Hemeroteca

1993: surge otra directiva en el Legislativo

Luego  el rompimiento del orden constitucional por el entonces presidente Jorge Serrano Elías, en 1993, los guatemaltecos exigieron la renuncia de los 116 diputados del Congreso de la República acusado de corrupción.

Por Hemeroteca PL

Portada del 6/9/1993 diputados que integran el grupo de los 76 desconocieron la junta directiva presidida por José Fernando Lobo Dubón y en su lugar eligieron como presidente al licenciado Arturo Soto Aguirre, del FRG (foto: Hemeroteca PL)
Portada del 6/9/1993 diputados que integran el grupo de los 76 desconocieron la junta directiva presidida por José Fernando Lobo Dubón y en su lugar eligieron como presidente al licenciado Arturo Soto Aguirre, del FRG (foto: Hemeroteca PL)

El  5 de septiembre de 1993, durante la sesión en la cual se trataba el tema de la depuracón, la Junta Directiva del Congreso, encabezada por el diputado de la Democracia Cristiana (DC)  José Lobo Dubón, fue desconocida por un grupo  de 76 diputados quienes nombraron a una nueva junta encabezada por el diputado Arturo Soto Aguirre, del Frente Republicano Guatemalteco (FRG) quien recibió el apoyo del presidente Ramiro De León Carpio.

Golpe técnico

Lobo Dubón, hasta esa noche presidente del Congreso, desconoció la nueva junta directiva presidida por Soto.

Los diputados que desconocieron a la junta directiva presidida por José Fernando Lobo Dubón y en su lugar eligieron a Arturo Soto Aguirre del FRG. (Foto: Hemeroteca PL)
Los diputados que desconocieron a la junta directiva presidida por José Fernando Lobo Dubón y en su lugar eligieron a Arturo Soto Aguirre del FRG. (Foto: Hemeroteca PL)

Lobo Dubón acusó a los diputados del Partido de Avanzada Nacional (PAN) y del Frente Republicano Guatemalteco (FRG) de haber recibido "Q25 mil' cada uno de los que integraban la Instancia Nacional de Consenso (INC)", para dar un Golpe Técnico".

Precisó que el CACIF, conjuntamente con De León Carpio, orquestaron "todo un show, para quedarse con el poder y que por la via legal impugnaria  la elección de la nueva junta directiva".

Llegan a puñetazos

El diputado Enrique Guillén Funes, de la bancada Democracia Cristiana (DC) se aproximó  al diputado Francisco Reyes López, del Frente Republicano Guatemalteco, a quien le dirigió palabras ofensivas, luego le lanzó un  teléfono  el cual impactó contra Carlos García Porras, quien a su vez se puso de pie  y le dio una bofetada a Guillén Funes.

Durante la sesión se apoderó  el desorden y e caos, varios diputados  trataban de calmar  los ánimos, mientras otros legisladores proferían insultos contra  los diputados del Partido Avanzada Nacional (PAN) a quienes tildaron de corruptos y sinvergüenzas debido a que no firmaron el documento donde les exigían  renunciar a su curul.

En las afueras  del Congreso  empleados del Estado exigían la renuncia de todos los diputados a quines acusaban de corruptos.

El diputado Enrique Guillén Funes (izquierda), discute con el representante Carlos García Porras después que éste le diera una bofetada en el rostro el 5/9/1993. (Foto Hemeroteca PL)
El diputado Enrique Guillén Funes (izquierda), discute con el representante Carlos García Porras después que éste le diera una bofetada en el rostro el 5/9/1993. (Foto Hemeroteca PL)

El diputado Guillén Funes fue el más agresivo, ya que frente a la puerta principal del Congreso agredió a Rodolfo Rosales García-Salas, activista de Alianza Cívica, y luego  rompió  en pedazos  la bandera  nacional,  violando  el artículo 416 del Código Penal.

Toman el Congreso

El 7 de septiembre de 1993 un grupo de 200 sindicalistas, entre ellos del Grupo de Apoyo Mutua (GAM), Comité de Unidad Capmpesina (CUC) y  de la Unidad  de Acción Sindical y Popular (UASP) ingresaron al estacionamiento del Congreso donde rompieron  parte de las puertas y ocuparon el Legislativo, para celebrar simbólicamente la primera sesión “plenaria del pueblo”.

Gritando consignas “¡Que renuncien!, que renuncien!”, ocuparon las diferentes curules mujeres ancianas  fueron las primeras en levantar las manos en señal que habían  logrado  sacar algunos parlamentarios.

Protesta de sindicalistas, empleados públicos, Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), Comité de Unidad Campesina  (CUC) y de la UASP  protestaron frente al Congreso de la República antes de ocuparlo. 5/9/1993. (Foto Hemeroteca PL)
Protesta de sindicalistas, empleados públicos, Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), Comité de Unidad Campesina (CUC) y de la UASP protestaron frente al Congreso de la República antes de ocuparlo. 5/9/1993. (Foto Hemeroteca PL)

Los sindicalistas sentados en las butacas  gritaban “¡el pueblo tiene que escucharnos!", pues los diputados han manejado a su antojo la legislación y no vamos a permitir más abusos”.  

