Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

24/06/13 - 23:00 Internacionales

Reforma migratoria entra en semana decisiva en el Senado de EE.UU.

La reforma migratoria integral a debate en el Senado estadounidense entra este lunes en su semana decisiva, tras una propuesta republicana que duplicaría el número de agentes en la frontera con México.

WASHINGTON DC.- A cambio de una cuasi-militarización de la frontera, una mayoría bipartidista de los 100 senadores estadounidenses parece finalmente dispuesta a aceptar una vía para la legalización de 11 millones de inmigrantes sin papeles.

La enmienda de los senadores John Hoeven y Bob Corker endurecería visiblemente la vigilancia en los poco más de 3.000 kilómetros de frontera con México, empezando por la duplicación de los efectivos, de 21.000 policías a 42.000, además de completar otros 1.100 kilómetros de valla.

"La enmienda estipula que ningún inmigrante indocumentado puede pedir la residencia permanente legal hasta que hayan pasado como mínimo diez años y hasta que se logre éxito con cinco condiciones de seguridad", explicó la oficina de prensa de uno de los senadores más involucrados en la reforma, el republicano Marco Rubio.

Las empresas estadounidenses deberán aceptar un sistema obligatorio de verificación de identidad de los trabajadores y los extranjeros se verán sometidos a chequeos biométricos a la entrada y a la salida del país, entre esas cinco condiciones mencionadas.

La enmienda pretende aplacar las críticas de los sectores más conservadores del Partido Republicano, que es minoría en el Senado pero que controla la Cámara de Representantes, donde el éxito del proyecto de ley es incierto.

Del lado gubernamental, la reacción a esta nueva enmienda presentada el viernes fue cautamente positiva.

La enmienda "dedicará importantes recursos adicionales al robusto sistema de seguridad en la frontera" ya en vigor, reaccionó la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano.

Estados Unidos ha deportado cifras récord de indocumentados en los últimos cinco años, más de 1,2 millones, y la detención de inmigrantes ilegales en la frontera ha caído cerca de un 67% entre 2000 y 2010, según los cálculos independientes.

Los expertos resaltan, por otro lado, que en torno a un 40% de los once millones de ilegales se quedó en Estados Unidos tras vencer su visado.

"La solución no es echar más dinero", clamó uno de los senadores que se oponen a la reforma, Jeff Sessions (Alabama).

La duplicación de la Patrulla Fronteriza y el resto de las medidas, como el despliegue de 'drones', podría costar hasta 30.000 millones de dólares.

La experiencia de la última gran reforma migratoria, acometida en 1986, que se saldó con millones de nuevos ciudadanos, pero también con el incumplimiento de la vigilancia en la frontera, está presente en los debates de la cámara.

Pero la mayoría demócrata quiere que se vote este lunes el cierre de debates en torno a esta enmienda, para votarla previsiblemente a mediados de semana, y quizás la reforma por entero a finales de la misma.

"El proyecto de ley no es perfecto. Es una concesión. Nadie va a conseguir todo lo que quiere; ni los demócratas, ni los republicanos, ni yo", declaró el sábado el presidente Barack Obama en su alocución semanal.

POR AGENCIA AFP / ESTADOS UNIDOS

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.