Hemeroteca

Se pelean el voto de ex patrulleros

En la página 5 de “Tribuna” del 9 de marzo de 1999 se publicó que varios partidos buscaban el voto de los ex integrantes de las Patrullas de Autodefensa Civil, en la antesala de las elecciones presidenciales.

Por Hemeroteca PL

En 1999 varios partidos se disputaban el voto de los ex patrulleros civiles. (Foto: Hemeroteca PL)
En 1999 varios partidos se disputaban el voto de los ex patrulleros civiles. (Foto: Hemeroteca PL)

Con los comicios a las puertas, varios partidos, entre ellos el Frente Republicano Guatemalteco (FRG); el Partido de Avanzada Nacional (PAN), y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) se peleaban como “pan caliente” el voto de los entonces mal afamados patrulleros de autodefensa civil.

El FRG llevaba la delantera a los otros partidos, porque durante el régimen de facto de Efraín Ríos Montt se habían formado esos grupos armados.

Sin embargo, se publicó, también el PAN buscó acercarse a estos grupos para ver cuántos votos conseguía.

En ese entonces, el secretario general del PAN, Héctor Cifuentes, aseguró que no tenían acceso a la organización de esos grupos militarizados, pero otros panistas opinaron que era factible buscar canales de comunicación.

“Es totalmente legítimo tocar las puertas de cualquier ciudadano”, dijo el general retirado Arturo de la Cruz, de la bancada del PAN.

Sin embargo, Cifuentes defendió la idea de que más que un mero acercamiento con las PAC les interesaba llegar a las comunidades, donde los comités pro desarrollo y mejoramiento estaban integrados en su mayoría por ex patrulleros.



El FRG tenía más acceso a las PAC, porque se formaron con Ríos Montt. (Foto: Hemeroteca PL)
El FRG tenía más acceso a las PAC, porque se formaron con Ríos Montt. (Foto: Hemeroteca PL)


Focos y chorritos

Cifuentes hizo énfasis en las agrupaciones de desarrollo que operaban en las comunidades.

“El habernos acercado a esos movimientos, así como a las cooperativas es lo que nos ha servido para mejorar nuestra imagen en el interior”, sostuvo entonces.

Los panistas hicieron alarde de la cantidad de chorros de agua entubada o focos de alumbrado público que habían instalado en comunidades remotas, y que éstas no olvidarían esos gestos humanitarios.

Otro caballito de batalla fue que también hacían alarde de haberse aliado con el poder local.

En fin, los partidos mencionados buscaban votos entre las filas de los ex combatientes de la guerrilla y los ex patrulleros. La guerra había quedado atrás, pero los actores y las estrategias seguían vigentes.

Para atizar el cotarro electoral, algunas de las organizaciones políticas buscaban resucitar estructuras militares para aumentar su caudal de electores.

¿Quiénes se interesan en quiénes? era la pregunta que flotaba en el ambiente. ¿Son los partidos los interesados en despertar esa masa dormida o esa masa empobrecida estaba ansiosa de desarrollo?

No hay que olvidar que la precariedad de la situación económica de los patrulleros los convertía en sujetos de manipulación.

Cosas de la política...

La entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, en un encuentro con ex patrulleros. (Video: Youtube)