  vivían de la economía popular guatemalteca. Sin embargo, hizo referencia al hecho bíblico de la multiplicación de los peces y los panes.

Pacheco  dijo en ese entonces  que hubo días en que amanecían  “en rojo”, pero que los aporte en especie los  habían mantenido a flote.

Agrego que los mítines  de cada fin de semana eran los que más consumían fondos. Ante ello, el candidato  y su comitiva  retornaban a sus casas  y sus esposas  les preparaban sandwiches, para evitar el pago  de hospedaje y alimentación.

Televisión gratuita

El partido de Avanzada Nacional (PAN) era señalado por los opositores  de  beneficiarse del Estado para su campaña, por lo cual, Héctor Cifuentes, jefe de campaña también se quejo de falta de recursos.

La presencia  que el partido mantenía en televisión, el cual llegaba  al 80 por ciento, se la regala el dueño  de los canales  de televisión, según  un acuerdo suscrito  con los candidatos  a la Presidencia.

Cifuentes  manifestó en aquella oportunidad   que tuvieron que recurrir  al sistema bancario   para hacer un nuevo préstamo, ya que necesitaban financiar  la propaganda  en la prensa escrita  y en la radio. El primer préstamo  fue de Q3 millones.

Sostuvo que las donaciones  de láminas, plástico e impresiones  hizo la diferencia. El rubro  más fuerte  lo constituían las giras, pero el candidato presidencial Óscar Berger, habría logrado  que le prestaran dos helicópteros.

Mientras todos  se quejaban de que no había dinero para sus campañas, el candidato del Frente Republicano Guatemalteco (FRG) Alfonso Portillo por medio del encargado de finanzas del partido, Harris Whitbeck, dijo que el espacio televisivo era gratuito porque ellos carecían también de fondos  y que los pequeños aportes  de los activistas  los mantenían a flote.

José Luis Chea Urruela,  de la Unión Verde, señaló al PAN y al FRG de contar con suficientes recursos.

El PAN, por  la estructura  que habría logrado montar recaudó más fondos por medio de Fraterno Vila, y el FRG es beneficiado, debido a que se ubicaba en primer lugar, mientras que el resto de candidatos  vivía “casi  en la calle”,  indicó Chea Urruela.

En busca de  dinero

Mediante diversos mecanismos,  los partidos  políticos  buscaron la mina que los proveyera  de recursos económicos para continuar en la contienda electoral.

Unos  hicieron rifas y convivios, y otros, fuertes préstamos bancarios. Los más astutos  pedían respaldo a sus afiliados  para  que ayudaran con playeras  y carteles,  ya que todos  eran beneficiados con los espacios televisivos gratuitos.

Esto  tendría un costo político  a la hora  de  que algún partido político  saliera ganador en las elecciones generales de 1999.