Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

05/04/13 - 07:18 Internacionales

Violencia religiosa birmana se traslada a Indonesia y 8 budistas son asesinados

La violencia religiosa que sacude a Birmania se trasladó este viernes a Indonesia, con la masacre en un centro de retención de ocho budistas birmanos a manos de compatriotas musulmanes, furiosos con la violencia de la que son víctimas en Birmania.

MEDAN.-  Enfurecidos tras ver imágenes de los disturbios que tuvieron lugar entre musulmanes y budistas hace unas dos semanas en Birmania, unos veinte musulmanes refugiados en el centro de retención administrativa de Medan, en la isla indonesia de Sumatra (noroeste), atacaron a 11 budistas birmanos, indicó a la AFP el portavoz de la policía provincial, Heru Raden Prakoso.

"Ocho personas, todos budistas, fueron golpeados hasta la muerte con objetos contundentes el jueves por la noche. No se usaron armas blancas, sino trozos de madera extraídos de muebles", dijo el funcionario policial. Otras 15 personas resultaron heridas en el estallido de violencia, apuntó. La célula donde ocurrió la masacre estaba "cubierta de sangre, en los muros y en el piso", describieron fuentes policiales.

Entrevistado, uno de los tres sobrevivientes budistas evocó su terror. "Teníamos miedo. Pedimos al gobierno de Indonesia que nos trasladen inmediatamente a Birmania", declaró Kyawkyaw. La violencia estalló después de que circularon en el centro de retención fotografías sobre los choques violentos entre budistas y musulmanes en Birmania, que entre el 20 y el 22 de marzo dejaron un saldo de 43 muertos, indicó el director de policía local, Endro Kiswanto.

"Vieron fotografías de las violencias en Birmania, entre ellas edificios en llamas. Creemos que fue en ese momento que el conflicto estalló", explicó Kiswanto. Los 11 budistas eran los únicos no musulmanes entre los 117 refugiados e inmigrantes clandestinos birmanos que alberga este centro. Los once hombres habían sido detenidos hace un año por pesca ilegal en aguas indonesias. Sólo les quedaba por purgar un mes de su condena.

"No se trata de una altercación sino de una paliza", estimó Yusuf Umardani, responsable del cetro de detención. El Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) dijo "lamentar" el incidente, y pidió a Yakarta "que evite más violencias". Los musulmanes del centro de Medan forman parte de la comunidad rohingya, considerada por la ONU como una de las minorías más perseguidas del mundo.

Alrededor de 800.000 personas de la minoría musulmana rohingya habitan en Birmania, confinados en el Estado de Rakhine (oeste), en donde en 2012 enfrentamientos contra budistas dejaron más de 180 muertos y 125 mil desplazados. Más de 13 mil miembros de la comunidad rohingya han huido de las violencias según las Naciones Unidas.

Sin embargo, Tailandia indicó que después de haber acogido a más de seis mil birmanos en los últimos meses ya no aceptará a más birmanos, lo que obliga a los miembros de esta comunidad a buscar refugio en Indonesia.

Varios cientos han encontrado refugio en este archipiélago, sobre todo en la isla de Sumatra, donde rige un islam riguroso. Birmania vive una fase de reformas desde la salida de la junta militar hace dos años, pero las persistentes violencias reflejan una tensión preocupante entre budistas y musulmanes.

POR AGENCIA AFP / Indonesia

Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.