Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

23/12/12 - 20:05 Internacionales

Egipto aprueba nueva Constitución en un referendo cuestionado por la oposición

Cerca de dos tercios de los votantes egipcios aprobaron una Constitución criticada por su tono islamista, según los resultados oficiosos de un referendo, cuestionado por la oposición que denuncia un fraude masivo y precedido por manifestaciones, en ocasiones, violentas.

EL CAIRO- Los resultados oficiales no se esperan hasta el lunes, pero los Hermanos Musulmanes, formación del presidente Mohamed Mursi, y los medios gubernamentales informaron de que el 64% de los votantes aprobó la Constitución al término de las dos fases del referéndum llevadas a cabo el 15 y el 22 de diciembre.

Según los islamistas, la tasa de participación se situó en torno al 32%.

"El pueblo egipcio continúa su camino hacia la finalización de la construcción de un Estado democrático moderno, después de haber pasado la página de la opresión", se felicitó en un comunicado el Partido de la Libertad y de la Justicia (PLJ), rama política de los Hermanos Musulmanes.

Las elecciones legislativas se celebrarán dos meses después de la adopción de la Constitución.

"Tendemos la mano a todos los partidos políticos y todas las fuerzas nacionales para dibujar juntos las líneas del tiempo venidero y espero que comencemos todos una nueva página", dijo en su cuenta de Twitter el presidente del PLJ, Saad el-Katatni.

Pero el Frente de Salvación Nacional (FSN), principal coalición de la oposición laica, anunció que cuestiona estos resultados, debidos, según él, "al fraude, a las violaciones y a las irregularidades".

El FSN "recurrirá el resultado de este referéndum" declaró durante una rueda de prensa uno de sus dirigentes, el nacionalista de izquierda Hamdeem Sabahi. Varias denuncias fueron presentadas ante la justicia.

"Nuestro combate es pacífico, queremos hacer caer una Constitución inválida argumentando irregularidades y una débil tasa de participación" (estimada oficiosamente en torno al 32%), declaró otro opositor, Amr Hamzawy.

En un comunicado, el FSN añadió que este referéndum "no es el fin del camino" sino "sólo una batalla" en el combate contra el poder del presidente Mursi.

La oposición, compuesta en su mayoría por movimientos de izquierda y liberales, considera que el texto abre la puerta a una interpretación rigurosa del islam y ofrece pocas garantías para algunas libertades.

El Frente, que exigía la anulación del referéndum, intentó presionar a Mursi con masivas manifestaciones antes de lanzar una encarnizada campaña de última hora a favor del "no".

La división del país en dos zonas de votación se llevó a cabo para hacer frente al boicot de los jueces encargados de supervisar el referéndum, enfrentados al presidente Mursi, al que acusan de socavar la independencia de la justicia.

Los resultados oficiosos se basan en las cifras proporcionadas por responsables de las oficinas electorales. La comisión electoral anunciará los resultados el lunes, según el diario gubernamental Al Ahram.

En Estados Unidos, la republicana Ileana Ros-Lehtinen, presidenta de la comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, calificó la votación de "derrota para el pueblo egipcio".

"No podemos celebrar el hecho de cambiar un régimen autoritario por una dictadura islamista", dijo en un comunicado antes del anuncio de los resultados.

La prensa egipcia reflejaba este domingo la división del país. "Egipto se dirige hacia la estabilidad", titulaba el diario oficial Al Akhbar, mientras que el independiente Al Masri Al Yom denunciaba "violaciones en masa".

La víspera de la segunda fase del referéndum, nuevos enfrentamientos estallaron en Alejandría (norte) entre partidarios y detractores del proyecto de Constitución, causando más de 60 heridos.

A principios de diciembre, ocho personas murieron y centenares resultaron heridas en enfrentamientos ocurridos en los alrededores del palacio presidencial en El Cairo.

El vicepresidente, Mahmud Mekki, cuya función no se menciona en la nueva Constitución, anunció el sábado su dimisión.

El sábado por la noche, la televisión estatal anunció y luego desmintió la dimisión, sin dar las razones, del gobernador del Banco Central.

Una vez que la Constitución sea ratificada, el Senado dominado por los islamistas recuperará el poder legislativo hasta la elección de una nueva Asamblea. La anterior, en la que los islamistas también eran mayoría, fue disuelta en junio.

POR AFP / Egipto

Más noticias de Internacionales

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.