Internacional

Socialistas reivindican victoria en Francia ante ultraderecha en comicio local

El gobernante Partido Socialista (PS) afirmó este domingo que ganó una importante elección local, al derrotar a la candidata del ultraderechista Frente Nacional (FN) en el primer reto electoral clave para el presidente francés, Francois Hollande, desde los atentados de enero pasado.

Por POR AGENNICA AFP

BENSANCON.- El Partido Socialista dijo a la AFP que su candidato Fréderic Barbier obtuvo entre un 51 y 52% de los votos en la segunda vuelta de los comicios en Doubs (este), considerados una prueba crucial para Hollande, cuya popularidad ha aumentado debido a su manejo de la grave crisis de los atentados.

Se trata del primer éxito registrado por el PS en una elección de este tipo en tres años, interrumpiendo así una serie fatídica de 13 derrotas en todas las elecciones parciales organizadas desde la llegada al poder del presidente Hollande en el 2012.

Según el PS, su candidato ganó a su adversaria FN Sophie Montel, quien le había ganado en la primera vuelta.

La líder del FN, Marine Le Pen, estimó no obstante que su partido era el "gran vencedor" de la legislativa parcial en Doubs, a pesar de reconocer la victoria del PS.

"Pienso que el PS ganó por la mínima, pero es el FN el gran vencedor de la elección", dijo Le Pen a la AFP.

Para el candidato socialista, "esta elección puede significar un cambio de tendencia en el quinquenio" en curso. Barbier pidió además "conservar el espíritu de unidad nacional alrededor de los valores de la República", surgido de la conmoción de los atentados de París.

Asimismo, el vencedor de la elección agradeció a los electores "de izquierda, y también a las fuerzas republicanas", en referencia a los votantes del partido conservador UMP, presidido por el expresidente Nicolas Sarkozy, cuyo candidato fue eliminado en la primera vuelta.

La dirección de la UMP se había dividido en torno a la actitud a adoptar, entre los partidarios de votar al socialista para detener al FN y quienes abogaban por la estrategia de "ni izquierda, ni extrema derecha". Al final se impuso oficialmente la segunda opción.

Sin embargo, para Le Pen, esta elección demuestra que los votantes de la UMP "no siguieron las consignas" de la formación.

Un éxito del FN habría ofrecido un tercer escaño de diputado al partido, uno de los ultraderechistas más importantes en Europa, cuando se acercan las elecciones departamentales de marzo en las que espera confirmar su auge.