Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

08/04/10 - 09:13 Internacionales

Condenan a pena de muerte a médico chino por matar a ocho niños en escuela

El cirujano chino Zheng Minsheng, que el pasado 23 de marzo apuñaló a 13 niños en la puerta de una escuela del sureste de China, de los cuales murieron ocho, ha sido condenado este jueves a pena de muerte, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Zheng Minsheng, de 41 años, apuñaló a 13 niños en la puerta de la Escuela Primaria Experimental de la ciudad de Nanping en la provincia de Fujian (sureste) , localidad donde el condenado trabajó como médico en una clínica.

El objetivo del ataque, según declaró a la Policía, era vengarse de su jefe, que le presionaba para que dejara su trabajo, y de su ex novia, con la que había terminado la relación hace dos años.

El infanticida llegó a asegurar que su intención era matar a 30 escolares, pero, según informaron testigos, los guardias de la escuela y un peatón consiguieron controlarlo hasta que llegó la Policía.

Zheng presentó su dimisión el año pasado en la clínica de Nanping por sufrir problemas mentales, sin embargo, de acuerdo con el informe policial, el condenado no tiene antecedentes de enfermedad mental.

Según la Policía, Zheng cometió el ataque porque se sentía "frustrado" después de finalizar la relación con su ex novia, por lo que "no encontraba sentido a su vida" .

El fiscal coincidió con esta descripción, ya que durante el juicio de hoy indicó que Zheng no veía sentido a la vida porque no estaba casado, sus relaciones con las mujeres eran infructuosas, así como las familiares, y no tenía éxito en el trabajo.

El condenado admitió ante el Tribunal que había cometido el asesinato de forma intencionada y que estaba "dispuesto" a asumir la responsabilidad de sus actos.

Zheng contó a los investigadores que su jefe de la clínica, Wang Detong, había sido la principal razón de su venganza, ya que durante años "había impedido que ascendiera y le animaba a que dimitiera, pese a que no tenía otro sitio donde ir" .

Respecto a su ex novia, aseguro que "había dado mucho por ella sin tener nada a cambio" y la culpaba de todavía estar soltero a su edad.

Seis de los 13 niños que atacó Zheng murieron en el acto, dos en el hospital y otros cinco resultaron heridos, de los cuales, cuatro han comenzado un proceso de rehabilitación, pero otro permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital de Nanping.

El infanticidio ha conmocionado a la sociedad china, especialmente en la provincia de Fujian, lugar que han abandonado la madre y los seis hermanos de Zheng por temor a represalias.


EFE/ PEKÍN /

Más noticias de Internacionales

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.