Linchan a guardia en Huehuetenango

Una turba linchó ayer en la madrugada a Domingo Morales Pérez, de 22 años, guardia de seguridad privada, en La Loma, Aguacatán, Huehuetenango, presuntamente por haber matado con arma cortante al comerciante Ismael Chávez Solís, 19.

Por POR MIKE CASTILLO

<p>Ataúd  del comerciante Ismael Chávez Solís, en Aguacatán.</p>
Ataúd del comerciante Ismael Chávez Solís, en Aguacatán.

Según Henry Cabrera subcomisario, jefe interino de la Comisaría 43 de la Policía Nacional Civil (PNC), al mediodía del domingo último, Chávez Solís fue atacado en el mercado de este municipio por el guardia de seguridad privada, quien lo hirió con un cuchillo.

Aún con vida, el comerciante fue trasladado al Centro de Atención Permanente, donde luego de ser estabilizado fue remitido a un hospital privado de la cabecera, donde murió cuando era ingresado.

Un grupo de pobladores se enardeció al enterarse de lo ocurrido, buscó a Morales Pérez y, al detenerlo, lo entregó a la PNC, por lo que quedó encarcelado.

Minutos después, unos 500 vecinos llegaron a la subestación, destruyeron la carceleta donde se hallaba Pérez y se lo llevaron a la aldea La Loma, donde lo vapulearon hasta matarlo, ayer en la madrugada, y lo colgaron de una de las porterías del campo de futbol.

Armando Chávez relató: “Estaba en el funeral de un vecino cuando pobladores me informaron que en el mercado municipal habían atacado a mi hermano, por lo que viajé hacia este lugar y busqué asistencia médica para salvarle la vida, pero fue infructuoso”.

Érick Villatoro, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos, dijo que los linchamientos se deben a la falta de acción de las autoridades a las que corresponde atender esta problemática.

Antonio López, gobernador, indicó que se ha considerado retomar el comité de seguridad, donde se coordinan las acciones a seguir para actuar en forma preventiva, y no correctiva.