Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

20/07/13 - 08:04 Internacionales

Partidarios de Mursi siguen movilizados en El Cairo

Los partidarios del presidente islamista derrocado Mohamed Mursi seguían con sus protestas este sábado en El Cairo, un día después de multitudinarias manifestaciones y de la muerte de tres mujeres en una provincia egipcia durante los enfrentamientos entre partidarios y detractores del exjefe del Estado.

EL CAIRO.-Las manifestaciones del viernes fueron las más importantes desde la formación, el martes, de un gobierno provisional.

Los Hermanos Musulmanes, el movimiento de Mursi, consideran ilegítimo al nuevo gobierno porque, según ellos, es el resultado de un golpe de Estado militar del 3 de julio, e insisten en que el presidente destituido había sido elegido democráticamente.

En las manifestaciones de El Cairo no se produjeron incidentes graves, pero en Mansura, en el delta del Nilo (norte), tres mujeres perdieron la vida y otras siete personas resultaron heridas por la noche en altercados entre partidarios y detractores de Mursi.

En El Cairo, las manifestaciones islamistas se concentraron en dos lugares que ocupan desde hace casi tres semanas: la mezquita Rabaa Al Adawiya, en las afueras de la capital, y las inmediaciones de la Universidad de El Cairo, más céntrica. Los islamistas instalaron en ellos tiendas de campaña, de las que todavía quedaban cientos este sábado por la mañana.

La jornada de protesta transcurrió bajo el lema de "acabar con el golpe de Estado", en alusión a la destitución por el ejército de Mursi, elegido en las primeras elecciones presidenciales democráticas de Egipto, en junio de 2012.

Los islamistas también se manifestaron en otras ciudades como Alejandría (norte). Y también lo hicieron los adversarios de Mursi, esta vez en un ambiente festivo. Acusan al expresidente de gobernar para su clan y de haber dejado el país en una recesión económica.

Las protestas del viernes desoyeron dos advertencias: la del presidente interino Adli Mansur, designado por el ejército, que había advertido la víspera que librará "la batalla de la seguridad hasta el final", frente a las movilizaciones callejeras; y la del ejército, que avisó que aquel que recurra a la violencia "pondrá en peligro su vida".

Desde que Mursi fue destituido han muerto más de cien personas en distintos actos violentos.

A día de hoy, el expresidente sigue detenido por el ejército y los Hermanos Musulmanes se niegan a negociar con las nuevas autoridades a pesar de sufrir una oleada de arrestos en sus filas.

El gobierno también se enfrenta a un grave deterioro de la seguridad en la península del Sinaí (este), donde están asentados varios grupos islamistas radicales.

El último episodio de violencia se remonta al viernes por la noche, cuando dos civiles perdieron la vida y otro resultó herido en un ataque con cohete contra un puesto de control del ejército en Al Arish, según los servicios de seguridad.

Los ataques, sobre todo a policías y militares, pero también a civiles, se han multiplicado desde el 3 de julio en esta región, donde el ejército ha reforzado su presencia.

POR AGENCIA AFP / EGIPTO

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.