Celebran "sesión del pueblo"

Luego de instalarse en las curules, la dirigente Nineth Montenegro  y otros sindicalistas  ocuparon el lugar de la junta directiva  para celebra la primera  “sesión del pueblo” en la cual aprobaron una ley popular que disponía: 1) El desafuero de la totalidad de parlamentarios y de 116 suplentes; 2) Reformas a la ley electoral  y de partidos políticos para que tuvieran  participación todos lo sectores; 3)Fijaron Plazo de dos meses para la celebración de elecciones parlamentarias.

Numerosos integrantes de grupos populares, entre ellas varias mujeres indígenas, incursionaron en el Congreso de la República y ocuparon las curules para celebrar la "sesión del pueblo". (Foto: Hemeroteca PL)
Numerosos integrantes de grupos populares, entre ellas varias mujeres indígenas, incursionaron en el Congreso de la República y ocuparon las curules para celebrar la "sesión del pueblo". (Foto: Hemeroteca PL)

Nineth Montenegro, dirigente del GAM, dijo que  la resolución de la Corte de Constitucionalidad  era respetable, y que exixtian un tiempo prudencial para que los diputados se fueran tambien aceveró, que no  reconocian a ninguna de las dos directivas; sin embargo, aseguró que no se puede quedar acéfalo el Congreso, por lo que los diputados tendrán que decidir quién deberá dirigir el Legislativo mientras hubiera nuevas elecciones.

Proceso contra 116 diputados

El 7 de septiembre de 1993  Helio Sánchez,  fiscal del Ministerio Público, informó sobre el  proceso  en contra 116 diputados acusados de los  delitos  de violación  a la Constitución, omisión de denuncia, abuso de autoridad y anticipación de funciones públicas.

Sánchez expresó que la demanda  era producto de una serie de problemas reñidos con la ley entre los diputados especialmente los incidentes  que se habían producido anteriormente y en los cuales surgió una nueva directiva. También indicó que se procesaría a los dirigentes  sindicales que interrumpieron violentamente  el hemiciclo parlamentario.

Nineth Montenegro del GAM junto a varios manifestantes se presentaron nuevamente al Congreso y recorrieron todas las bancadas solicitando la renuncia de los 116 diputados titulares y suplentes. (Foto: Hemeroteca PL)
Nineth Montenegro del GAM junto a varios manifestantes se presentaron nuevamente al Congreso y recorrieron todas las bancadas solicitando la renuncia de los 116 diputados titulares y suplentes. (Foto: Hemeroteca PL)

Diputados con antejuicio

Los diputados  a quienes se les abrió proceso de antejuicio  y que no prosperó  fueron Edmond Mulet (UCN), Rafael Oliveros Ramírez (MAS), Vinicio Cerezo Arevalo (DC), Vinicio Villar Aleu (DC),  Joaquin Loprenzana  Bámaca (MAS),  Victor Mendoza  Hernández (DC),  Enrique Guillén Funez (DC), José Lobo Dubón (DC), todda la junta directiva de facto, Miguel  de la Cruz Ponce, Telésforo Guerra Cahn, Ramiro de León Carpio (presidente de la República), acusados de varios delitos.

El 10 de febrero de 1994 el pleno conoció la decisión de varios diputados quienes finalmente optaron por retractarse de la renuncia que habían presentado, por lo cual continuaron  en sus curules.

Gobiernos con similar crisis

19 de septiembre  2000

El Movimiento Ciudadano realizó un plantón frente al Congreso exigiendo  la renuncia y el antejuicio contra José Efraín Rios Montt, la junta directiva  del Congreso y 24 congresistas acusados de alterar  la ley de bebidas alcohólicas, en el  caso conocido como Guategate.  

14 de noviembre de 2004

Grupo pro justicia pidió a los legisladores que pretendían aumentarse de sueldo mensual que renunciaran al Congreso de la República. “Si no les alcanza lo que devengan, que busquen otro trabajo”, instaron miembros de grupos civiles.

Ciudadanos de distintas edades y clases sociales se congregaron frente al Congreso para exigir la renuncia de los diputados por el Caso MDF en 2008. (Foto hemeroteca PL)
Ciudadanos de distintas edades y clases sociales se congregaron frente al Congreso para exigir la renuncia de los diputados por el Caso MDF en 2008. (Foto hemeroteca PL)

1 de agosto de 2008

Luego del escándalo del desvío  de Q82.8 millones del erario del Congreso de la República que fueron a dar a Mercado de Futuro  (MDF) los jefes de bloques  exigieron la renuncia  del presidente  de ese Organismo,  Eduardo Meyer Maldonado, y exigieron al Ministerio Público que recuperara el dinero.

Manifestantes se movilizaron hacia el Congreso de la República para mostrar su rechazo a los diputados por no hacer nada para que renunciara el Binomio presidencial del Partido Patriota en 2015. (Foto Hemeroteca PL)
Manifestantes se movilizaron hacia el Congreso de la República para mostrar su rechazo a los diputados por no hacer nada para que renunciara el Binomio presidencial del Partido Patriota en 2015. (Foto Hemeroteca PL)

15 de agosto de 2015

Durante las marchas en contra de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti un grupo de manifestantes  se reunió frente al Congreso de la República y exigió la renuncia de los diputados, a quienes acusaron de haber protegido al presidente Pérez Molina  y no retirarle la inmunidad.