Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

28/10/12 - 07:52 Internacionales

Trabajadores blancos podrían decidir destino de Obama

Una combinación de votantes jóvenes, mujeres, afroestadounidenses e hispanos catapultó a Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos en 2008, pero los hombres blancos de la clase trabajadora podrían ser quienes decidan si permanece en la Casa Blanca.

WASHINGTON.- La coalición que potenció la histórica candidatura de Obama hace cuatro años aun apoya ampliamente al presidente, pero las preocupaciones sobre las perspectivas de empleo y el estancamiento de la economía han socavado aquel entusiasmo.

"Ha perdido apoyo, hasta cierto punto, en todo el espectro con la excepción de los hispanos y los afroestadounidenses", dijo a la AFP Scott Keeter, del Pew Research Center.

"La cuestión de si las diferentes partes de su coalición de 2008 aparecen en la misma proporción de hace cuatro años es vital y es algo que nadie puede responder en este momento", agregó.

Más de 95% de los electores afroestadounidenses votaron en 2008 por Obama. También ganó el voto hispano, que crece rápidamente, por un margen de 67% contra 31%.

Dos tercios de aquellos menores de 30 años votaron por Obama e inyectaron la energía de su campaña en Internet. También captó el 56% del voto femenino, comparado con el 51% logrado por el demócrata John Kerry en 2004.

El núcleo de apoyo a los candidatos republicanos a la presidencia proviene de votantes blancos preocupados por los impuestos y recelosos del gasto público, así como de conservadores religiosos que se oponen al matriminio homosexual y al aborto.

El aspirante republicano Mitt Romney, un multimillonario empresario, tiene un atractivo más amplio pese a la brutal elección primaria que lo forzó a inclinarse a la derecha en asuntos como la inmigración y temas sociales como el aborto.

"No depende únicamente de una base ideológica o una base conservadora cristiana para llegar al punto en el que está, cabeza a cabeza con el presidente", dijo Keeter.

Romney ostena una mínima mayoría sobre Obama en las encuestas a nivel nacional, pero el mandatario lo supera levemente en los estados indecisos, que serán clave para determinar la elección del 6 de noviembre.

Con los estados cruciales de Florida y Virginia muy vulnerables, el "cortafuegos" de Obama podrían terminar siendo los estados del medio-oeste que son abrumadoramente blancos, como Ohio (83,6%), Iowa (93%) y Wisconsin (88,4%).

Ohio es el gran premio del comicio, pues es de los tres el que cuenta con mayor cantidad de votos en el colegio electoral, y ambos candidatos estan enfrascados en una feroz batalla para conquistarlo.

Obama ganó Ohio en 2008 por un margen de 51,5% contra 46,9% para el entonces candidato republicano John McCain, gracias fundamentalmente al amplio apoyo de mujeres jóvenes, afroestadounidenses y otras minorías no blancas.

"Esta vez hay en Ohio un claro declive en el entusiasmo hacia el presidente entre estos grupos", dijo a la AFP el analista John Green, de la Universidad de Akron.

El exitoso rescate de Obama a la industria automotriz y la oposición de Romney al respecto son factores cruciales en Ohio, el segundo estado del país en lo que se refiere a trabajadores relacionados con esa industria después de Michigan.

Obama ha bombardeado el éter en Ohio todo el verano (boreal) con avisos que presentan a Romney como un despiadado pez gordo corporativo que exporta puestos de trabajo estadounidenses y que no le interesan los estadounidenses comunes y corrientes.

Pese a que Obama perdió el voto de los trabajadores blancos en 2008 por un margen de 18 puntos porcentuales, parece estar cortejándolos en Ohio como última línea de defensa.

"No sé si esa es realmente la estrategia de la campaña, pero la evidencia ciertamente encaja en ese patrón", dijo Green.

Los sondeos sugieren que los avisos publicitarios de Obama encontraron campo fértil en Ohio, donde el desempleo ha caído por debajo del promedio nacional y el ambiente económico ha mejorado bastante.

Una encuesta de ABC/Washington Post del viernes revela que Obama tiene un desempeño entre siete y 12 puntos superior entre los hombres blancos de Ohio respecto al nivel nacional.

Keeter consideró paradójico que la coalición que apoyó a Obama en 2008 esté flaqueando y que termine por asegurarse un segundo mandato con el voto de la clase trabajadora blanca.

Aún si los republicanos y Romney se benefician con la crisis económica y logran una inesperada victoria de atrás el 6 de noviembre, los expertos dicen que deberían tomar nota de los cambios en las tendencias demográficas en el largo plazo.

La base republicana de votantes blancos se está contrayendo, los blancos universitarios se inclinan cada vez más por los demócratas y el porcentaje de los estadounidenses que viven en zonas rurales socialmente conservadoras también disminuye.

La porción blanca del electorado -90% en 1976- cayó a 74% en 2008 y debería descender a 46% en 2050, mientras las minorías se convertirán en mayoría y casi un tercio de la población será de origen hispano.

AFP / ESTADOS UNIDOS

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.