Hemeroteca

2004: maremoto causa estragos en sudeste de Asia

El 26 de diciembre de 2004 se produce un fuerte terremoto y posterior tsunami en el océano Índico que alcanzó las costas de Bangladesh, Indonesia, Tailandia, Sri Lanka, Malasia e India que dejó más de 200 mil muertos. 

Por Hemeroteca PL

Vista aérea sobre West Aceh, Indonesia luego del tsunami que provocó estragos el 26 de diciembre de 2004. (Foto: AP)
Vista aérea sobre West Aceh, Indonesia luego del tsunami que provocó estragos el 26 de diciembre de 2004. (Foto: AP)

El primer conteo de fallecidos ascendía a 11 mil personas y miles de desaparecidos en el sudeste de Asia, donde el terremoto más fuerte de los últimos 40 años estremeció a Indonesia y levantó olas gigantescas que devastaron seis países de la región, especialmente Sri Lanka, India e Indonesia.

El sismo tuvo una magnitud de 8.9 en la escala abierta de Richter y se produjo a las 00.58 GMT en la isla de Sumatra.

El poderoso terremoto desató una sucesión de maremotos con olas de hasta 10 metros de altura. Ya entrada la noche, el balance de muertos era de más de 11 mil 300 en las seis naciones: Sri Lanka, India, Indonesia, Tailandia, Malasia, Maldivas y Bangladesh.

Un vehículo quedó entre botes después de la gigantesca ola que alcanzó la isla de Langkawi en Malasia. (Foto: EFE)
Un vehículo quedó entre botes después de la gigantesca ola que alcanzó la isla de Langkawi en Malasia. (Foto: EFE)
Los más castigados

Indonesia es la más castigada, según las últimas cifras, con al menos cuatro mil 185 personas muertas tras el sismo y el maremoto que castigaron Aceh y Sumatra del Norte, informó el ministro de Sanidad indonesio.

En Sri Lanka el saldo fatal fue de más de cuatro mil 200 personas, en su mayoría niños y ancianos. Hay unos mil 600 heridos y muchas personas están desaparecidas.

Unos dos mil 447 habitantes del sur de la India perdieron la vida e igualmente hay numerosos desaparecidos por lo que cifra aumentará, dijo el ministro del Interior indio, Shivraj Patil.

En el sur de Tailandia fallecieron al menos 310 personas, incluidas turistas extranjeros que se encontraban de vacaciones en balnearios. Asimismo, cinco mil 400 quedaron heridas, reportó la Policía.

Foto aérea de la devastación causada por el tsunami en Banda Aceh, Indonesia. (Foto: AFP)
Foto aérea de la devastación causada por el tsunami en Banda Aceh, Indonesia. (Foto: AFP)

En Malasia, la cifra de muertos es de 42, pero hay decenas de desaparecidos.

Un turista británico y otras 14 personas murieron en las islas Maldivas, informaron oficiales y residentes.

En Bangladesh un padre y su hijo perecieron cuando un barco turístico fue alcanzado por las enormes olas.

De acuerdo con el sitio en la Internet del Servicio Geológico de EEUU, el terremoto de 8.9 grados tuvo su epicentro frente a la costa del norte de Sumatra, a unos mil 620 kilómetros al noroeste de Yakarta, a 10 kilómetros de profundidad. Hubo al menos media docena de réplicas, de entre seis y 7.3 grados.

Las olas arrastraron decenas de vehículos y dañaron casas y edificios. (Foto: AP)
Las olas arrastraron decenas de vehículos y dañaron casas y edificios. (Foto: AP)
El quinto más fuerte

Fue el quinto terremoto más poderoso registrado en el mundo desde 1900, y el más fuerte desde uno de 9.2 grados que azotó Alaska en 1964, dijeron estadounidenses expertos en sismología.

Hace justamente un año, el 26 diciembre de 2003, un sismo de 6.3 grados arrasó la ciudad iraní de Bam, con un resultado de al menos 26 mil muertos, según datos oficiales ofrecidos en los días siguientes.

Solidaridad

El Papa Juan Pablo II pidió ayuda para las víctimas de las marejadas gigantes en el sudeste de Asia. Su pedido fue acogido en la mayor parte de países europeos.

En Austria, las autoridades y organizaciones caritativas solicitaron a la población que done dinero de manera urgente.

En Bruselas, el Comisionado de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea, Luis Michel, dijo que era importante entregar la ayuda en “esas horas y días vitales inmediatamente después del desastre”.

La reina británica Isabel II dijo que estaba “muy triste al conocer la horrorosa situación” y ofreció su ayuda.

La respuesta también llegó de Latinoamérica donde varios países, entre ellos Chile y Venezuela, se declararon dispuestos a enviar ayuda para los damnificados.

Tailandeses buscan a sus familiares entre centenares de cadáveres que continúan sin ser sepultados. (Foto: AP)
Tailandeses buscan a sus familiares entre centenares de cadáveres que continúan sin ser sepultados. (Foto: AP)
Terremoto desplazó islas

El sismo que desató mortales olas gigantes en el sudeste de Asia fue tan poderoso que hizo a la Tierra temblar sobre su eje y alteró el mapa de la región, afirmaron geofísicos estadounidenses.

El temblor de 9 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que se produjo al sudeste de la isla de Sumatra, podría haber desplazado hasta 20 metros algunas pequeñas islas de la zona, según uno de los expertos.

“En base a los modelos sísmicos, algunas de las islas más pequeñas de la costa sudeste de Sumatra podrían haberse movido hacia el sudoeste unos 20 metros. Ese es un gran deslizamiento”, dijo Ken Hudnut, experto del Servicio Geológico de EEUU.

El extremo noroeste del territorio indonesio de Sumatra podría también haberse corrido hacia el sudoeste unos 3.6 metros, según Hudnut.

Además, según el funcionario y otros expertos, la energía desatada por el movimiento de tierra submarino hizo temblar al planeta sobre su eje.

Por su parte, investigadores italianos señalaron que el maremoto modificó la inclinación del eje de rotación de la tierra, según indicó la Agencia Espacial Italiana (AEI). Los científicos italianos calculan que la modificación fue de cerca de dos milésimos de segundo, lo que corresponde a unos cinco a seis centímetros en línea recta, precisó la agencia italiana.

La modificación se verificó en la dirección del epicentro del terremoto y de los primeros análisis no se detecta algún efecto en la dirección del meridiano de Greenwich, explicaron fuentes del centro espacial.

Testimonio de compatriota

María Gabriela Álvarez Aragón, una instructora de buceo guatemalteca que partió hacia Tailandia, nueve meses antes del terremoto, relató el pánico y sufrimiento que vivió durante el movimiento telúrico en la isla de Koh Phi Phi, donde residía.

“Eran las 8 de la mañana, yo estaba dormida, cuando se fue la luz y empecé a oír un ruido que nunca había escuchado en mi vida, era como una avalancha, era terrorífico”.

“Segundos después, el lugar estaba cubierto por lodo, escombros, heridos y cadáveres, que cubrían el patio del conjunto de viviendas donde yo vivía, a un kilómetro de la playa, en uno de los puntos altos de la isla”, agregó.

“Sentí terror y pánico de ver a toda esa gente herida y cuerpos sin vida por doquier; en ese momento corrimos con unos compañeros hacia uno de los puntos más altos de la isla hacia donde huía la multitud, por el azote de las olas”, contó la joven, con la voz entrecortada por el llanto.