Hemeroteca

Violenta erupción del Volcán Pacaya en 1987

Fue noticia el 25 de enero de 1987 una impresionante erupción del Volcán de Pacaya la cual además de brindar un espectáculo causó varios daños en poblaciones cercanas.

Por Hemeroteca PL

Titular de Prensa Libre del 26/01/1987. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 26/01/1987. (Foto: Hemeroteca PL)

La nota periodística indicaba que a las 18.15 horas ocurrió un retumbo que se pudo escuchar inclusive en la capital, siendo el preludio de una enorme columna de humo, cenizas y arena que en minutos alcanzó unos diez kilómetros de altura.

El fenómeno, por haber ocurrido pocos minutos antes del atardecer, fue visible desde la ciudad capital y en varios municipios cercanos, esto provocó un masivo éxodo de pobladores de las aldeas situadas en las faldas del volcán.

Cientos de personas se dirigieron con algunas pertenencias a los municipios de Santa Elena Barillas, Amatitlán y San Vicente Pacaya, en busca de abrigo, mientras efectivos de los bomberos y de las fuerzas de seguridad se dirigían a la zona para brindar los primeros auxilios.

Las áreas más afectadas fueron las ubicadas en el área de Villa Canales, Santa Elena Barillas, aldea Los Pocitos y lugares aledaños. Ahí reportaron que la erupción provocó trastornos meteorológicos, ya que al momento de producirse, simultáneamente dió inicio a un fuerte viento que arrastró consigo las piedras y arena que el volcán lanzaba con dirección a dichos lugares.



Dos aspectos de la erupción del Volcán de Pacaya que ilustraba la portada de Prensa Libre del día 26 de enero de 1987. (Foto: Hemeroteca PL)
Dos aspectos de la erupción del Volcán de Pacaya que ilustraba la portada de Prensa Libre del día 26 de enero de 1987. (Foto: Hemeroteca PL)


Diversas aves de corral perecieron al impacto de la lluvia de piedras candentes y arena volcánica. Reses y otros semovientes se desperdigaron por el campo, en un intento de escapar a la lluvia trágica, sin que los dueños supieran su paradero. Algunos vecinos de la aldea El Caracol, en San Vicente Pacaya, informaron que el cielo se oscureció y que únicamente era visible un resplandor colorado de unos 400 metros de diámetro y una columna de fuego de más de mil metros.

"El volcán estaba en su actividad normal cuando de pronto un zumbido diferente se pudo escuchar. Era un sonido intenso" relató el señor Antonio Portillo, de la aldea Caracol, San Vicente Pacaya. Al mismo tiempo, continuó, la lava y el fuego del volcán fue elevándose, hasta que no pudimos ver más, porque se oscureció debido a la cantidad de ceniza, arena y piedra que cayeron, agregó.

Por su parte el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, INSIVUMEH, indicó que la actividad del coloso se incrementó a las 13 horas, pero se hizo más crítica entre las 18 y las 18.30 lo cual alarmó a las poblaciones aledañas al volcán, entre ellas las aldeas Patrocinio, San José Calderas, Altas y Bajas y Los Pocitos.



Nota periodística informando sobre la erupción del Volcán de Pacaya el 25 de enero de 1987. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota periodística informando sobre la erupción del Volcán de Pacaya el 25 de enero de 1987. (Foto: Hemeroteca PL)


Desde la capital, a eso de las 18.45 horas, era visible la nube de humo, ceniza y arena se había ensanchado a causa del viento y se había dirigido hacia varios puntos del centro del país.

El saldo final de la erupción fue de dos personas muertas, una falleció a consecuencia del susto que le provocó la erupción, el fallecido era oriundo de San Vicente Pacaya. El otro caso ocurrió en la aldea Concepción Los Cedros de Amatitlán, en el que una persona murió de un paro cardiaco al ver la actividad inusual del volcán.