Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

21/04/13 - 06:31 Internacionales

Duelo y asistencia para las víctimas del terremoto al suroeste de China

Miles de socorristas militares, civiles o simples ciudadanos trataban este domingo de rescatar a las víctimas y curar a los heridos del terremoto que dejó al menos 203 muertos y desaparecidos en Sichuan, al suroeste de China.

SICHUAN- Más de 24 horas después del terremoto de 6.6 grados de magnitud, que destruyó unas 10 mil viviendas en esta región montañosa y muy poblada, los heridos seguían acudiendo a los atestados hospitales y eran generalmente acogidos en tiendas de campaña montadas tras la catástrofe.

La provincia de Sichuan, una de las cuatro más pobladas de China con 80 millones de habitantes, fue devastada por un terremoto en 2008, de magnitud 7.9, que dejó unos 87 mil muertos y desaparecidos en la región de Wenchuan, 200 km al noreste del epicentro del seísmo del sábado. Según el último balance oficial, mediada la jornada del domingo, el terremoto dejó 203 muertos, 24 desaparecidos y 11 mil 500 heridos.

Wu Yong, padre de una de las víctimas mortales, sollozaba el domingo ante el ataúd de su hijo. "No pude tenderle una mano para salvarlo", se lamenta este hombre de 42 años, al recordar los funestos segundos, el sábado por la mañana, cuando se derrumbó su casa. La habitación del muchacho, de 15 años, quedó sepultada bajo los escombros. "Lo llamé y me respondió dos veces, pero no pude salvarlo" cuenta Wu, desesperado.

Bomberos y demás socorristas, que trabajaron durante toda la noche, consiguieron extraer de los escombros de edificios hundidos a 91 personas con vida, anunció el Ministerio de Seguridad Pública. Sabuesos adiestrados para este tipo de catástrofes llegaron de Pekín y los equipos de socorristas se desplegaban en las zonas rurales recónditas, menos accesibles sobre todo por los corrimientos de tierras provocados por el sismo.

Más de mil cien réplicas sísmicas se sucedieron desde el terremoto inicial, que duró unos 30 segundos. Su epicentro se situó cerca de la ciudad de Ya'an, en el cantón de Lushan, 140 km al oeste de la capital provincial, Shengdu. Las construcciones en las zonas rurales chinas son a menudo de mediocre calidad y las normas antisísmicas apenas se respetan.

Un mujer de 68 años, con el brazo roto, recordó el terror que sintió en el momento del sismo. "Fue como si la montaña se hubiera vuelto viva", contó a la AFP. "Ahora ya no sé a dónde ir". El acceso de los equipos de rescate era entorpecido por los grandes embotellamientos en las carreteras que conducen a la zona, algunos de más de 20 kilómetros.

Un vehículo militar que transportaba a 17 soldados cayó en un barranco, causando la muerte a un militar, e hiriendo a siete, según la agencia China Nueva. Mas de 17.000 militares y policías han sido enviados al lugar, y cinco drones son utilizados para tomar imágenes aéreas, según esta agencia.

El primer ministro, Li Keqiang, que llegó el sábado a la zona del terremoto, seguía supervisando las operaciones este domingo por la mañana. Los medios de comunicación oficiales lo mostraron tomando una colación en una de las tiendas para los damnificados. "El esfuerzo en las labores de rescate es nuestro primer deber" dijo, tras subrayar que "las primeras 24 horas son cruciales para salvar vidas".

El presidente ruso, Vladimir Putin, envió un telegrama de pésame a su homólogo chino, Xi Jinping, y le aseguró que Rusia está preparada para dar "toda la ayuda necesaria" al país vecino, anunció el Kremlin. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso expresó sus "sinceras condolencias" al Gobierno y al pueblo chinos. Por su parte, el presidente francés, François Hollande, que efectuará una visita de Estado a China el jueves y el viernes, expresó "la plena solidaridad de Francia".

POR AFP / China

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.